por 

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Psicología

2° Parcial domiciliario

Psicología, Ética y Derechos Humanos, Cátedra I

Profesora: Mariana Pacheco

Comisión: 20. Jueves de 11 a 12.30hs.

Alumnos: Andrés Aledda LU: 29751689/0 andresaledda@hotmail.com
Romina Venosa LU: 32318035/0 rominasv86@yahoo.com.ar

Fecha de entrega: 28/10/2010

Cuatrimestre: 2/2010

“XXY”
Síntesis argumental:
La trama de la película se desarrolla en un pueblo en las afueras de Uruguay, donde vive una familia de origen argentino que convive con una problemática particular: su hija Alex es hermafrodita. La historia transcurre a partir de la visita de una amiga de la mamá de Alex (Suli) y su marido, un reconocido cirujano plástico interesado en conocer a Alex y concretar la operación que tendrá como finalidad que Alex tenga un solo órgano sexual, el femenino. A los pocos días de la estadía en el lugar, Alex y Álvaro, hijo de la pareja en cuestión, mantienen relaciones sexuales por primera vez. El tema de la sexualidad de Alex es de gran importancia para su familia; mantener el secreto respecto de la particularidad de su hija los llevó inclusive a irse del país para evitar que la realidad trascienda y que puedan surgir comentarios al respecto. Si bien el deseo de Suli es operar a Alex, el de Kraken (su padre) es dejar que ella misma elija, tanto su inclinación sexual, como el deseo de ser operada o no. La línea argumental de la película gira en torno a esta problemática.
Dos acontecimientos son importantes a lo largo de la misma. El primero tiene que ver con el hecho de que Alex le confiesa a su mejor amigo, Bando, el secreto acerca de que posee ambos órganos sexuales, intimidad que éste no tarda en divulgar, ocasionando una pelea entre los adolescentes y también una discusión entre sus respectivos padres. El segundo hecho a destacar es que una tarde mientras Alex caminaba por la playa, un grupo de jóvenes intenta abusar de ella con la excusa de confirmar si la joven poseía o no los dos sexos, como se decía entre la gente del pueblo.
Hacia el final, y en respuesta a la propuesta de su padre acerca de hacer la denuncia sobre los sucesos de esa tarde (destacando que si este hecho se concreta se enterarían todos), Alex toma la decisión de que así sea, y que tampoco se operará ni tomará más medicamentos.

Desarrollo
El personaje de Alex es el elegido para el presente trabajo. El motivo de nuestra elección radica en que consideramos que dicho personaje toma una decisión que cambia el rumbo de su vida. Ella deja de tomar las pastillas que evitan que los rasgos masculinos salgan a la luz, como una forma de cambiar su posición subjetiva, dejando de lado la sostenida hasta el momento, y actuando acorde a su deseo. Alex ya no responderá a lo que su madre y los médicos le intentan imponer, sino que es ella quien tomará el poder de decidir acerca de cómo continuar con su vida y sobre sus propios actos, aceptando las consecuencias que esto trae aparejado, tomando posición como sujeto de deseo.

El Circuito de la responsabilidad propuesto para la situación es el siguiente:
T1: Alex le confiesa a su mejor amigo Bando su condición.
T2: Se divulga en el pueblo que Alex posee los dos sexos. (Interpelación)
T3: Alex deja de tomar las pastillas. El “Que se enteren todos” sostiene su discurso.
HC: Contraposición entre mantener el secreto y “que todos se enteren”.

Al comenzar la película nos enteramos que Alex le había confesado a Bando, su mejor amigo, que poseía los dos sexos, y que éste, no respetando el secreto, se había encargado de divulgarlo entre algunas personas de su entorno. Ubicamos este hecho como Tiempo 1, ya que así como todas las personas queridas del entorno de Alex saben la verdad, ella considera que su amigo también debería saberlo, y confiando en su buena voluntad de no revelar este secreto se lo confiesa. Hasta aquí podríamos decir que todo se desarrolla acorde al universo de discurso planteado desde un primer momento. Alex posee los dos sexos y el hermetismo al respecto se mantiene entre su entorno.
Como Tiempo 2 ubicamos el hecho de la divulgación entre las personas del pueblo de la condición sexual de Alex. Este suceso viene a romper con el universo de discurso predominante hasta el momento. Alex se basó en la confianza que la unía a su amigo Bando, y sin embargo, éste la defraudo contando un secreto que debía guardar, desplegándose así un exceso en el Universo existente hasta el momento. Este quiebre interpela a Alex, planteándole un interrogante acerca de su vida misma, lo cual la obliga a tomar una posición, a responder. A partir de la divulgación del secreto las cosas no serán iguales para Alex. Esta interpelación genera un movimiento en ella que la obliga a tomar una posición respecto de su situación actual. De esta manera, el tiempo 1 se resignifica, y el hecho de mantener en secreto su situación adquiere otro sentido, el que le dará Alex con su respuesta a la interpelación.
La respuesta de Alex, la cual ubicamos dentro del circuito como Tiempo 3, podría pensarse como una respuesta acorde a su deseo. Alex deja de tomar las pastillas. El hecho de que Alex tome una posición acorde con su deseo se puede observar a lo largo de varias situaciones presentadas en la película en las cuales la protagonista deja de manifiesto su condición ante los demás (Un ejemplo de esto se observa cuando Alex responde a la pregunta de Álvaro acerca de qué son los corticoides: ”Son para que no me crezca la barba”), demostrando que en realidad su deseo no implica mantener el ocultamiento, sino sacar a la luz la verdad y poder así desplegarse como sujeto acorde a su deseo. Creemos que Alex deja de tomar las pastillas como una forma de responder a su deseo de elegir acerca del destino de su sexualidad. Pensamos que el deseo de Alex está del lado de querer ser como es, de que las cosas sigan siendo iguales sin tener que elegir entre una u otra forma de sexualidad, planteándoselo inclusive a su padre hacia el final de la película. A partir de su respuesta a la interpelación Alex logra posicionarse como sujeto de deseo, cambiando su posición subjetiva, decidiendo acerca de lo que ella misma quiere ser, dejando de lado los discursos que la rodean y ubicándose en una posición en la cual su deseo es válido.
No tenemos la seguridad de afirmar que Alex desea optar por ser hombre, pero recortamos varios indicadores que dan cuenta de actitudes en las cuales ella se coloca en una posición activa, como ser: tomar una posición masculina a la hora de tener relaciones sexuales, así como proponerle a Álvaro acostarse con ella, entre otras. Al afirmar que su deseo gira en torno a que las cosas sigan siendo como son, nos basamos en las propias palabras de la protagonista en una de las últimas escenas del film.
La hipótesis clínica corresponde a que Alex desea que todos se enteren de su condición, es decir, de que posee ambos sexos. Esta gira en torno al hecho de la contradicción que se presenta entre el verdadero deseo de Alex de que todos se enteren de la verdad y el hecho de reaccionar negativamente golpeando a su amigo Bando por no haber guardado el secreto y “haberla traicionado”, según sus palabras. Es así como podemos justificar que esta hipótesis viene a contraponerse a lo que el yo hubiese afirmado en el tiempo 1; es decir, allí la protagonista actúa acorde al discurso de que su situación sea un secreto, mientras que su verdadero deseo es “que todos se enteren”, lo cual demuestra más adelante.

Podríamos ubicar como un elemento del Azar que Bando haya develado el secreto, y por lo tanto que algunos se hayan enterado de la verdad acerca de lo que Alex esconde. Si este suceso no hubiese ocurrido no sabemos cómo se hubiesen desencadenado los hechos futuros.
El indicador de Necesidad que encontramos en la película fue la frase que el padre de Alex pronuncia al enterarse de que su hija había mantenido relaciones sexuales con Álvaro, el hijo de la pareja invitada. “Le rompió el c… al hijo de tus invitados, si no era este pibe iba a ser cualquier otro”. Con esta enunciación el padre de Alex deja de manifiesto lo inexorable de la situación, como algo que no se podía evitar, y que iba a ocurrir de una u otra forma en cualquier momento. El orden de necesidad podría estar dado por el despertar sexual de Alex, el cual iba a ocurrir de manera inminente, no habiendo forma de evitarlo. Las palabras del papá de Alex establecen una relación directa entre causa y efecto, marcando este hecho como algo inevitable debido al despertar sexual de su hija.
Así como está planteado en el texto de Fariña, donde éste establece que Ibbieta es responsable de haber hablado , en este caso Alex también lo es por el mismo motivo, fue ella quien habló con Bando, quedando librado al azar que éste mantenga o no el secreto. Teniendo en cuenta la confianza que le tenía, era improbable que Bando hable, pero no imposible.

Considerando los conceptos de responsabilidad subjetiva y culpa podemos pensar la situación de Alex de la siguiente manera.
La respuesta de Alex que fue presentada anteriormente como Tiempo 3 es la forma en que ésta se posiciona frente a la responsabilidad. Consideramos según la teoría que no hay responsabilidad subjetiva sin culpa . Es a través de la culpa como el Tiempo 1 aparece resignificado en el caso de Alex, a través de la respuesta a la interpelación. Podríamos pensar que el hecho de que se haya divulgado en el pueblo el secreto (Tiempo 2) podría hacer reflexionar a Alex y quizás plantearse, resignificando el Tiempo 1, “¿Para qué hablé?”. Es la culpa asociada a la responsabilidad subjetiva la que obliga a Alex a dar una respuesta respecto de aquello que la interpela (Tiempo 3), la obliga a repensar su acción. Es a partir de estos dos elementos, como Alex debe afrontar la situación y dar una respuesta. Alex es culpable en el sentido de que es responsable por haberle contado a Bando su secreto. El sujeto de la responsabilidad subjetiva es el sujeto del acto, y es en el acto de hablar en el que podríamos ubicar dicha responsabilidad en este caso. Si bien Alex es responsable de haberle confesado a Bando su condición no es responsable de que éste lo haya divulgado, ya que este hecho puede ser ubicado como una cuestión del azar, como fue explicado anteriormente.
Finalmente, teniendo en cuenta el análisis planteado hasta el momento en base a la problemática que ronda al personaje de Alex, podríamos pensarlo desde la lógica de las categorías de la siguiente manera: El mantenimiento del secreto acerca del hermafroditismo de Alex nos hace pensar que hasta el momento la situación se presenta como completa, el universo aparenta estar cerrado. Es el hecho de que Bando haya divulgado el secreto de Alex el que muestra la inconsistencia de ese universo, podríamos ubicar este hecho como una singularidad en situación. A partir de que esta singularidad aparece, el universo se expande, suplementándolo. Esta situación, que desborda el universo situacional sostenido hasta el momento por Alex y su familia plantea una pregunta acerca del “qué hacer”, es así como Alex responde “Que se enteren todos”.
Podríamos ubicar el concepto de efecto particularista en el hecho de que la pareja invitada intenta imponerse en cierta manera, persuadiendo a los padres de Alex para que opten por concretar la operación. Pretenden que sea mujer para pasar a ser “normal” Creen que de esta manera no será necesario el ocultamiento, desconociendo por completo y no dándole lugar al deseo de Alex. Es así como podemos pensar el efecto particularista como la elevación al lugar de universal el hecho de que Alex se convierta en mujer. Podríamos pensar que el sistema moral que rodea a Alex no considera como “normal” que una persona pueda vivir con dos sexos, amparándose en este caso en el discurso médico científico.
Consideramos como acto ético a aquella decisión tomada por el padre de Alex al momento del nacimiento de la misma de no concretar la operación. Es él quien en todo momento opta por la libertad de elección de su hija, permitiendo que ella misma sea quien decida acerca de cómo llevar adelante su sexualidad.

Bibliografía
• Lewcowicz, I. (2002): “Ética, un horizonte en quiebra”, Cáp. IV: Particular, universal, singular. Buenos Aires, Ed. Eudeba.
• Mosca, J. (2002): Ética, un horizonte en quiebra”, Cáp. VIII: Responsabilidad: otro nombre del sujeto. Buenos Aires, Ed. Eudeba
• Domínguez, M. (2006): “La transmisión de la ética, Clínica y deontología”, Parte III: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. Buenos Aires, Ed. Letra Viva.
• D´Amore, O. (2006): “La transmisión de la ética, Clínica y deontología”, Parte III: Responsabilidad subjetiva y culpa. Buenos Aires, Ed. Letra Viva.
• Fariña, J. “Responsabilidad, entre necesidad y azar”, Ficha de cátedra.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: