por 

Psicología, Ética y Derechos Humanos

Prof. Adj. Titular: Fariña Juan Jorge.

Cátedra I.

Fiora Natalia Paula.

L.U.: 32.359.7050.

Ayudante de trabajos prácticos: Kleinerman Lucila.

Comisión de Trabajos Prácticos: 3

Segundo Cuatrimestre - Año 2009.

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).

En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.

Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.

Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.

Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y -si resulta pertinente- el efecto particularista.

Título: Vanilla Sky
Año: 2001
Estados Unidos
Romance - Drama - Thriller

El protagonista masculino, David Aames, es un hombre atractivo de unos 30 años, muy exitoso, rico, y propietario de una importante empresa editorial. Tiene una vida rodeada de lujos, dinero y mujeres.
Durante la primera parte de la película mantiene un romance con Juliana, quien por su parte, creía tener una especie de relación amorosa estable y garantizada con David.
El día de su cumpleaños, a través de un amigo, conoce a Sofía, una madrileña estudiante de ballet, con la cual comienza un corto romance. Esta situación provoca los celos de Juliana.
Un mañana saliendo de la casa de Sofía, David se cruza con Juliana. Ella lo invita a subir a su auto, tras pensarlo unos minutos, decide hacerlo. En el viaje comienzan a hablar de ellos, y la mujer le confiesa llorando que esta enamorada de el y le dice que su felicidad es estar con el. Le pregunta que es lo que siente el, mientras que aumenta la velocidad del auto hasta terminar ocasionando un accidente por el cual ella pierde la vida, y David queda desfigurado.
Comienza a beber, a descuidar su trabajo, y en lo único que piensa es en Sofía. Cuando se decide ir a verla, ella lo abraza pero en forma evitativa le dice que va a confesarle sus sentimientos en otra vida, cuando ambos sean gatos.
Esa noche se encuentran en un boliche David, Sofía y el amigo que los presento. En un momento, cuando David vuelve del baño ve a Sofía y a su amigo bailando y hablando muy cerca.
Tras varias situaciones incomodas, Sofía decide retirarse de lugar. Los dos hombres la siguen, pero ella gritando, les dice que no quiere su compañía y se va corriendo. Los amigos comienzan a pelear hasta que David se queda solo en la calle y producto del alcohol se desmaya.
A la mañana siguiente, “de manera sorprendente”, todo comienza a cambiar. Sofía se queda a su lado, restablece su relación con su amigo, y se realiza una cirugía muy exitosa por la cual le reconstruyen totalmente la cara y queda igual que antes de sufrir el accidente.
Durante el transcurso de la película se muestran imágenes de David en una cárcel junto con un psicólogo, quien intenta ayudar al protagonista a recordar lo que había pasado en su vida.
Una mañana de repente Sofía parece haber desaparecido y en su lugar se le muestra el rostro de Julie, quien afirma por su parte ser Sofía. Comienza a golpearla fuertemente en la cara, hasta que ella logra escapar.
Gracias al abogado de la compañía Sofía no realiza demandas.
Unos días después, David vuelve a buscarla a Sofía, Ella lo perdona y terminan teniendo relaciones. De repente la cara de Julie vuelve a aparecer en el rostro de Sofía. Desesperado por esta situación, David la asfixia con la almohada.
Cuando puede recordar con la ayuda del psicólogo el asesinato de Sofía, en David comienzan a resonar otros hechos de su vida.
Recuerda que a partir de la mañana donde todo parecía haber cambiado mágicamente, el había decidido formar parte de un empresa llamada Life Extension que se dedicaba a congelar a la personas para que ellos mismos puedan decidir que sueño lucido tener. Recuerda en realidad, nunca volvió a estar con Sofía, ni su cara volvió a estar bien, sino que había decidido suicidarse para que esta empresa, tal como el lo había arreglado, lo induzcan a un sueño ideado por el donde todo era perfecto y tal cual el lo deseaba.
Tras escaparse de la cárcel, logra llegar a esta empresa, donde el asistente técnico le explica que tanto el asesinato de Sofía como otros acontecimientos que habían pasado (pesadillas, escenas de violencia de el contra Sofía) eran “fallas de su inconsciente”, y le explica que el tiene dos posibilidades: dejar que ellos arreglen estas fallas, o decidir despertar y vivir su vida de real. Le aclara que habían pasado muchos años desde que el había ingresado a la empresa, y que todos sus seres queridos ya habían fallecido.
En la terraza de la empresa, David decide despertar de su sueño lucido y como ultimo deseo aparece Sofía a quien abraza fuertemente. Se da media vuelta y se tira de la terraza. Como siguiente y última escena se escucha una mujer que dice “abre tus ojos”, mientras que David se logra despertar de su sueño lucido.

Para situarme en la temática de la responsabilidad es necesario plantear la deferencia entre responsabilidad subjetiva y responsabilidad jurídica:

La responsabilidad subjetiva se configura a partir de la noción de sujeto inconsciente; se trata de un sujeto no autónomo, siempre imputable, pero no en términos jurídicos ni morales, sino éticos. Po su parte a responsabilidad jurídica configura a un sujeto autónomo, conciente, imputable por definición, aquel que puede responder por sus actos. Es el sujeto de la voluntad y de la intención.

El presente trabajo tomará el personaje de David para plantear el recorrido del circuito de la responsabilidad subjetiva. Este se presenta en un esquema lógico de retroacción conformado por tres tiempos: un primer tiempo en el que el sujeto emprende una acción con determinado fin y entendiendo que se agota en el mismo. Puede pensarse este tiempo como síntoma ego sintónico, es decir como una solución de compromiso.
Se puede situar el tiempo uno cuando David decide ingresar a la empresa Life Extension en donde lo inducen en su sueño lúcido para vivir una “vida feliz” junto a Sofía. El decide ingresar a esta empresa con el único fin de no vivir más la realidad, de sumergirse por siempre en este sueño.

En el tiempo dos se observa un exceso en lo acontecido anteriormente, se sobreimprime al tiempo uno resignificándolo. Se puede ubicar como tiempo dos el momento donde logra recordar que él asesino a Sofía. David descubre que hay algo que fue más allá o más acá de lo esperado en el tiempo uno.
Recordar y admitir que el mató a Sofía lo hace ser responsable de las de las circunstancias que esta viviendo aunque no sean las que el decidió vivir en su sueño.
El tiempo dos supone una conmoción en el sujeto, y esto se puede observar en la cara de sorpresa de David, hay algo que se quebró y que hizo que surja la incertidumbre. Como lo explica D´Amore:” dado un tiempo dos, el de la interpelación, la ligadura al tiempo uno es ya una obligación a responder a esa interpelación. No hay forma de no responder, pues la interpelación exige una respuesta”

La Hipótesis clínica da cuenta de la ligazón entre ambos tiempos y permite establecer a qué debería responder el sujeto en términos de responsabilidad subjetiva. ………Considero que existe en David un sentimiento inconciente de venganza y de odio hacia Sofía, ubicándose esta como objeto ambivalente (de amor y odio). Teniendo en cuenta que después del accidente ella no quiso volver a estar con el, y que por tener un romance con ella, Julie, motivada por sus celos, causo el accidente, se puede mencionar que en su sueño lucido pudo actuar conforme a este sentimiento de odio.
Este sentimiento también lo podemos relacionar con la noche en que Sofía, David y quien los presento se encontraron en el boliche, Cuando los vio juntos, el protagonista, enojado decidió separarlos. Esta situación pudo haber despertado celos y sentimientos de odio hacia Sofía, quien no solo lo evitaba, si no que ahora también se mostraba muy cerca de su amigo.
Se puede observar que (en el sueño) sobre existen en David la pulsión de vida y de muerte ante su objeto de amor (Sofía): el Eros que tiende a la conservación de la vida, se puede ver en el cuidado y protección que le brindaba constantemente y, por otro lado, el Tánatos se puede ver en las dos escenas donde el la agrede: cuando la golpea y cuando la asfixia hasta matarla.
Es pertinente remarca que este es un sentimiento inconciente, que pertenece al sueño lucido, ya que durante la vida real nunca demostró ningún sentimiento, hostil, ni de odio hacia Sofía.
Es interesante preguntarnos por el lugar que ocupa Juliana en esta situación. El que David vea la cara de Juliana en vez de la de Sofía puede entenderse como una alucinación, y como una forma de justificarse y de no responder en términos subjetivos, en forma responsable. Decir que veía a Juliana en vez de Sofía, hace que se desentienda de sus sentimientos de odio hacia Sofía.
Puede plantearse también que al taparle la cara a Sofía a matarla, se juega una suerte de” ojos que no ven, corazón que no siente”, como una forma de no querer ver lo que esta haciendo.

Es interesante mencionar lo que plantea Freud respecto a los sueño, en su texto “La responsabilidad moral por el contenido de los sueño”.Explica que tanto en todos los sueños (también los de angustia) nos vemos comprometidos a responder, a hacernos cargo de algún modo por lo que soñamos: es decir que somos responsables de lo que soñamos, aun cuando no lo reconozcamos como propio.

Es pertinente señalar que David fue declarado responsable en sentido jurídico a penas cometió el asesinato de Sofía, y que por esta responsabilidad lo enceraron en una cárcel, pero ue responsable subjetivamente cuando recordó y acepto que el la había matado. Como lo explica Salomone: “Se configuran así dos campos: el de la verdad entendida en términos jurídicos, objetiva,…y el de la verdad del sujeto, que nos confronta a la dimensión de la responsabilidad subjetiva…”

La responsabilidad subjetiva es aquella que interpela al sujeto más allá de las fronteras del yo, ya que se asienta en la noción de sujeto del inconsciente. La misma puede ser ubicada en el límite, en la “grieta” entre el azar y la necesidad. El azar, es aquello impredecible que no se puede prever. Se lo puede ubicar en el hecho de que se hayan conocido Sofía y David. Es en forma azarosa, que el amigo de David llevo a Sofía a la fiesta. Pudo haberle pedido a otra amiga que lo acompañe. También resultar azaroso que sea David quien sobreviva al accidente y no Juliana
La dimensión de la necesidad se refiere a aquel destino inexorable del sujeto humano, y se puede ubicar en el momento donde se produce el accidente con el auto de Juliana. Necesariamente, en las condiciones en que manejaba Juliana y bajo los efectos de unos celos enfermizos, se produciría un accidente.

Por ultimo se plantea la existencia de un tiempo tres “que verifica la responsabilidad subjetiva, una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un significado” .
Este tiempo nos introduce un sujeto diferente, ya no al del tiempo uno. Es por eso que ubico como tiempo tres, el momento en que David decide saltar de la terraza, despertar así de su Sueño lucido y volver a vivir en el mundo real.
Vemos que en esta decisión hay un sujeto distinto al del tiempo uno, que se hace responsable y decide vivir una vida real. En el tiempo uno, vemos un sujeto, que huye, que no enfrenta su vida, sino que la evita y la cambia por un sueño. El sujeto del tiempo tres decide vivir su vida y enfrentarla. Es el sujeto de la renuncia, aquel que puede sustraerse a dormir en los signos de un guión ajeno y que enfrenta su existencia.

Bibliografía:

• D´Amore Oscar: “Responsabilidad subjetiva y culpa”, en “La transmisión de la ética clínica y deontología”. Volumen I. letra viva, Buenos Aires (2008)
• Salomone Gabriela: “Ética y responsabilidad”, en “La transmisión de la ética clínica y deontología”. Volumen I. letra viva, Buenos Aires (2008)
• Salomone Gabriela: “El sujeto dividido y la responsabilidad”, en “La transmisión de la ética clínica y deontología”. Volumen I. letra viva, Buenos Aires (2008).
• Salomone Gabriela: “ El sujeto autónomo y la responsabilidad” en La transmisión de la ética clínica y deontología”. Volumen I. letra viva, Buenos Aires (2008).
• Domínguez María Elena: “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis”, en “La transmisión de la ética clínica y deontología”. Volumen I. letra viva, Buenos Aires (2008)



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: