por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Asignatura: Ética y Derechos Humanos

2º Parcial.
Fecha de Presentación: 26/10/2010

Cátedra: I- Fariña
Profesora: Carew Viviana
Alumno: Rastelli, Juan.F
Comisión de T.P.: Nº 17– Segundo Cuatrimestre 2010
Horario de Cursada: Martes 18:00hs a 19:30hs. Aula: 110 / Sede: IN

La película trata de la historia de una adolescente llamada Alex, la cual tiene la característica de ser hermafrodita, la misma está viviendo momentos de mucha confusión: dejó de tomar corticoides, quiere virilizarse y eso asusta mucho a su madre, quien trae a un cirujano plástico a la casa junto con su mujer e hijo y el peligro de una operación. El film va mostrando varios años de su vida, con etapas más masculinas y otras más femeninas, pero siempre siendo una chica bastante masculina. Primero quiere ser un hombre y se viriliza mucho, después quiere ser mujer, y es muy femenina, pero finalmente termina haciendo el recorrido de regreso porque se da cuenta que tampoco es un hombre. Se da cuenta de que tiene que aceptar su condición de intersexo, y se convierte en una persona más andrógina. De esta manera durante el transcurso de la película se puede evidenciar la noción de identidad, como cambia la representación del cuerpo en Alex como así también el proceso de enamoramiento que de alguna manera vehiculiza lo anterior. De esta manera identidad y amor son los elementos de esta película.
El personaje al cual se va a tomar como equivalente a Ibbieta es Álvaro, hijo del cirujano plástico. El paralelismo que se puede ubicar en el personaje elegido con el ya mencionado Ibbieta surge debido a que se puede tomar su decisión en ese lugar donde el sujeto es interpelado y ante el cual responde.
De esta manera se puede postular el circuito de la responsabilidad subjetiva en el film, dando como resultado de un primer tiempo lógico caracterizado por no ser un acto sino una acción llevada a cabo por el sujeto de manera consiente, la escena en la cual lo dos adolecentes tienen una relación sexual, dentro de esta se ubica como ese primer tiempo que “Álvaro quiere tener una relación sexual con Alex, mejor dicho es el quien la quiere penetrar”. Esto se ubica en el plano consiente del sujeto en cuestión ya que él accede a tener una relación, pudiendo no responder a la misma. Acá podemos evidenciar como esta acción se agota en el fin para la cual fue consabida.
Luego como un tiempo dos en el cual el sujeto es interpelado, es decir, que este llamado a responder lo obliga a volver sobre su acción, se ubica en la situación en la cual, él es penetrado por Alex, esclareciendo así un cambio de los roles presupuestos en dicho acto sexual . Aquí vemos como se abre otro registro sobre el sujeto que no recae sobre el eje de lo particular dando de esta manera una lectura retroactiva de la acción cometida en el tiempo uno. Obteniendo de esta manera un cambio de posición frente a esta circunstancia, resignificando ese tiempo uno dando como resultado un tiempo tres en el cual se ubica el acto ético como efecto sujeto, una singularidad en acto, un cambio de posición subjetiva, es donde el sujeto se hace responsable. Se puede decir que el deseo inconsciente desconocido por el sujeto amplia ese tiempo uno.
Situando el deseo podemos decir que hay algo del orden de la culpa que esta en relación al mismo, una culpa estructural donde el sujeto es culpable por desear. Esto puede inferirse en la situación después del acto sexual cometido donde Álvaro llora y se masturba al mismo tiempo. Vemos de esta manera como no hay deseo sin culpa. En relación con esto vemos como esta situación genera displacer en una instancia y placer en otra. La primera corresponde a la conciencia y la segunda al propio inconsciente. Esto se correlaciona con la culpa en Ibbieta, el cual lloraba y se reía al mismo tiempo cuando se enteró que los falangistas mataron a Gris. Esta culpa (la que invade a Álvaro) tomaría la forma del sentimiento inconsciente de culpa ya que se expresaría como este si llegara a la conciencia, es decir que el sujeto es consciente de que lo aqueja un malestar pero no sabe a que se debe.
Siguiendo con lo expuesto anteriormente se puede decir que frente a un análisis para que se dé el sujeto de lo inconsciente, se infiere dar una hipótesis clínica respecto del deseo inconsciente que se pone en juego en Álvaro: “hay algo en relación a un deseo homosexual, se pone en juego la elección de objeto”. Frente a esto podemos situar algunos indicadores de ese deseo inconsciente:
Un indicador de dicho deseo puede establecerse en esa escena donde él le pregunta a Alex que tiene algo raro y ella responde “vos también sos algo raro”.
Otro indicador inferido corresponde al dicho del padre “me alegro porque tenia miedo de que fueras puto”.
Otro indicador puede ser postulado cuando Álvaro dice que no le molestó sino que le gustó y que quería terminar lo que habían empezado. Es necesario aclarar que se esta refiriendo al comercio sexual que tuvieron estos adolescentes.
Es necesario destacar una acción que no corresponde a ser tomada como un indicador pero que resulta llamativa y curiosa, es que el joven se haya masturbado apenas llego con su familia a la casa de Alex, debido a que de alguna manera esta acción sale de los “parámetros normales”.
De esta manera podemos decir que el sujeto es responsable en el campo de la subjetividad ya que la distancia del tiempo dos al tiempo uno no se debe a necesidad y azar. La responsabilidad subjetiva es ubicada de esta forma en la grieta entre estos dos elementos. Tomando a la primera de dichos elementos como aquello que se impone al sujeto, es decir aquello lo cual no puede modificar, vemos que interviene de manera parcial ya que en la escena elegida Álvaro no es obligado a corresponder el deseo de Alex de tener una relación sexual, el es quien elige aceptar la propuesta, acá se pone en juego una necesidad fisiológica de establecer un comercio sexual con otra persona. En cuanto al segundo factor podemos decir que no interviene como determinante de la situación pero si obedece a algo de ese orden ya que se le puede atribuir ese factor al encuentro con Alex debido al viaje que planea su padre de ir de Buenos Aires hacia Uruguay ( el no interviene en dicha decisión) , esto queda como algo contingente en la decisión de la acción del sujeto involucrado. Otro factor el cual se juega en esa dimensión corresponde al hecho de que Alex posea los órganos masculinos como femeninos, es azaroso que ella haya tenido un órgano masculino a la hora del comercio sexual, es decir que el sexo que le toca a ella es contingente, no depende de la ella esas circunstancias. Se puede decir que este factor de azar le da la oportunidad que se confronte con algo de si mismo que desconoce.
Dentro de las categorías recorridas en la materia se postula como universal a la categoría que se refiere a lo que es propio de la condición humana y dentro de esto se puede situar la elección de objeto. Dentro del eje de lo particular se puede concebir al acto sexual ya que este forma parte de un universo restringido y consensuado, actúa como soporte en el que se realiza lo universal-singular, y como una singularidad en acto que irrumpe en ese universo previo, destotalizándolo y a su vez ampliándolo, aparece en que él es penetrado por Alex en vez de ser él quien penetra. Vemos de esta manera como se suplementa ese universo a través de esa singularidad que es universal.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: