Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Volver al futuro I >

por 

Segundo parcial domiciliario
Psicología Ética y Derechos Humanos
Cátedra 1

Docente: Ana Corinaldesi
Coayudante: Irene Cambra Badii
Alumna: Silvina Rey
LU: 290438180
Comision 5
2 Cuatrimestre 2010

Para la realización del presente trabajo tomaré de la película “Volver al futuro I” el personaje de Marty McFly.
Marty McFly viaje en el tiempo al año 1955 gracias a una máquina del tiempo inventada por un científico llamado “Doc” Emmett Brown.
Una vez en 1955, luego de pasar por ciertas situaciones que lo hacen corroborar que se encuentra en el pasado, Marty ingresa a una cafetería para realizar un llamado telefónico que resulta infructuoso. Toma asiento en la barra del lugar dándose cuenta luego que la persona que se encuentra sentada a su lado es su padre adolescente. Cuando éste último sale de la cafetería Marty lo persigue para ser testigo de una escena que había escuchado muchas veces de boca de su madre: su padre adolescente se encuentra en el medio de la calle a punto de ser atropellado.
Considero que en este punto Marty McFly toma una decisión comparable a la de Ibbietta, el personaje del cuento El muro ya que a ambos se les plantea un dilema ético. En el caso de Ibbietta el dilema consiste en elegir entre su vida y la de Ramón Gris. En el caso de Marty lo podríamos plantear en términos de salvar la vida de su padre o dejar que lo atropellen.
En esos segundos Marty decide salvar la vida de su padre empujándolo y siendo el propio Marty atropellado por el auto que más tarde se dará cuanta es el auto de su abuelo.
A partir de aquí siguen distintas situaciones, pero aquella que resulta útil para proseguir este análisis es en la que el personaje del “Doc” Emmett Brown del pasado le recomienda a Marty quedarse encerrado en su casa sin tener contacto con las personas de 1955 para, de esta manera, no modificar el futuro. En ese momento Marty se da cuenta que ya era tarde para el aviso: ya había tenido contacto con su madre y su padre adolescentes. Una foto le demuestra como este hecho ya ha empezado a tener efectos: la imagen de su hermano está empezando a desaparecer.
Podríamos ubicar en este punto el tiempo de la interpelación en el circuito de la responsabilidad, el tiempo 2. Este tiempo de la interpelación resignifica el tiempo 1 a través de la culpa: al evitar que su padre adolescente sea atropellado ha evitado que comience la historia de amor entre su padre y su madre poniendo en peligro la existencia de su familia e incluso su propia existencia.
La culpa hace que Marty McFly retorne sobre la acción por la que debe responder. En este caso se podría decir que las respuestas en lugar de implicar una apertura el recorrido vuelve sobre los elementos disonantes para realizar un cierre del circuito.
En el caso de Marty McFly se podría decir que responde mediante la intelectualización, donde el razonamiento se utiliza para bloquear la confrontación con un conflicto inconsciente y la emoción asociada. Marty racionaliza que mediante su acción ha modificado el futuro y debe recomponerlo.
Busca mediante la razón maneras de solucionar aquello que generó mediante su acto. Una de las primeras maneras de solucionarlo que encuentra es darle consejos a su padre adolescente para poder conquistar a su madre adolescente. Su padre se anima a hablarle a la joven en la cafetería, la joven parecería prestarle atención hasta que entra en escena otro personaje Biff Tannen, quien humilla al padre adolescente delante de todos. En este momento Marty McFly defiende heroicamente a su padre logrando nuevamente que su madre no se enamore de su padre sino que siga pendiente de Marty, enamorándose de él.
La foto que Marty tiene de él y de sus hermanos continúa interpelándolo, en la misma su hermano ya ha desaparecido y ahora es su hermana quien comienza a desaparecer. Por lo que continúa siendo obligado a responder. Por esto se podría decir que el circuito se ha cerrado en la intelectualización.
Marty McFly ante la interpelación se responsabiliza moralmente e intenta volver a enmendar el acto realizado. Realiza un plan con su padre adolescente el cual consiste en que Marty invitará a su madre adolescente a un baile y será el padre quien salve a la joven de una situación que Marty imagina que su madre la sentirá como peligrosa.
Teniendo en cuenta las figuras de culpa que aparecen en este circuito de responsabilidad, podríamos considerar mociones inconscientes que propiciaron la acción. En este caso podríamos dar cuenta de cómo el propósito inconsciente surge a pesar de las intenciones conscientes de limitarlos. Constantemente Marty McFly intenta conscientemente enmendar la situación sin embargo sus acciones no recorren ese camino.
Se podría considerar que el propósito inconsciente en este caso estaría asociado a ocupar el lugar del padre (se lo podría considerar como hipótesis clínica): Marty McFly ocupa el lugar del padre en el inicio de la historia de amor, en el momento en que él sabía sus padres debían conocerse, cuando su madre adolescente estaría prestándole atención a su padre en la cafetería Marty llama la atención de ella, incluso es Marty quien lleva a su madre al baile y no su padre como debería haber sido.
En esta última escena es su madre quien comenta que algo no está bien en la situación. Si bien Marty parecería incómodo con la situación, su madre es quien marca el límite diciéndole que al besarlo algo raro sucedía (como si estuviera besando a su hermano)
En este caso no se podría detectar un tiempo 3, donde el personaje elegido realice una respuesta en que se advierta un cambio de posición. Es su madre quien pone primero un límite diciendo que hay algo allí que no está bien, y luego es su padre, sin necesidad de la ayuda de Marty, quien conquista a la joven posibilitándole a Marty la salida exogámica, y en consecuencia, posibilitando su existencia y la de su familia

BIBLIOGRAFIA

D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires
Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: