Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Una noche en el museo >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología Ética y Derechos Humanos

Cátedra I, Fariña, Juan José Michel

Segundo parcial: “Una noche en el museo”

Alumna: López Corton, Maria Noel, LU: 260010760

Perla Laura Mariel, LU: 33546546

Comisión: 24

Profesora: Serúe Dora

Fecha de entrega: 26 de octubre

Sinapsis

“Una noche en el museo”

Larry Daley (Ben Stiller) es un soñador cuyas imaginativas ideas han fracasado, y debe conseguir un empleo. Acepta el trabajo de guardia de seguridad nocturno del museo de historia natural, de New York. Descubrirá que al acabar el día, comienza la verdadera aventura, cuando las bestias prehistóricas y los personajes históricos, cobran vida de forma mágica. Larry debe asegurarse que dichos personajes no se encuentren fuera del recinto al amanecer y debe encontrar la forma de recuperar el control del museo. El único que puede ayudarlo es Teddy Roosevelt (Robin Williams).
Enfrentado con la posibilidad de perder su empleo y decepcionar una vez más a su hijo Nick, Larry tiene que organizarse para salvar el museo, con la esperanza de convertirse en el audaz padre que siempre quiso ser. El hombre que se había pasado la vida esperando su momento de grandeza…acaba de tropezar con el.

El dilema de Larry
Larry se enfrenta a una situación dilemática cuando su ex mujer le manifiesta que debe conseguir un trabajo estable o no podrá ver más a su hijo Nick, quien también le demostrara inconformidad con respecto a su inestabilidad laboral y a las reiteradas mudanzas. Larry puede dar cuenta de esto cuando descubre que su hijo no le contó sobre la jornada escolar: “Un día en la profesión de mi papa”, porque realizo esta actividad con el marido de su madre, ya que lo considera exitoso en su trabajo y por lo tanto es un ejemplo a seguir.
De esta manera se le presentara a Larry el mismo dilema pero desde otra arista: conseguir un trabajo estable y ser exitoso en el, o no será admirado por su hijo. Este dilema lo interpela porque Larry ama a su hijo. Lo interpela en su función de padre (filiación distintiva del ser humano, por lo tanto universal) en tanto evidencia que no ha cumplido dicha función como el hijo esperaba, abriendo paso al tiempo dos del circuito de responsabilidad y generándole así, culpa por esta falta, por estar en deuda con su hijo. Esta culpa lo impulsa a buscar un trabajo estable, no relacionado con sus proyectos personales (frustrados). Larry consigue un empleo en el museo de historia natural.
A su vez el sentido de la culpa es jurídico, porque responde a la demanda del hijo y no a su deseo. El deseo de Larry no es ser éxito en un trabajo estable (en este caso ser guardia del museo), sino ser cuidador de su hijo, asumir su función paterna. Es por esto que en las situaciones donde no puede mantener el orden en el museo, la reacción de Larry es renunciar una y otra vez. Porque dichas situaciones representan “la insistencia con la que la interpelación se reedita, retornando cada vez sobre el objeto de elección, esa insistencia es fiel al deseo inconsciente en tanto no ha sido interpretado”
Entonces Larry seria un sujeto culpogeno, en tanto no habría implicación subjetiva sino responsabilidad moral, porque busca pagar una deuda, que se abre en función del demanda del otro (ex mujer e hijo), es decir de lo particular. De lo que determina el orden social, que un padre debe hacer.
Por otro lado se trata de moral, en tanto esta demanda determina las características que Larry debe cumplir para ser amado u odiado.
El tiempo uno será aquel en donde no se cuestiona su función como padre, tiempo anterior al día en que se encuentra con su ex mujer y esta le informa sobre lo sucedido en relación a la jornada escolar anteriormente mencionada.
En una de las tantas situaciones problemáticas que tiene que atravesar Larry, lo encierran en la tumba de una momia, buscara nuevamente la resolución de sus problemas en Roosvelt, es decir en otro. Así el universo particular que lo determinaba como guardia de seguridad del museo, se quiebra porque no lo utiliza para responder a esa problemática. Demostrando su destitución subjetiva respecto de su función.
Roosevelt se niega a ayudarlo, entonces Larry le recuerda que nunca podrá realizar aquello que este personaje histórico hizo. Nunca estará a la altura de este ideal. Sin embargo, Roosevelt marca su propia falta: “Yo no hice nada de todo eso, yo estoy hecho de cera. ¿Vos de que estas hecho?”
Esta frase, implica dos cuestiones: ya no hay un otro completo plausible de ser un ideal y se repetiría la interpelación (segundo tiempo del circuito de responsabilidad) manifestada en un principio por la ex mujer y el hijo, ya que podría entenderse que la pregunta haría referencia a qué tipo de padre es. A dicha interpelación, Larry no puede responder ni desde la figura de un ideal, ni desde su universo particular, ni desde su posición subjetiva (ser guardia de seguridad) tendrá que decidir sin socios .
A su vez, Larry no pronuncia palabra: “El silencio es aquello que permite el pasaje de creado a creador” .
Entonces se diferenciara esta interpelación, de la explicitada en el primer circuito de responsabilidad, debido a que Larry no responderá mediante una acción sino a través de un acto ético, en tanto tiene consecuencias para: Larry, su hijo y los otros personajes del museo, a quienes organiza para defender al mismo y así puedan seguir viviendo.
Larry hacia el final de la película es considerado y respetado como un líder, ya no es un fracasado, por lo tanto se produjo el tercer tiempo del circuito de responsabilidad, un efecto de singularidad, que implica una responsabilidad subjetiva, en tanto no se configura a partir de un sujeto autónomo, sino un sujeto del inconciente que no es dueño de su voluntad e intención: Larry no tenia como fin de su acción, convertirse en líder sino salvar a las criaturas que habitaban en el museo.
Se abre un universo nuevo, donde se resignifican elementos del universo anterior (chasquido que apaga la linterna).
Los personajes pertenecientes al museo ya no deben ser encerrados sino que conviven pacíficamente.
El hijo de Larry esta orgulloso del trabajo de su padre, tal es así, que lo invita a la escuela a participar de una de sus clases, para contar sobre su trabajo en el museo.
Por ultimo, el museo es visitado por un gran número de personas.

Necesidad
• Larry consigue el empleo en el museo de historia natural, sin que se le solicite cumplir ningún requisito para ello, convirtiéndose así, en una cuestión del destino.
• Lo único que puede dar vida a los personajes del museo es una tabla mágica, por lo tanto es una relación causa-efecto que Larry no puede modificar.

Azar
• El mono le roba y destruye el instructivo que le habían dado a Larry para poder realizar su tarea.
• Cuando los personajes del museo son vistos fuera de este y como consecuencia son filmados por canales de televisión.
• Encuentro de Larry con su hijo en la escalinata del museo, ya que Larry no sabia que su hijo estaba por allí.
• El hijo de Larry escucha cuando a su padre lo despiden del trabajo. Sin embargo la intención de Nick no era escuchar dicha conversación, sino mostrarle a sus amigos el trabajo de su padre.

Bibliografía:

• Ariel, A.: “La responsabilidad ante el aborto”. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la pagina Web de la Cátedra

• Calligaris, C.: “La seducción totalitaria”. En Psiché, 1987.

• D¨ Amore, O., “Responsabilidad y culpa”. En “La transmisión de la Ética. Clínica y deontología. Volumen I: Fundamentos”. Letra viva, 2006.

• Mosca, J.C., “Responsabilidad, otro nombre del sujeto”. En “Ética: un horizonte en quiebra”; Buenos Aires, Eudeba, 1998.

• Salomone, G. Z., “El sujeto dividido y la responsabilidad”. En “La transmisión de la Ética. clínica y deontología. Volumen I: Fundamentos”. Letra viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: