por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Materia: Psicología Ética y Derechos Humanos
Responsable de Cátedra: Prof. Tít. Reg. Juan Jorge Fariña
Ayudante de trabajos prácticos: Gabriela, Levy Daniel
Alumna: Casado, Alejandra
Libreta universitaria: 325560870
Alumna: Rey, Lorena
Libreta universitaria: 323586600
Comisión 06
Segundo cuatrimestre
Ciclo lectivo 2010

Desarrollo de la película
La película que nos asignaron es XXY. La trama gira en torno a un matrimonio que tiene una hija hermafrodita, cuyo nombre es Alex. Ellos la criaron como mujer, para lo cual hicieron que consuma corticoides para que no le crezca bello y para controlar las hormonas masculinas. El dilema es que al llegar a la adolescencia Alex comienza a tener problemas para definir quién es ella, es decir se encuentra en ambigüedad con respecto a lo que siente y el cuerpo que posee. Además se enfrenta con la presión de que la madre quiere que sea niña. Pero ella comienza a revelarse ante esto dejando por ejemplo de tomar los corticoides. Su madre ante esta situación decide llamar a su mejor amiga y su marido, cirujano, para ver si su hija podía someterse a una intervención quirúrgica con el fin de extirpar su miembro masculino convirtiéndose de esta manera definitivamente en mujer. Esta pareja amiga va a instalarse con ellos un tiempo junto con su hijo también adolescente, Álvaro.
Ya desde el comienzo de la película notamos que Alex tuvo un conflicto con su mejor amigo, ya que lo golpea al haberla traicionado contando el secreto que le había confiado acerca de su hermafroditismo.
En el primer encuentro que tiene Alex con Álvaro, le pregunta si tendría relaciones sexuales con ella, ante lo cual él contesta con una negativa. Con el trascurso de los días ellos van afianzando una relación de amistad y una tarde ella lo vuelve a confrontar con la misma pregunta, ante lo cual él le dice que ella es diferente. Alex huye hacia la casa y Álvaro la sigue. Allí comienzan a desnudarse y al momento de comenzar el acto sexual es Alex quien penetra a Álvaro. El reacciona con sorpresa pero no se detiene hasta el momento en que ven al padre de ella mirando por una rendija. En este momento se separan y más tarde en su cuarto, Alex se mira detenidamente en el espejo desnuda.
Unos días después Alex va caminando por la playa y los amigos de Vando la sorprenden aproximándose con su lancha. Ella intenta escapar pero ellos eran tres y rápidamente la conducen detrás de unas rocas. En este momento comienzan a desnudarla para verle el pene y notan que ella tiene ambos órganos sexuales y es ahí cuando intentan violarla. No lo pueden llevar a cabo ya que aparece Vando y los enfrenta defendiéndola.
Vuelven a la casa de Alex a contarles a sus padres, los cuales se angustian ante lo acontecido. Acto seguido se asiste a una escena en la cual madre e hija están en la cama y Alex toma el frasco de corticoides y le dice que no desea tomarlas más, que tampoco quiere cirugías, no más cambios de colegios y que quiere que todo siga igual. En la siguiente escena ella está con su padre y le pregunta si realizo la denuncia, ante lo cual él responde que es decisión de ella ya que de hacerlo todo el pueblo se enteraría de su condición. Alex responde que no le importa, que no tiene nada que ocultar.
La película culmina cuando esta familia va a despedir a sus amigos y vemos a Alex abrazando a su padre y caminando junto a él con la frente en alto sin esa sensación que se percibe al comienzo de la película de inseguridad con respecto a su persona.

Desarrollo de las consignas
El personaje que elegimos es Alex. Consideramos que es comparable a Ibbieta ya que ambos en determinado momento toman una decisión que acarrea serias consecuencias y que en el momento del dicho se está diciendo más de lo que se oye en el discurso. Es decir, estamos hablando de un saber no sabido, en el caso de Ibbieta el hecho de que eligiera el cementerio y en el caso de Alex el contar su verdad, lo cual luego se verá como un modo de revelarse ante el deseo parental de mantener oculto el secreto. En el caso de Alex, ella decide contarle a su mejor amigo acerca de su hermafroditismo sin saber lo que advendría a raíz de esto. En el caso de Ibbieta, el anuncia que Gris se encontraba en el cementerio como un modo de burlarse de sus apresores, sin saber que Gris realmente estaba ahí y no en la casa de su primo.
Ambos personajes son luego confrontados a la decisión que tomaron, Alex con la llegada del matrimonio amigo y su hijo, los cuales vienen a apoyar a la madre de Alex en su decisión de realizar la intervención quirúrgica como manteniendo todos el secreto sobre esta situación e intentando que Alex sea cómplice de esto, y en el caso de Ibbieta quien a partir de la burla ocasiona que maten a Gris. Ambos personajes son sorprendidos por las consecuencias de sus decisiones, y notamos en ellos un acto ético, en un caso el afirmarse en su condición y en el de Ibbieta la risa al responsabilizarse por sus dichos.
Los tiempos lógicos que organizan la situación quedan conformados de la siguiente manera:
Tiempo 1: Alex le confiesa a su mejor amigo que es hermafrodita.
Tiempo 2: Alex es confrontada con su decisión al llegar los amigos de sus padres junto con su hijo. A partir de esta situación ella resignifica el hecho de haber contado su secreto y la reacción hacia esto la vemos en un tiempo 3. Es decir, a partir de lo que genera la presencia de estos tres personajes como ser: el hecho de que Álvaro despierte un interés sexual en Alex aun sin haber ella definido su orientación sexual, así como también al descubrir que esta visita se debe al interés de su madre para realizar una intervención quirúrgica destinada a transformarla físicamente en mujer. Todas estas situaciones interpelan a Alex con la decisión que ha tomado al contarle a Vando sobre su hermafroditismo. Es decir, a partir de todas estas escenas mencionadas vemos como la familia de Alex intenta mantener silenciada la condición de la misma. Y es esto lo que interpela a Alex ya que a ella no le habían contado los planes que tenían sobre la operación, así como tampoco es planteado en ningún momento su condición de manera explícita. Todo es mantenido en el más absoluto secreto. Es ante esto que surge la culpa a partir de la interpelación subjetiva, que permite que emerja la responsabilidad, ya que todos somos sujetos del inconsciente y somos responsables por esto de nuestras acciones y nuestros dichos (aunque esto se ve recién en el tiempo 3). A partir de esto se resignifica el haberle confiado su secreto a su mejor amigo, ya que con esta acción se separa del discurso de sus padres, con lo cual vemos que no continua con el secreto familiar. Es entonces cuando no damos cuenta que hasta ese primer tiempo Alex estaba alienada al deseo del Otro, en el sentido de que era niña porque Otro quería que lo fuera y no podía contarle a nadie por la misma razón, con lo cual esto resignificado como el deseo propio de poder expresar quien era ella.
Tiempo 3: Alex comienza a aceptarse tal cual es sin tanta inseguridad, desafiando el deseo de su madre, y esto lo vemos en la escena en la cual decide dejar de tomar los corticoides y no realizar una intervención quirúrgica. Es en este momento cuando surge la responsabilidad subjetiva con lo cual se elimina la culpa en el sentido de que somos sujetos del inconsciente por lo cual somos responsables de nuestro accionar. Esto es diferente a la responsabilidad jurídica, la cual nos habla de un sujeto considerado autónomo el cual no siempre es responsable de sus actos, tal es el caso por ejemplo en niños o personas con problemas de enajenación mental. Esta tiene que ver con la moral, y la culpa en este caso estaría del lado de ser culpable de nuestros actos en tanto y en cuento nuestras acciones son conscientes e intencionales.
La culpa tal como la mencionamos en un primer momento, es decir desde el lado de la interpelación subjetiva, es diferente al sentimiento inconsciente de culpa ya que este mecanismo nos lleva a repetir continuamente una vivencia por la cual el sujeto no ha asumido responsabilidad y que se presenta como traumática; a esto están asociadas las formaciones sintomáticas, lo cual no favorece el efecto sujeto. Ante la interpelación siempre debemos responder, la culpa nos obliga a retornar sobre nuestra acción. Ante esto puede emerger la singularidad, lo cual estaría del lado de lo universal-singular, o bien se puede simplemente responder (negación, sentimiento de culpa, proyección) lo cual está del lado de lo particular. Esto nos introduce en las coordenadas de la responsabilidad moral en relación a una realidad objetiva, lo cual no es el caso aquí ya que estamos del lado de la realidad psíquica. En tanto esto vemos aquí surgir en Alex su singularidad en cuanto que al hacerse responsable de quien es, de lo que hizo y dijo, hace emerger un acto ético, destotalizando el universo previo. Es decir, tanto en su familia como en la sociedad existe la creencia de que todo lo que esta de lado del defecto, de la “anormalidad”, debe permanecer oculto, esto sería lo particular que está sustentando en los valores morales de la época. Alex hace emerger su singularidad al romper con lo establecido y nombrarse como tal asumiendo que es hermafrodita y el decidir contarlo sin importarle el que dirán. Esto se ve en la escena en la cual luego del intento de violación su padre le pregunta si quiere denunciar a los jóvenes pero que al hacerlo se enterarían todos. Ante esto Alex decide hacerlo, en esto vemos su acto ético. No es trasgresión ya que ésta estaría del lado del hermafroditismo en sí, en cambio en hecho de sostenerse como tal ante todos rompiendo con la creencia del ocultamiento, es sí una emergencia singular.
Los elementos de necesidad y azar que encontramos son los siguientes:
en cuanto a la necesidad está el hecho de que Alex es hermafrodita y esta condición es necesaria para que la protagonista desarrolle el circuito de la responsabilidad nombrado anteriormente, y también porque los amigos de la familia no hubieran ido de visita con el plan previamente establecido.
en cuanto al azar encontramos que el amigo de la familia es cirujano especializado en anomalías físicas, creemos que es azaroso ya que de no estar este personaje vinculado a la familia tal vez a la madre de Alex no se le hubiera facilitado la opción de la intervención quirúrgica.
También lo vemos en el hecho de que Alex le haya contado a Vando su secreto ya que de no ser así no habría habido acción ante la cual responsabilizarse.
BIBLIOGRAFIA
• Alemán, J. (2003): Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.
• Michel Fariña, J. (1998). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: