Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Un novio para mi mujer >

por 

2do PARCIAL DOMICILIARIO

Materia: Psicología, ética y derechos humanos

Alumna: Domínguez María Celeste

Profesor: Gervasio Noailles

Ayudante: Irene Cambra Badii

Comisión de trabajos prácticos: Nº 04

En el siguiente trabajo intentaremos analizar una singularidad en situación, atravesando el circuito de la responsabilidad, con su respectiva hipótesis clínica y la responsabilidad subjetiva, haciendo referencia a las nociones de necesidad y azar, culpa y responsabilidad teniendo en cuenta la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular y la moral de lo particular.
Para lograr los objetivos antes mencionados tomaremos una película de Juan Taratuto titulada “Un novio para mi mujer”.
Síntesis argumental:
Tenso, es un hombre que lleva años de casado son su mujer “la tana”, con la que atraviesa una "crisis matrimonial", el protagonista afirma que su mujer se ha vuelto malhumorada y desganada, indiferente hacia él y a la vida, ya que pasa sus horas encerrada en su casa y quejándose. Esto es motivo para que tenso decida separarse. El protagonista manifiesta miedo de comunicarle esta decisión a la tana y luego de ensayar varias veces el discurso, frente al espejo y con sus amigos, estos últimos, le recomiendan que visite al “cuervo flores”, personaje del barrio conocido por seducir mujeres y no fallar, de esta manera, tenso lograría su cometido, sin ser el quien hable con su mujer, ya que el cuervo la seduciría hasta que esta pierda el interés por tenso y decida ella, abandonarlo. El cuervo flores inicia su estrategia y sus primeros pasos de seducción con la mujer mencionada, para esto pide a tenso, que la ponga a circular, ya que él no podía “seducirla” en su propia casa. Tenso, teniendo en cuenta que su mujer es locutora, pide a su primo , quien tiene una radio, que le de trabajo, incluso se ofrece a pagar el sueldo de su mujer, a condición de que ella no se entere de que fue su marido quien pidió trabajo para ella, ni mucho menos que era el quien financiaba el proyecto. Tenso comienza a notar, un vuelco en la vida de la tana, la misma comienza a trabajar en la radio, se manifiesta más alegre, activa, sale y oculta a donde, pero se muestra contenta. (Tenso supone que sale con el cuervo).
Hasta aquí, las cosas marchan “viento en popa” para Tenso, su plan esta dando resultado, hasta que un día llega a su casa y encuentra a su mujer llorando, la misma le plantea “que esta confundida”, “que siente que se va a mandar una cagada y no quiere”. Ante esto él le pide que se quede tranquila, afirmando que el sabe lo que le esta pasando, dice “que todo va a terminar”, y le confiesa que fue él quien contrató al cuervo flores para que la seduzca, pero que le iba a pedir que pare. Ella, enojada y triste, se indigna por lo que hizo su marido, lo insulta y confiesa que no es del cuervo de quien esta “enganchada”, sino de un compañero de trabajo (primo de tenso) y dice a su marido que si lo que quería era separarse, le había salido bien porque ella ahora se quería separar. Tenso argumenta su acción diciendo que cree que lo hizo por un bien para la pareja, manifiesta estar arrepentido por lo que hizo e intenta retenerla. La tana se va y le devuelve el anillo de casados. En la ultima escena se encuentran los dos en la en la puerta del juzgado a minutos de firmar su divorcio. El juez se demora y ellos “hacen tiempo” en un bar cercano, comienzan a reír, y la tana mira a tenso y le dice (en otro tono del que venían hablando, más fuerte y firme): bueno…hablamos??…pero hablamos???”, tenso acepta sorprendido y ríe. Mientras sabe que se le paso la hora de firmar en el juzgado.(aparece una imagen, del juez llamándolos para firmar el divorcio y ellos no aparecen).

“Te deseo, aunque no lo sepa”

Tomando a C. Mosca adelantaremos que la responsabilidad interpela a un sujeto, éste último debe dar una respuesta acerca de su acto. La responsabilidad depende de la noción de sujeto que manejemos, será diferente si se trata del sujeto del derecho o del Sujeto del Inconsciente. La responsabilidad nos refiere a la singularidad de un Sujeto en acto (responsabilidad subjetiva).
El autor afirma: “El interés está puesto en la subjetivación de una acción, si es así ya no será una acción cualquiera, sino una que recae finalmente sobre el Sujeto, poniéndose éste en acto.”
Para hablar de la singularidad de un sujeto en acto, o singularidad en situación, debemos hacer referencia a los conceptos de acto ético, universal, singular y la moral como particular. Ariel define a la moral como, “la conducta de un sujeto social entre otros”, a esta definición agregaremos las siguientes palabras de Fariña “la pauta moral se corresponde con los sistemas particulares -culturales, históricos, de grupo- mientras que el horizonte ético (universal-singular), si bien puede soportarse en tales imaginarios, siempre lo excede”.
En el mismo texto, el autor refiere a lo particular del siguiente modo:”Lo particular es un efecto de grupo, un sistema de códigos compartidos”.
Para referirnos a lo universal y singular, citaremos a Lewkowicz :” El universal es (…)el hecho mismo de que para cada singular postulado, un algo singular lo obliga a ir mas allá de su aparente totalidad. La Singularidad es (…)la presencia de algo “incalificable” según el lenguaje de la situación. las singularidades solo son un modo de relación con la situación en la que irrumpen(…)El advenimiento de los singular suplementa el universo de lo existente”.
Según Fariña , “si lo universal- singular denota lo propio de la especie, lo particular será el soporte en que se realiza ese universal singular. ”
Ariel sostiene que la ética, es la posición del sujeto frente a su soledad, “frente a lo que está dispuesto a afirmar, afirmar y firmar del acto”, luego afirma que la ética desorganiza la moral, y no pretende suplantarla sino que la suplementa.
Por tanto aquí estamos hablando de un quiebre del horizonte particular-moral, a partir del advenimiento de la dimensión ética (universal-singular), que suplementa, que desborda el discurso previo.
Para desarrollar estos conceptos analizaremos el film, atravesando el circuito de la responsabilidad y su esquema de tres tiempos, para intentando seguir el camino de la determinación a la responsabilidad subjetiva.
Denominaremos al tiempo 1 “cuervo flores” en donde el personaje lleva a cabo una acción con determinados fines, suponiendo que su accionar se agotaría en los objetivos para los cuales fue concebido, nos referimos al momento en que tenso toma la decisión de separarse, contratando a alguien “que lo haga por él”, El protagonista pide al cuervo: .”Seduzca a mi mujer, no pare, hasta que ella se separe de mi”.
Por un lado, evidenciamos un acto que forma parte de su universo particular , encontramos un sujeto de lo moral de su época y su entorno, en donde se puede mencionar al “divorcio” como respuesta a una crisis matrimonial, como “moneda corriente” en los tiempos que corren, una moral también reflejada, en los amigos de tenso a la hora de incentivarlo para que se separe en comentarios del tipo: “hay que disfrutar la vida”, “si te separas vas a ser más libre”, “va a ser para bien”, esta última palabra refiere directamente al concepto de moral ubicada a partir de “lo bueno” o “lo malo”. D´amore hace referencia al sujeto jurídico, y plantea que el derecho sostiene que “todo sujeto es responsable de sus actos” y comenta que esta autonomía de responsabilidad a forjado la noción de sujeto joya , representado por la ley, por la legalidad del Estado al que pertenece, el sujeto joya, hace referencia al sujeto dueño y señor de sus actos.”. Hasta aquí podemos situar a nuestro protagonista, entra en las características recién mencionadas, como sujeto consciente, que ejecuta una acción, dueño y señor de sus actos, ubicado en el horizonte particular-moral.
Pasaremos ahora al tiempo 2 del circuito, tiempo que resignifica al tiempo uno, ya que este último no se agota en sus fines. (Tiempo 2 que abre la posibilidad de otro tiempo 3 : el de la responsabilidad subjetiva). Ubicaremos a este segundo tiempo en el film, como “confesiones” , nos referimos al diálogo que mantiene tenso con su mujer, momento, en donde ella le confiesa llorando que esta "enganchada con otro hombre", y ante la confesión de tenso acerca de la contratación del cuervo, ella responde que esta engancha con el primo y no con el cuervo e indignada, agrega :- te querias separar? te salio bien!
El se arrepiente e intenta retenerla, es aquí donde se evidencia que la acción emprendida en el tiempo 1, fue más allá de lo esperable. “Recibe de la realidad indicadores de que algo anduvo mal, Se siente interpelado por esos elementos disonantes. (Fariña) .
Aquí nuestro personaje, se encuentra interpelado por dicha situación y debe responder acerca de la primera....algo de esa diferencia entre tiempos le pertenece.
“Para los griegos, Necesidad era el nombre de la diosa que regía justamente aquellos sucesos ajenos a la voluntad humana. Las personas no somos responsables de todo lo que nos sucede. Hoy en día, hemos inventado un nombre cotidiano para designar aquello que va a ocurrir inexorablemente. Ese nombre es destino. (…)“También los griegos tenían una diosa Azar, que regía los eventos ajenos al orden humano, pero que escapaban a la égida de Necesidad. Otros nombres para Azar son “Suerte”, “Coincidencia” “Casualidad”, “Accidente”, (Fariña) .Situaremos a la responsabilidad subjetiva entre la necesidad y el azar.
Con respecto a esta ultima Mosca afirma “Responsabilidad: Otro nombre del Sujeto” (Ética. Un horizonte en quiebra) quien entiende que al azar en su elemento de incertidumbre y considera que el acto en el cual surge como efecto el Sujeto involucra al azar ya que sin este elemento nos seria imposible pensar la implicación subjetiva como un acto creador…”.
Si bien el azar esta involucrado, esta distancia entre los dos tiempos no es por azar ni por designo del destino, hay algo que tiene que ver con él (sujeto)…La responsabilidad se instala en la grieta entre necesidad y azar. (Fariña))
Teniendo en cuenta que estos últimos conceptos son ajenos a la voluntad del sujeto, podemos ubicar en el film entre la necesidad o destino ( que la tana se haya vuelto malhumorada y quejosa, que “no sea la misma de antes” para tenso y esto lo encuentre como motivo y necesidad de separarse ) y el azar de que él halla confesado lo del cuervo por “equivocación”, suponiendo que los dos hablaban de los mismo y que la tana por azar se halla “enganchado” con el primo, entre estas cuestiones entonces deberemos situar la responsabilidad subjetiva.
Esta última, según Fariña , alcanza al sujeto allí donde este no tiene consciencia de serlo, su registro imaginario se detendrá mucho antes, se trata de la culpa, se constituye así en el reverso de la responsabilidad. Cuando la responsabilidad del sujeto se halle ausente, aparecerá como sustituto, como contraparte el sentimiento de culpa. Por ello esta última vela, pero al mismo tiempo devela responsabilidad.
A través de las figuras de la culpa de tenso, como el arrepentimiento damos cuenta de la responsabilidad subjetiva que subyace a la situación que nos compete, recordemos que las figuras de la culpa, son el reverso de la responsabilidad subjetiva. Y la culpa obliga a responder.
La pregunta por la responsabilidad subjetiva no supone un cuestionamiento a la persona sino a la interpelación al sujeto. Se trata del deseo inconsciente (Fariña) ese es más allá, no calculado y menos… esperado.
Citando a D´amore diremos que :” la interpelación subjetiva se pone en marcha cuando la ley simbólica del deseo obliga a retornar sobre su acción, no hay deseo sin culpa, (..) el psicoanálisis retorna sobre la acción mas moral, más particular, favoreciendo la interpelación para la responsabilidad subjetiva.
La siguiente frase de tenso: -“creo que fue el fue por el bien de la pareja” nos conduciría a algo ligado al deseo del protagonista, una verdad de la que el nada sabe, ya que el manifestó otra intención con respecto a la contratación del cuervo y no era justamente para el bien de la pareja, aquí hay algo más, ligado a la responsabilidad subjetiva y el deseo, que intentaremos desarrollar.

El tiempo 2 de la interpelación, puede abrir un tiempo 3 de responsabilidad subjetiva que conduce al efecto sujeto, siguiendo a D´amore : “es una respuesta a la interpelación, en una dimensión ética, eso implica la noción de acto en la que el sujeto se produce, al hablar de efecto sujeto hablamos de acto y es ético porque es el acto en que se produce un sujeto de deseo inconsciente.” Con respecto al acto ético D´amore afirma: “un acto ético es un acto existencial, da existencia, la existencia crea el saber…viene a introducir un plus en el mundo, de otro modo seria un hecho común.”
A partir de un tiempo 3 , del surgimiento de un efecto no calculado, algo cambia, a diferencia de la responsabilidad moral aquí situamos a la responsabilidad subjetiva, “respuesta que suponga un cambio de posición del sujeto frente a sus circunstancias, una transformación en la cual el sujeto es el primer sorprendido.(…) El sujeto que adviene en el tiempo 3 no es el mismo que dejamos en el 1.(…) Sin embargo, como mocionamos anteriormente, es en la acción emprendida en un tiempo 1 donde el sujeto anticipa, sin saberlo, una verdad que se evidenciara sustancial para su existencia” (Fariña) . Adviene un sujeto dispuesto a abrirse a la incertidumbre. En su texto Mosca sostiene que :”responsabilidad es otro nombre del sujeto, esta es la cuestión central. irresponsable es el niño, o el insano o el obediente o todo aquel sometido a algún Otro, sea bajo la forma del azar, las determinaciones del destino o la autoridad”.
Es en este tiempo 3 donde situaremos la singularidad en situación.
Con respecto a la película podemos inferir un supuesto tiempo 3 ya que hay una escena inconclusa, un final como de dice habitualmente “abierto”. Pero tenemos algunos indicadores donde podremos situar este tercer tiempo. En la última escena Tenso, es el primer sorprendido, puede que él y su mujer vuelvan a estar juntos, o no, eso no lo sabemos, pero seguramente estén posicionados en “otro lugar” al aceptar hablar de manera dieferente (ante la pregunta y su propuesta de su mujer) a un primer momento en donde no solo no podía hablar con ella, sino que tampoco pudo decirle que se quiso separar. Se observa un tenso no tan “tenso” frente a su mujer, más relajado, abierto a la incertidumbre y a la palabra. Al finalizar la película, el protagonista formula un comentario en tono de “chiste”, pero comentario al fin en relación a empezar terapia de pareja. Reiteramos, no sabemos nada del destino de la pareja, pero de la primer situación en la que tenso decidió por los dos, a esta última en la que quizás hablen de otra manera y hagan terapia de pareja vemos implicado un cambio subjetivo, un efecto no calculado, referido la responsabilidad, un sujeto del inconsciente, una singularidad en situación (“situaciones para las cuales no existe en sentido estricto un conocimiento disponible, sino que es la situación misma la que funda el conocimiento, en la medida en que la redefine(…)cuya eficacia radica justamente en la ausencia de todo cálculo”). (Farina)

Para finalizar este trabajo intentaremos dar cuenta de la Hipotesis clinica, la cual adiciona algo del sujeto que no sabe de si mismo (teniendo en cuenta que del tiempo uno al dos, la distancia no se agota en necesidad ni azar, esa distancia alude a una determinación inconsciente y responsabilidad subjetiva). Es en la acción emprendida en tiempo 1 donde el sujeto anticipa, sin saberlo, una verdad que se evidenciara sustancial para su existencia.
Con respecto a tenso, podríamos decir que tal vez el obstáculo para enfrentar a su mujer y plantearle la decisión tomada en ese tiempo 1, no es solo el miedo a ella y a su “carácter fuerte”, sino el miedo a su propio deseo de hacerla objeto de su deseo, del cual el nada sabe. Pero podemos suponerlo a partir de que fue tenso quien “la puso a circular” y agotó los medios para que ella reaccione y vuelva a estar bien (como cuando la conoció), aquí podemos entrever como a partir del hecho de ponerla a circular, por pedido del cuerpo flores, lo que pone a circular tenso ( o su deseo inconsciente) es una serie de movimientos en donde ayuda a su mujer a estar mejor y esto es causa para tenso de un reavivamiento de su deseo hacia la tana.
Podemos suponer entonces que fue ese miedo y el desconocimiento de su origen, el que lo llevó a convocar a un tercero tal vez, “que lo haga por él”.
Agregaremos que quizás no solo por miedo a no acercarse a su deseo de que el otro devenga causa de su deseo, sino también por no acercarse a la pregunta estructural neurótica ¿qué soy yo para el otro?.
“El sujeto resulta efecto de la estructura y de sus componentes (cadena séte, demanda, fantasma, goce, defensa, pulsión, deseo).” (Mazzuca)
Schejtman , refiriéndose a la teoría lacaniana afirma: “La forma neurótica de la pregunta (…) es la pregunta no desplegada, no realizada.(...) la neurosis supone ya una respuesta anticipada”. Y agrega que “falta material simbólico para responder a esa pregunta”, luego aclara “que una posibiildad para no enfrentarse con ese agujero tiene que ver con la defensa” (…)”esa defensa consiste en no acercarse al lugar donde no hay respuesta a la pregunta” y menciona al fantasma como respuesta anticipada.(…)… Continua: “Cuando hablamos de la pregunta en tanto no desplegada, Lacan la formula en términos de ¿ “Che vuoi”? ¿qué me quiere? ¿qué soy para el deseo del otro?. Llegar a ese lugar angustia, ya que no hay significantes para responder”.(…) .En el mismo texto, Schetjman afirma que del encuentro siempre azaroso y singular para cada caso, con aquello que hace tambalear al la respuesta anticipada del neurótico, surge la “vacilación del fantasma”.
Con respecto a las respuestas anticipadas en cuanto a la pregunta neurótica en nuestra película podemos observar en las escenas que transcurren entre indiferencias y quejas de la tana para con tenso, éste último comenta:” no me mira” “no me toca” “ ni me contesta” , y eso se mantuvo, tal vez, como respuesta anticipada para no llegar a preguntarse que era él para ella. Pero… el inconsciente insiste, según Lacan.
Aludiendo a esto último D´amore afirma : “el deseo inconsciente-reprimible pero indestructible-sigue haciendo su jugada, iluminándose en cada acto”
Con respecto al ese otro al que va dirigida la pregunta Lacan comenta en su seminario 3 ” les hable del otro de la palabra en tanto el sujeto se reconoce en él y en él se hace reconocer. Ese es en la neurosis el elemento determinante”.
Para finalizar y reemitiéndonos al titulo del trabajo “te deseo aunque no lo sepa” Tomaremos una cita de Sauval , referida a un texto en que Lacan retoma la formula hegeliana "te amo, aunque tú no quieras y propone otra formula:
“ La otra fórmula, que propone Lacan, es : "yo te deseo, aunque no lo sepa", la cual sería irresistible, allí donde consiga hacerse oír, por inarticulable que sea (el deseo). ¿Por qué? ¿Qué le estaría diciendo al otro con esto?
Le estaría diciendo que "deseándolo, sin duda sin saberlo, siempre sin saberlo, lo tomo como el objeto para mí mismo desconocido de mi deseo. Es decir, en nuestra propia concepción del deseo, te identifico, a ti, a quien hablo, con el objeto que a ti mismo te falta. Tomando prestado este circuito obligado para alcanzar el objeto de mi deseo, realizo precisamente para el otro lo que él busca"…. El punto a subrayar aquí es que se desea en la medida que no se conoce su objeto, que no conoce el objeto que lo causa, que causa el deseo. Y esto es lo seductor.”

Bibliografía:

 Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. III. Eudeba, Buenos Aires.
 Michel Fariña, J. J.: El doble movimiento de la Ética contemporánea. Una ilustración cinematográfica. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos.
 Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos Aires.
 Gutiérrez, C. & Salomone, G. Z.: La responsabilidad profesional, entre la legislación y los principios éticos. En La nave, Año III, Nº 20, setiembre 1997
 Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
 Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
 D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Michel Fariña, J. J.: Responsabilidad: entre necesidad y azar.Ficha de la cátedra.
 Michel Fariña, J. J. The Truman show.Ficha de la cátedra.
 Lacan, Jaques seminario inedito(1958), El deseo y su interpretacion, en http://www.elortiba.org/lacan1.html
Lacan, J., El seminario. Libro 3: "Las psicosis", Paidós, Buenos Aires, 1984
 Schejtman, F., “Seminario: Las fantasías perversas de los neuróticos”. En Cizalla del cuerpo y del alma, Berggasse 19, Buenos Aires, 2009
 Schejtman, F., “Seminario: Histeria y Otro goce”. En Cizalla del cuerpo y del alma…, op. cit.
 Lacan, J., El seminario. Libro 5: “Las formaciones del inconsciente", Paidós, Buenos Aires, 1999,
 Michel Sauval . Notas y comentarios, Infinitud y determinación del deseo.Sesión del 21 de noviembre de 1962, en http://www.sauval.com
 Michel Fariña, J. J.: El doble movimiento de la Ética contemporánea. Una ilustración cinematográfica. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos.
 Lewkowicz, clase compilada por sus alumnos), 2004.
 Michel Fariña, J. J.: Lo universal- singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. III. Eudeba, Buenos Aires.
 Mazzuca, R., Schejtman, F. y Godoy, C., Cizalla del cuerpo y del alma (La neurosis de Freud a Lacan), op. cit., resto del libro.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: