Inicio > Acceso Docentes > Curso de Verano 2011 > Verónika decide morir >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología
Psicología, Ética y Derechos Humanos
Cátedra I
Curso de verano 2011
Prof. Tit. Reg: Lic. Juan Jorge Michel Fariña
Comisión 2
Docente: Fernando Perez Ferreti
Segundo parcial domiciliario
Alumna: Lucila Eva Lussello
L.U: 329752670

Verónika decide morir

Para el desarrollo del presente trabajo elegí el film “Verónika decide morir”, que trata de una joven, Veronika, de 24 años que no está conforme con la vida que lleva, piensa que no está dispuesta a vivir como la sociedad lo hace, en palabras de ella: “Después de concluir que tengo depresión, me va a dar medicamentos, ¿cierto? Sé que cientos de personas los toman y están bien. En serio. Saldré de acá y volveré al trabajo con mis nuevos antidepresivos. Cenaré con mis padres y los convenceré de que volví a ser una persona normal, que no causa problemas. Y un día, un tipo me propondrá matrimonio. Será amable y mis padres estarán muy contentos”. Este recorte da cuenta de cómo ve la vida Verónika, como algo programado de antemano, que la tenés que vivir así, no existen posibilidades de cambiar las cosas, la ve como algo monótono a seguir, bajo la presión de conformar a los padres. Siguiendo con sus palabras “¿Nadie se da cuenta que todo el mundo se volvió loco?, ¿Por qué tenemos tanto miedo de ver las cosas como son? Consigna como éstas solo conseguirán desviar nuestra atención de las cosas que realmente importan, No hay otra salida. Quiero que las personas sepan que preferí suicidarme antes que ser parte de la locura colectiva del mundo en que vivimos. Ese no es el mundo real. Adiós”. Aparentemente Verónika tiene todo, un trabajo remunerado, una familia que la quiere, es una chica linda, vive sola en un departamento, sin embargo no es feliz, algo le falta. Por lo que decide suicidarse, pero entra en juego el azar, que tiene que ver con la incertidumbre, lo casual, lo accidental, lo fortuito, lo que no se puede calcular porque es ajeno a la decisión, al deseo y a la voluntad del sujeto, el intento falla por que cuando ella está tirada esperando a que las pastillas le hagan efecto, le tocan la puerta, alguien se da cuenta de lo que está sucediendo, la abren y llaman a emergencia. Cuando se despierta, está en una clínica neuropsiquiátrica. En la cual le informan que le quedan pocas semanas de vida, por que con el intento de suicidio, el corazón se le paro y sufrió consecuencias irreversibles. No sabe cómo le va a contar a los padres esto y, cuando la van a visitar a la clínica, no los quiere ver, dice que no los puede ver. En ambas escenas, Verónika se angustia mucho, no sabe cómo va a enfrentar la situación. Por otra parte, la madre es una mujer que no la sabe escuchar y se fija mucho en que Verónika sea una persona “normal”, tomando una frase de la misma “Doctor ¿Cómo hará para que se mejore? Quiero decir ¿Para que sea otra vez normal?”. El padre por su lado, esta entre saber escucharla y querer que sea como la madre dice. Se preocupa por que vuelva a vivir con ellos, una vez que salga de la clínica, y por otro se entromete en lo que Veronika no quiere. La obligaron a estudiar una carrera tradicional para que nunca le faltara un empleo bien remunerado, cuando Veronika lo que quería estudiar era piano. Veronika se refiere a ellos hablando con el Director de la clínica “(…) Y odio a mis padres por gastar hasta el último centavo para mantenerme en este zoológico. ¡Que Dios no quiera, deberían vivir sus propias vidas por un momento! ¿Para eso fue que vinieron? ¿Para ser igual a todo el mundo? Y odio a los idiotas que trabajan en mi oficina, que creen que el dinero los hace mejores. Y odio, mas que todo, a los zombies del metro que olvidaron sus sueños o el hecho de que alguna vez los tuvieron”
Teniendo en cuenta que la necesidad es aquello sobre lo que el hombre no puede incidir, lo forzoso, lo riguroso, lo inflexible, la ubicare en el hecho de haber nacido en esa familia siendo mujer. La posición frente a la femineidad está ubicada dentro de lo universal, esto universal está unido a lo singular, porque puede tomar distintas formas de acuerdo a la singularidad de cada sujeto. En el caso de Veronika, le hace velar la falta, por lo que decide suicidarse. Es decir, que el suicidio es lo universal. En lo particular tomado como código que regula las situaciones, particular de una época y de un tiempo determinado, aquello que ubicaré es el sistema hospitalario al que esta sometida, ya que frente al intento de suicidio, la internan para que se cure y no corra riego su vida.
Tomando como partida del presente trabajo el tiempo 2, como aquello que la interpela a Verónika, es la escena en que el Director de la clínica le informa que los padres están afuera, esperando entrar, a lo que ella agrega que no los puede ver. Responde a esta situación con mucha angustia, culpa, pero culpa no estructural, sino culpa como figura de la culpa y con vergüenza de ser vista por los padres, lo que sería una figura de la culpa también, no se puede confrontar con los padres, ya que no está a la altura de las exigencias de los mismos. Verónika cree que los padres van a sentir el intento de suicidio como una decepción, como un fracaso. También responde mediante el mecanismo de la proyección al atribuir a los otros algo que le pasa en verdad a ella: “¡Que Dios no quiera, deberían vivir sus propias vidas por un momento! ¿Para eso fue que vinieron? ¿Para ser igual a todo el mundo? Y odio a los idiotas que trabajan en mi oficina, que creen que el dinero los hace mejores. Y odio, más que todo, a los zombies del metro que olvidaron sus sueños o el hecho de que alguna vez los tuvieron”. En realidad es ella quien perdió sus sueños, la que vive pensando en los demás, la que no puede ser como todos los otros, la que no puede vivir su vida, pensando en lo que los padres pretenden de ella. Se podría pensar también como otra figura de la culpa el remordimiento, el sentirse mal por el hecho de no haber pensado en las consecuencias que les traería a los padres la muerte de ella, se siente una mala persona.
Estas figuras de la culpa, hace que el circuito se cierre y no haya una tiempo 3, el tiempo de la responsabilidad subjetiva, donde existe un efecto sujeto.
Frente a la condición de ser mujer y no cumplir con lo que a los padres le gustaría que sea, ya que algo le falta tanto a la protagonista como a los padres, por que es la hija quien viene a obturar, a tapar la falta de la pareja, Verónika toma como respuesta frente a esto, el intento de suicidio, que está ubicado en un tiempo 1, que es resignificado por el tiempo 2. Es decir, ella es una chica que pareciera que no le falta nada para ser feliz, sin embargo, intenta suicidarse, ¿Qué es lo que le falta? A partir del film, se puede inferir que el intento de suicidio es un llamado de atención, para que los padres la escuchen, mas allá de las pretensiones de ellos para con ella, poder saber lo que Verónika quiere para su vida. Citaré la conversación que tuvieron en el encuentro en la clínica, para mostrar una escena donde se ve claro lo dicho:
Verónika: “Papá, ¿Cuánto estás pagando por este lugar?”
Padre: “¿Qué?, Nada, olvídalo. Lo más importante ahora es tu salud. Claro que seria mejor si te quedaras en casa y descansaras, pero… Este lugar vale la pena. Viniendo para acá noté que tiene un lindo piano”
Médico: “¿Tocas el piano?
Verónika: “No”.
Padre: “Si, doctor”.
Madre: “Ella tocaba muy bonito, Moozart, Bach.
Padre: “Todos sus profesores decían que era talentosa”.
Verónika: “No importa… Ya no toco. No es nada”.
Madre: “Hasta se gano una beca de Juilliard. Pero creímos que lo mejor era que estudiara una carrera tradicional para que…”.
Padre: “Para que nunca le faltara un empleo bien remunerado”.
Verónika: “¿Podemos para de hablar de eso, por favor?”.
Madre: “Solo queremos que seas feliz”.
Verónika: “¿Podemos parar? Perdonen”.
Padre: “Esta bien cariño. Está bien. Está bien.”.
Verónika “Lo siento”.
Doctor: “Verónika, ¿No hay algo que quieras decir mientras tus padres estén aquí?
Verónika: “No”.
Por último, el desenlace del film radica en que Verónika se escapa de la clínica neuropsiquiátrica junto con Edward, un joven que estaba internado hace ya varios años, abandonado por su familia. El joven desde que sufrió un accidente, en el cual se murió la novia y del cual se siente culpable, decide no hablar con nadie. Sin embargo, a lo largo de la estadía de Verónika en la clínica, se fueron acercando, empezaron a establecer una relación por la cual decidieron alejarse de todo e irse juntos. En ésta escena se observa cómo la protagonista cambia su concepción acerca de la vida, antes no le encontraba sentido y ahora tiene muchas ganas de vivir, más al saber que le quedan pocas semanas, disfruta cada día como si fuese el último. A pesar de ello, en Verónika no hay cambio de posición subjetiva, no existe efecto sujeto, por lo cual no hay tiempo 3. Ello debido a que Edward es el que le da sentido a su vida, no es ella que cambia de posición.
Tomando como punto de partida el circuito de la responsabilidad, la situación propuesta en el presente trabajo respecto a Verónika discierne en algunos puntos con la situación de Ibbieta y en otros se asemejan. Si bien en ambas hay tiempo 1, un tiempo donde el sujeto sabe lo que hace y dice, un tiempo donde hay una acción con un determinado fin que el sujeto cree que se agota en ese fin y, tiempo 2, tiempo de la interrogación, de la perplejidad, de la interpelación que resignifica al tiempo 1, en Ibbieta al haber responsabilidad subjetiva hay un tiempo 3, tiempo de admiración, un tiempo donde se produce el efecto sujeto, donde hay un cambio de posición subjetiva, que a lo largo del presente trabajo se ve que en Verónika no lo hay.

Bibliografía
- Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos Aires
- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
- Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cáp. III. Eudeba, Buenos Aires.
- Michel Fariña, J. (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (Cáp. II); Lo universal-singular como horizonte de la ética. (Cáp. IV). El interés ético de la tragedia (Cáp. V). Del acto ético (Cáp. VI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
- Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

- Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- http://peliculas.konowar.com/veronika-decide-morir/



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: