por 


1. La situacion elegida es la siguiente: Kraker (Darín) cuenta a su mujer, Suli (Bertuccelli) que ha visto a su hija Alex (Efron) ( la cual es hermafrodita) teniendo sexo con el hijo de su amiga de manera activa, o sea Alex lo estaba penetrando y se produce la siguiente situación:
K-Sabíamos que esto iba a pasar, no va a ser mujer toda la vida….¿Qué queres decir con normal?
S- (quien había permanecido en silencio)-¿Qué?
K-Dijiste normal.
S- No, no dije nada.
K- No te hagas ilusiones nunca va a ser una mujer, aunque un cirujano le corte lo que le sobre.
Tomo este fragmento a partir del texto de Salomone ``El sujeto dividido y la responsabilidad en donde plantea que hay acciones involuntarias que conllevan un propósito que el actor desconoce, de este modo el sujeto no se atribuye responsabilidad en relación a ellas, pero que hay una responsabilidad que atañe al sujeto en relación a aquello que desconoce de si mismo, la responsabilidad subjetiva, y cita a Freud:``Si a ciertas insuficiencias de nuestras operaciones psíquicas(…) y a ciertos desempeños que parecen desprovistos de propósitos se les aplica el procedimiento de la indagación psicoanalítica, demuestran estar bien motivados y determinados por unos motivos no consabidos a la conciencia ´´.
Kraker produce un fallido, escucha algo que no fue dicho. Al igual que Ibbieta pronuncia una palabra la cual perteneciéndole le es ajena, poniéndose en juego el circuito de la responsabilidad subjetiva. Se pone en juego aquello propio del inconsciente que ajenamente a la voluntad del yo propició la acción.

.La siguiente respuesta contempla las consignas 2,3,4 y 5.
El circuito de la responsabilidad que ordena la situación sería el siguiente: En un tiempo 1 ubico la pregunta de Kraker ``¿Qué queres decir con normal?´´ dirigida a su mujer. Tiempo 2: su mujer desentendida y sorprendida le responde :``¿Qué?´´(más tarde agregara ``yo no dije nada´´). Hasta aquí el nivel del orden de lo particular, y si nos quedamos aquí , en este piso del circuito podríamos decir ``ocurrió un mal entendido, los ruidos de la lluvia, el estado en que se encuentra Kraker generaron un mal entendido.´´ Elementos del azar. Podría pensarse ¿Qué responsabilidad tiene Kraker de haber oído mal? No era su intención. Nada tiene que ver la palabra ``normal´´ con él, si adora a Alex e incluso más adelante cuenta que la vio perfecta desde la primera vez. Pero aquí estaríamos generando un efecto particularista, desconociendo la existencia del sujeto del padecimiento. Lo particular vela la castración, la falta, dá ilusión de completud. Se cometería un error metodológico al atribuir al azar algo respecto a lo cual el sujeto debe responder desde su singularidad. Las motivaciones del inconsciente se expresan más allá de la voluntad del yo.
Entonces, dado un tiempo 2, el tiempo de la interpelación en el circuito, se funda en su resignificación el tiempo 1.La interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito. Luego la culpa obliga a una respuesta a la interpelación, aunque no es considerada siempre tiempo 3. La culpa es la otra cara de la responsabilidad, sin culpa no hay responsabilidad subjetiva. Volveré sobre este asunto más adelante.
``La retroacción que se genera por la interpelación re significa porque liga los elementos ``disonantes ´´ que se convierten entonces en un tiempo 1´´ Dice D´Amore en ``Responsabilidad subjetiva y culpa ´´ . Volviendo a nuestro ejemplo, ubico en el tiempo 2 la respuesta de Suli ya que su simple monosílabo cumple la función de interpelación que retroactivamente resignifica el tiempo 1 dándole una identidad que no existía. `` Normal ´´ ya no es una palabra que provino del exterior a los oídos de Kraker precisamente ¿ De dónde proviene entonces?. La interpelación lleva al sujeto a responder por su acto, obliga a responder a aquello que perteneciéndole, le es ajeno. Situándonos en el circuito al el nivel del sujeto del inconsciente (piso superior), nos situamos en el nivel de la hipótesis clínica. Sostengo que en la situación de análisis valdría volver la pregunta hacia Kraker ``¿Qué quiere decir con normal?´´. D´Amore menciona que la dimensión del yerro es crucial para la práctica porque es la llave que puede abrir la dimensión del deseo. Es la singularidad del deseo inconsciente que causa la formación ¿ A quién oyó Kraker? A sí mismo. El sujeto del inconsciente se pone en acto. Recordemos que tras el acto fallido Kraker dice:``No te hagas ilusiones, nunca va a ser una mujer, aunque un cirujano le corte lo que le sobre.´´ ¿ Qué pasa si sustituimos ``una mujer ´´ por la palabra normal? Como hipótesis clínica sostengo que el verdadero texto de la frase podría ser originariamente: ``No te hagas ilusiones, nunca va a ser normal´´, aunque un cirujano le corte lo que le sobre´´. Freud responsabiliza al sujeto de aquello que el mismo, acorde a sus valores morales, no estaría dispuesto a reconocer. Un texto que el yo no estaría dispuesto a reconocer como propio. Algo de lo normal o no en torno a Alex se juega en Kraker, por más que su discurso consciente no haga mención. Por más que él diga que siempre la ha visto perfecta, por más que este dispuesto a enfrentar sin limites a cualquiera que llame a su hija anormal.
En las formaciones del inconsciente se manifiesta esa división del sujeto que el yo experimenta como un punto de inconsistencia. Algo extraño irrumpe y quiebra todo sentido, el yo se desorienta frente a esto que le es ajeno. Son estos puntos lo que podemos suponer las mayores potencialidades del efecto sujeto.
Decíamos que la culpa que se produce tras la interpelación obliga al sujeto a responder aunque no siempre se de un tiempo 3.En el caso de Kraker hay taponamiento de la dimensión ética ya que no se logra hacer desfallecer el particular previo. La respuesta que aparece es la proyección, anestesiando la culpa y desligándose de la respuesta subjetiva. Kraker responde con firmeza ``dijiste normal´´. D´Amore recuerda si el culpable es el otro yo no soy responsable y que la proyección es el aliado de la negación. Kraker sigue el dialogo dejandonos con la duda sobre si sigue creyendo que su mujer ha dicho ``normal´´ o negando el suceso. De todas maneras en ambos casos, la culpa es puesta en el otro y no se produce el efecto sujeto. El yo es un aliad de lo particular, responde para estabilizar la tensión que produce la interpelación. La proyección ``(vos) dijiste normal´´ es tranquilizadora en relación a otro tipo de respuesta que lo podría hacer sentir culpable.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: