por 

- UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES -
FACULTAD DE PSICOLOGÍA
Psicología, Ética y Derechos Humanos

SEGUNDO PARCIAL

Cátedra: I
Prof. Tit. Reg: Lic. Juan Jorge Michel Fariña

Comisión: 4
Prof.: Lic. Eduardo Laso
Ayudante de TP: Alejandra Gabriela Martinez

Alumnas:
Lezcano, Luciana L.U.: 31529355-0
Valerio, Florencia L.U.: 31283372-0

- 2º Cuatrimestre 2010 -

Película: XXY

Título original: XXY

Dirección: Lucía Puenzo
Reparto: Ricardo Darín, Germán Palacios, Valeria Bertuccelli, Carolina Pelleritti,
Martín Piroyansky e Inés Efron.
Año: 2007
País: Argentina
Género: Drama

Relato del argumento:

La película que nos fue asignada para realizar la instancia de segunda evaluación fue “XXY”, la misma trata sobre el caso de un adolescente intersexual de 15 años, cuyo nombre es Alex. Vive junto a sus padres (Kraken y Suli) en una cabaña aislada, en las afueras de Uruguay. Han decidido irse de la ciudad de Buenos Aires con el fin de mantenerse alejados del prejuicio social y de ese modo, sea Alex quien elija su camino.
La película comienza con la visita de un matrimonio amigo (Ramiro y Erika), los cuales llegan acompañados por su hijo, Álvaro de 17 años. Ramiro es un cirujano plástico que es convocado por Suli por la preocupación que le genera que Alex haya dejado de tomar los corticoides que impiden su virilización.
Es en medio de este contexto donde se encuentran por primera vez ambos adolescentes, Álvaro se encuentre sentado en la playa cuando es sorprendido inesperadamente por Alex, que lo acusa de haberse masturbado a lo cual él le responde con el mismo argumento. Alex afirma sin inhibición y a su vez, aprovecha la ocasión para preguntarle si querría mantener relaciones, algo atónito no llega a dar una respuesta, que Alex ya sale de escena.
Suceden varios encuentros circunstanciales donde Alex le va arrojando ciertos indicios sobre su condición, los cuales Álvaro no termina de comprender.
Nuevamente en la playa se sucede una situación decisiva en el desarrollo de la película, en la que Alex lo increpa a mantener relaciones sexuales, a lo cual, él se niega. Seguidamente, Alex sale corriendo, tras las preguntas inquisidoras de Álvaro y se refugia en un cuarto aislado del resto de las habitaciones. Es en este lugar donde finalmente él accede y acontece el encuentro sexual, durante el mismo es sorpresivamente penetrado por Alex. Este encuentro se ve interrumpido cuando advierten que están siendo observados por Kraken. Es allí, cuando Álvaro conmocionado huye al medio del bosque y entremedio de sollozos se masturba.
Justamente es en este mismo contexto, donde el joven irá en busca de Alex y tratará de comprender e indagar lo sucedido, y dará a lugar la siguiente conversación:

Álvaro: - Alex, explícame vos no sos…
Alex: - Soy las dos cosas.
Álvaro: -Pero eso no puede ser.
Alex: -¿Vos me vas a decir a mí lo que puede o no puede ser?
Álvaro: -¿Pero te gustan los hombres o las mujeres?
Alex: -No sé… perdóname por lo que te hice.
Álvaro: -No, pero no me hiciste nada. No me molestó, me gustó.
Alex: -¿En serio?
Álvaro: -Sí.
Alex: -A mi también.
Álvaro: -¡Terminemos!
Alex: - No quiero hacerlo con vos.
Álvaro: -¿Por qué?
Alex: -Yo quiero otra cosa.
Álvaro: -Yo también quiero otra cosa
Alex: -¿Ah, sí? ¿Qué queres?
Álvaro: -¿Vos que queres? Va a ser nuestro secreto.
Alex: Salí, decile a todo el mundo que soy un monstruo.

Finalmente, los padres de Álvaro deciden regresar a la ciudad y dejar detrás su estadia en Uruguay, no así Álvaro, dado que tratará de continuar en contacto con Alex. Es en la despedida que mantienen, donde se declaran sus sentimientos, sin embargo Alex cuestionará la fidelidad de los mismos, dado que dejará en duda si en realidad Álvaro lo que va extrañar más es no verla o no haber visto su genital masculino.

Análisis:

Vamos a centrar nuestro análisis en el personaje de Álvaro, quien ante una situación de un encuentro con otro joven y en una situación de despertar sexual, se produce una escena que pone en juego su consistencia como sujeto. Trataremos da dar cuenta su responsabilidad subjetiva, cuyo circuito se despliega en tres tiempos lógicos y se tratará de arribar a una hipótesis clínica para explicar el porqué de su respuesta.
Como un primero tiempo puntuaremos una acción que tiene una determinada meta y que esta se agota en los fines para los cuales fue concebida, pero como podemos dilucidar no está libre de deseos inconscientes que se manifiestan más allá de la intención que parece tener.
Establecemos como primer tiempo la escena en la que Alex intima a Álvaro de mantener relaciones sexuales y este se niega con el argumento de que es chica y algo extraña. Incluso, mantiene una postura indiferente.
En cuanto al segundo tiempo, se refiere a una interpelación que recibe el sujeto a partir de indicios que le dan cuenta que algo anduvo mal. Es decir, este tiempo dos viene a resignificar el tiempo uno. Lo ubicamos, en el momento en que se produce el encuentro sexual, donde Álvaro inicialmente adopta una posición activa y de repente por una acción de Alex, los roles se ven invertidos .Es allí, donde se resignifica este encuentro entre ellos y que sacude la completud del universo particularista de Álvaro. Aquí se evidencia la puesta en marcha del circuito, dado que la situación lo confronta con aquel tiempo uno en donde pensaba que se trataría del encuentro sexual con una “mujer” y es justamente este tiempo dos, que lo interpela, dado que se encuentra con algo distinto a lo esperado.
En el tiempo tres, aparece el cambio de posición subjetiva, momento en el que el sujeto se encuentra con su deseo. Podríamos dar cuenta del mismo, cuando Álvaro va en busca de Alex y le expresa su satisfacción ante lo sucedido, al igual que en la escena final donde ambos se despiden y se declaran sus sentimientos.
Respecto a las categorías de azar y necesidad, esta primera refiere a lo que tiene que ver con la incertidumbre, lo casual, lo accidental, lo fortuito, lo que no se puede calcular porque es ajeno a la decisión, al deseo y a la voluntad del sujeto. Damos cuenta de ella, en la escena en la que son sorprendidos por Kraken cuando estaban manteniendo relaciones sexuales, dado que es algo que los toma por imprevisto. E incluso, interrumpe la acción.
En cambio, la necesidad es aquello exacto, forzoso, inexorable, son aquellos sucesos sobre los cuales no se puede incidir. Encontramos la presencia de este elemento, en el hecho de que Alex se encuentra siendo un adolescente intersexual, es a partir de esta situación y como repercute en los distintos personajes, como se irá desplegando la trama de la película.
De acuerdo al análisis que venimos desarrollando, la respuesta que da nuestro personaje ante la situación que lo interpela consideramos que es inicialmente de vergüenza, anudada por un sentimiento de culpa, como observamos el sujeto inmediatamente de lo sucedido, termina entre llantos masturbándose solo en el medio del bosque. Lo podemos articular con el texto de Dominguez en donde indica:
“Se trata de una culpa moral como respuesta ante a la interpelación. Evalúa su accionar, lo encuentra moralmente malo y se reprocha por ello”. Tengamos en cuenta que la moral es temática, es temporal, está ubicada en relación a una época determinada. También es subsistencial, permite algún ordenamiento de la existencia del sujeto en lo social. Lo esperable de Álvaro de acuerdo a su entorno, sería la elección de objeto de amor heterosexual, tal como lo expresa la preocupación que deja entrever el padre al decirle “igual me das una alegría tenía miedo que seas puto”.
De todos modos, consideramos que en nuestro sujeto de análisis se diluye este sentimiento de culpa, dado que no queda detenido en el mismo. En él observamos el advenimiento del acto, momento en el que el sujeto se convierte en un sujeto de deseo inconsciente. Se evidencia en esta nueva postura que adopta Álvaro, en el sentido que hace frente a los sentimientos que le afloran respecto a Álex, a la vivencia sexual y lo que espera de la relación, escenas decisivas que dan cuenta de ello, son aquellas en que ambos adolescentes se encuentran en medio del bosque (citada en la descripción) y en la de la despedida, donde Álvaro deja clara su intención de querer seguir viendo a Alex. Al ubicar un sujeto de acto, ya nos encontramos en el plano de la responsabilidad subjetiva, inmersos en una dimensión ética. Donde esta última no remite a buenas o malas acciones que podrían ser juzgadas por otros, como en el campo de la moral, sino a un quiebre de sentido que da lugar a la producción de verdad.
Considerando a las categorías de universal-singular, debemos marcar como aquello universal del film que hemos abordado, a la sexualidad ya que es algo que concierne a la totalidad de la especie. Se encuentra unido a lo singular, debido a que puede adoptar diversas formas según la singularidad de cada sujeto. En “XXY”, más específicamente en el personaje seleccionado, lo singular se vislumbra en su orientación sexual. Por último, contamos con la categoría de lo particular, a la cual ya hemos aludido, al remitirnos a lo socialmente esperable para la época en cuento a las elecciones de objeto. Es en este punto donde reflexionamos que a pesar de que actualmente la diversidad sexual se encuentra siendo mejor aceptada, no se dejan de hallar prejuicios sobre la misma.

Hipótesis Clínica:

Freud al abordar las teorías sexuales infantiles, ubica como la primera de ellas, a la que refiere al descuido de las diferencias entre los sexos, dado que atribuye a todos los seres humanos, independientemente del sexo, un pene. En la misma nos indica: “Si la representación de la mujer con pene se ha “fijado” en el niño, si ella resiste todos los influjos de la vida posterior y vuelve incapaz al varón de renunciar al pene en su objeto sexual, entonces el individuo, aún siendo normal su vida sexual en los demás aspectos, se verá precisado en convertirse un homosexual, a buscar sus objetos sexuales entre hombres que por otros caracteres somáticos y anímicos recuerden a la mujer.
Según lo mencionado, Alvaro da cuenta de una orientación homosexual, donde se puede observar esta fijación de la representación de la mujer con pene, en el sentido que elige a Alex conociendo su condición de hermafrodita.
Tengamos en cuenta que el encuentro con una mujer, implica dilucidar la falta de pene en ella, lo que en un devenir homosexual remontarían a la tan temida amenaza de castración. Por este motivo, este encuentro le provocaría horror en vez de placer. Interpretamos que Alvaro se ahorra esta sensación displacentera en el encuentro con Alex, considerando que no lo enfrenta con dicho horror. Todo lo contrario, la escena del coito es crucial para ejemplificarlo, ya que se evidencia el agrado de la experiencia vivida e incluso, lo induce a replantearse su identidad sexual.

Bibliografía:

Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos Aires
D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Freud, S (1908): “Sobre las teorías sexuales infantiles”. En Obras Completas, op.cit.,
t. IX.
Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cáp. III. Eudeba, Buenos Aires.
Michel Fariña, J. (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (Cáp. II); Lo universal-singular como horizonte de la ética. (Cáp. IV). El interés ético de la tragedia (Cáp. V). Del acto ético (Cáp. VI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

Michel Fariña, J.: “Responsabilidad: entre necesidad y azar”. Ficha de cátedra.
Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: