Inciio > Series > House Temporada 5 > Temporada 5 - Episodio 13 > Big Baby / Gran bebé
Big Baby / Gran bebé

Temporada 5 - Episodio 13

Autoras: Brenda Cantlon y Laura Monzón

Palabras clave:

Síntesis

Desarrollo Conceptual

Título: “Cuando el deseo se pone en juego: una mirada sobre la responsabilidad subjetiva”

Resumen: En el presente trabajo se realizará, en primer lugar, una descripción de los recortes decisionales, en sentido amplio, tanto a nivel profesional como personal, que se observaron en el capítulo 13 de la quinta temporada, en relación a los personajes principales (la Dra. Lisa Cuddy, la Dra. Allison Cameron, el Dr. Gregory House y el Dr. Eric Foreman) de la serie de televisión “House”. De ellos, seleccionaremos uno: el dilema frente al cual se encuentra el Dr. Foreman, quien debe decidir si le otorga a la Dra. Remy Hadley (Trece), su actual pareja, la droga verdadera para la enfermedad de Huntington en lugar del placebo, en el contexto de un ensayo clínico. Se tomará como punto de partida, los conceptos de opción, elección y decisión. El recorte decisional elegido, además, será analizado desde el circuito de la responsabilidad subjetiva, ubicando, en el mismo, sus coordenadas en los tiempos lógicos, recurriendo a los conceptos de azar, necesidad y responsabilidad y abordando la temática de la investigación científica y sus protocolos. Finalmente, se expondrá una hipótesis clínica apuntando al sujeto y a su posición con respecto a la situación, dándole un lugar central a la dimensión del deseo y la responsabilidad subjetiva.

Descripción de las decisiones

En principio, realizaremos una descripción breve de las decisiones, según lo observado en el episodio asignado (Capítulo 13 Temporada 5 - “Big Baby”) de la serie televisiva House, teniendo en cuenta para ello, circunscribirnos a los personajes principales.

Primer recorte decisional:

- Personaje: Dra. Cuddy

- Rol: Directora del establecimiento / Jefa de House

- Dilema principal: Decidir si continua o no con la crianza de su bebé, recientemente adoptado.

- Sinopsis: La Dra. Lisa Cuddy se encuentra de licencia por maternidad debido a que, recientemente, ha adoptado una beba llamada Rachel. El conflicto se plantea cuando ella le confiesa a un colega, el Dr. Wilson, que no siente nada por ella. House se entera de esta situación porque el Dr. Wilson le cuenta y, le realiza a Lisa un comentario sarcástico acerca de lo que le está sucediendo. A partir de ahí, la Dra. Cuddy, se debate entre seguir criando a la beba o devolverla porque se merece una madre que la ame. En una de las últimas escenas Rachel llora desconsoladamente y Cuddy se desespera por tratar de calmarla. Al lograrlo, Lisa se da cuenta de que ha habido una verdadera conexión entre ellas. Eso despierta su deseo de ser madre, por lo cual decide quedarse con la beba.

Segundo recorte decisional:

- Personaje: Dra. Cameron

- Rol: Reemplazo de la Dra. Cuddy / ex médica del equipo de House

- Dilema principal: Demostrar, si es o no capaz, de ser jefa de House.

- Sinopsis: La Dra. Cameron se encuentra reemplazando a Cuddy en su puesto de jefa. La Dra. Lisa Cuddy la ha elegido como su suplente. Cameron, al conocer los métodos particulares de House y su manera de relacionarse con las personas, trata de superar las pruebas que éste le pone. Sin embargo, esto la lleva a tomar algunas decisiones riesgosas para la paciente en cuestión. En una de las últimas escenas Cameron decide renunciar al puesto ya que considera que ella siempre le dirá que sí a House sólo porque es House, porque aprendió a su lado y, por lo tanto, no se siente capacitada para ocupar el lugar de su jefa.

Tercer recorte decisional:

- Personaje: Dr. House

- Rol: Jefe del equipo médico

- Sinopsis: Frente al caso asignado, House toma múltiples decisiones en relación al diagnóstico diferencial, pasando por alto algunos pasos burocráticos. No obedece, ya que su finalidad es salvar la vida de su paciente. Por ejemplo, aunque tiene la autorización para realizar una radiación, dada por la Dra. Cameron, ordena no hacerla porque pondría en riesgo a la paciente. Sin embargo, su equipo médico, realiza una simulación del estudio porque la autorización ya estaba dada. Por otro lado, se obstina en realizar un examen que requiere que le abran la cabeza a la paciente porque está seguro de que ella tiene daño cerebral y, aunque no lo descubren en ese momento, el desenlace lo llevará a verificar su hipótesis.

Cuarto recorte decisional:

- Personaje: Dr. Foreman

- Rol: integrante del equipo de House – pareja de la Dra. Hadley (Trece)

- Dilema principal: Decidir si debe darle la droga verdadera para el Huntington en lugar del placebo, a la Dra. Remy Hadley (Trece), su actual pareja.

- Sinopsis: El Dr. Foreman se encuentra dirigiendo un ensayo clínico de drogas para la enfermedad de Huntington y, la Dra. “Trece”, quien padece esta enfermedad y es su pareja en la actualidad, forma parte del experimento, encontrándose dentro del grupo que toma la droga-placebo. Foreman piensa seriamente en cambiarle la droga-placebo por la droga verdadera pero, como esto podría traerle consecuencias graves a nivel profesional, acude a sus colegas en busca de apoyo. El primero al cual recurre es al Dr. Chase quien no está muy de acuerdo con su idea. Luego, recurre a House, quien primero le da una respuesta que lo tranquiliza pero, inmediatamente, le plantea algo que lo dejará de vuelta en la duda: si ama a la Dra. “Trece”. Al finalizar el episodio, se lo puede ver a Foreman cambiando la etiqueta de la medicación para otorgársela a “Trece” en lugar del placebo.

Elección del recorte decisional

En este apartado, explicaremos la elección del recorte decisional, tomando como referencia las nociones de opción, elección y decisión.
Para poder realizar un análisis del circuito de la responsabilidad subjetiva, debemos distinguir ciertos parámetros que nos permitan ubicar si estamos frente a una verdadera decisión.

“…Siguiendo el planteo de Ignacio Lewkowicz, situaremos a la decisión ligada a la producción de una singularidad subjetiva, una variable que se inventa, una variable acorde a la singularidad en situación. Ahí no se juega la opción, propia de la lógica binaria (…), ni la ponderación de elementos dispersos y perspectivas encontradas para arribar a la elección adecuada. En este sentido, la decisión se encuentra ligada con cierta posición del sujeto en su enunciación misma…” (Domínguez; El acto de Juzgar entre el dilema y el problema ético)

Tomaremos, para su posterior análisis, la decisión de Foreman, la cual fue sintetizada anteriormente como cuarto recorte decisional.

Ubicamos, como dilema principal de Foreman, la decisión de cambiarle a su novia, la Dra. Remy “Trece” Hadley, la droga-placebo por la droga verdadera utilizada para la enfermedad de Huntington, en el marco de un ensayo clínico, ya que esto le traería consecuencias a nivel profesional. Más adelante, se abordará la temática de la investigación científica y sus protocolos. En este punto nos interesa distinguir si nos encontramos frente a una opción, es decir, si Foreman tiene que decidir entre dos alternativas binarias (placebo-medicación) haciendo un paralelismo con los términos muerte-vida. En este sentido, podríamos pensar que, ya que Foreman es el que lleva adelante el ensayo clínico y tiene acceso a saber quiénes están en el grupo de control (placebo) y quienes no, tiene en sus manos la vida de la Dra. “Trece”. Esto sería así si la medicación fuese efectiva para la cura del Huntington pero, siendo una enfermedad que no tiene cura, y tratándose de una medicación que sólo apacigua los síntomas, el panorama es otro.
Si lo situamos como una elección, ampliamos el abanico de posibilidades y ello lleva al cálculo de las variables posibles. Cuál sería la decisión correcta entre esas variables nos sitúa frente a un dilema, frente a un sujeto dividido por la duda. Foreman se muestra así, en la duda, dividido, no sabe que elegir. Pero, partiendo de estas coordenadas, podríamos inferir que, la acción que realiza al finalizar el episodio, cambiando el placebo por la medicación, es una verdadera decisión, ya que implica responsabilidad y, la misma es sin garantías ni cálculos posibles. Para ello debemos, a lo largo de nuestro desarrollo, rastrear las consistencias que nos permitan corroborarlo o que nos indiquen que se trata de una elección.

Análisis del Circuito de la Responsabilidad Subjetiva

A continuación, realizaremos un ordenamiento cronológico de las escenas y, paralelamente, iremos ubicando los tiempos del circuito de la responsabilidad subjetiva, elaborando un análisis lógico del mismo.

Escena 1

… El Dr. Foreman se encuentra en una cafetería, conversando con el Dr. Robert Chase. Aparentemente, Foreman se encuentra dirigiendo un ensayo clínico de drogas para la enfermedad de Huntington y, la Dra. “Trece”, quien padece esta enfermedad, forma parte del experimento, encontrándose dentro del grupo que toma la droga-placebo. La idea de Foreman es darle la verdadera droga y, por eso acude a su colega, en busca de apoyo. Por otra parte, la doctora Remy ’Trece’ Hadley y el doctor Foreman mantienen, actualmente, una relación amorosa.

Comenzaremos por discriminar los elementos que componen la situación compleja a la que se enfrenta Foreman, Ubicando los conceptos de azar, necesidad y responsabilidad.

Un ensayo clínico es una prueba - en este caso de una medicación realizada en seres humanos -. El ensayo, para conservar su estándar científico, debe adecuarse a rigurosos protocolos (Guía para investigaciones con seres humanos – Anmat - Res.1480, 2011). El investigador que la lleva adelante es el responsable y, entre sus obligaciones, debe garantizar el control y registro correcto de los resultados. Por lo que, la manipulación de las variables, sería una falla ética contemplada en el código, a lo que le corresponde una consecuencia legal. Por otro lado, para poder contrastar los resultados, se asignan los sujetos en forma aleatoria, por lo menos a dos grupos, uno que recibirá la medicación y otro grupo llamado control, a quien se le asignará la droga placebo (sustancia inerte). Los sujetos asignados en forma azarosa desconocen cuál de las drogas están recibiendo. En este punto ubicamos una intervención del azar que produce que, a la Dra. “Trece”, le toque el placebo. Esta característica del método aleatorio hace que no podamos responsabilizar ni al doctor Foreman ni a “Trece” por esa casualidad.

La Dra. “Trece” padece la enfermedad de Huntington. Esta enfermedad es un trastorno genético hereditario que produce degeneración neuronal progresiva, produciendo un deterioro que lleva a diversas consecuencias como la demencia y la muerte. En el texto “Responsabilidad: entre necesidad y azar” Fariña señala que “(…) la muerte es un ejemplo del orden de necesidad. (…)No existen argumentos ante la muerte. La muerte es lo inexorable (…)”.
Lo que va a ocurrir inexorablemente es del orden de la necesidad. Hay una causa, la herencia genética y un efecto, el padecimiento de una enfermedad incurable que lleva a la muerte. De acuerdo con esto, tampoco podemos atribuirle responsabilidad ni a “Trece” ni a Foreman por ese destino inexorable. Retomando a Fariña “(…) Pero basta para que se produzca una grieta, una vacancia entre ellos, para que la pregunta por la responsabilidad adquiera toda su dimensión.” Entonces, ¿por qué debe responder Foreman? ¿De qué es responsable?

El Dr. Foreman se encuentra ante esta situación que no se presenta sólo compuesta por necesidad y azar. La realidad es mucho más compleja. Pero, a partir de aquí, deberá responder por su acción. D`Amore nos explica acerca de las posibles respuestas a la interpelación. Estas pueden ser el sentimiento de culpa, la proyección, la negación, la intelectualización y las formaciones sintomáticas. Cada una a su manera es una respuesta a la interpelación subjetiva (2011, D`Amore, Responsabilidad Subjetiva y culpa).

Ubicamos, en esta primera escena, el Tiempo 1 del circuito de la responsabilidad, entendiéndolo este como una conducta que lleva a cabo el personaje con determinados fines: un decir en acción.
Foreman le dice al Dr. Chase que va a darle a su novia “Trece” la verdadera droga en lugar del placebo pero, al igual que Truman (Fariña, The Truman Show, 1999), entra en un círculo vicioso en donde hay duda, división, dilema. Se debate entre las posibles elecciones, tratando de elegir la correcta desde el lugar del cálculo y la certeza. Sin embargo, esa duda, no se corresponde con un Tiempo 2 de interpelación. Por el contrario, funciona, a modo de huida, de una verdadera pregunta que queda enmascarada entre un cuestionamiento sobre la responsabilidad moral frente a su novia, sobre lo que está bien o está mal, y la responsabilidad jurídica frente a la comunidad científica, entre la legalidad y la ilegalidad y sus posteriores consecuencias.

Escena 2

… Frente a los resultados negativos de la resonancia de Sarah, House ordena la realización de la endoscopia. El equipo médico se retira, excepto Foreman quien acude a House en busca de una opinión acerca de su experimento.

- Foreman: Necesito hablarte sobre Remy. La “Trece”. Está bajo un placebo.

- House: Y tú no quieres eso. Soy la última persona a quien le pedirías consejos éticos. Significa que ya les preguntaste a las otras personas y nadie te dio la respuesta que buscas.

- Foreman: O que respeto tu opinión y quiero saber lo que piensas

- House: ¿Las drogas la curarán?

- Foreman: Son prometedoras. Reducen los síntomas…

- House: No curan. Entonces los pros son que, demorará la aparición de síntomas. Darle un año extra, tal vez tres, aun así morirá antes de que tengas 45. La pregunta es: ¿esos pocos años van a arriesgar tu carrera en medicina?

- Foreman: No

- House: Listo. No fue difícil

- Foreman: Gracias

- House: A menos que la ames. Si la amas, harás estupideces…
Foreman se retira sin decir nada.

En esta segunda escena, el Dr. House analiza, en primer lugar, los pros y los contras de la situación, lo que hay para ganar y para perder, hace cálculos y le da una “respuesta” que parece tranquilizar, en un principio, a Foreman. Irónicamente le dice “Listo, no fue difícil”. Esto nos permitiría inferir que, de lo que quiere liberarse Foreman es del sentimiento de culpa, pero no quiere ser el responsable de decidir. Inmediatamente, House revierte la situación y lo enfrenta a otra disyuntiva: “los que aman hacen estupideces”. En este sentido, revierte la lógica de Foreman porque, según House, en el amor, lo correcto sería hacer cosas incorrectas. Si bien Foreman no dice nada, podríamos pensar que, de esta charla no saldrá de la misma forma que entró. La intervención de House apunta al sujeto y a su posición con respecto a la situación. Lo obliga a Foreman a no poder eludir la pregunta por el deseo. ¿Cuál es la pregunta velada tras la duda dilemática? Es la pregunta por el propio deseo. ¿Qué desea Foreman? ¿Desea ser un médico prestigioso, un gran investigador científico? ¿Desea tener una relación y un proyecto de vida con Trece? ¿Ama a Trece pero desea no tener que pasar por el sufrimiento de perderla?
Desde esta perspectiva, podríamos pensar esta situación desde el doble movimiento de la ética: un primer momento donde se podría realizar un juicio moralista, donde se pone en juego si está bien o está mal la decisión de Foreman, entendiendo a la moral, en este sentido, como lo que permite al sujeto un ordenamiento y una adecuación a lo social. En otras palabras, si el accionar de Foreman se condice con lo que está dentro de los parámetros legales, si sus deberes armonizan con la ley social. Sin embargo, el segundo movimiento nos permite introducir nuestra mirada frente a esta situación singular que se sustrae de la lógica precedente, donde está en juego el deseo: un escenario dilemático para el cual no existe un conocimiento disponible.
A partir de estas coordenadas plantearemos nuestra hipótesis clínica:
Foreman presenta, como síntoma, una indecisión que lo preserva de interpelarse acerca de su propio deseo. Evitando responder ante el amor que lo enlaza al otro se crea, a modo ilusorio, un modo de sustraerse de los efectos del encuentro con lo real, con la muerte como destino inexorable.

Escena 3:

… Mientras tanto, la Dra. Remy Hadley y Foreman se encuentran en el salón donde da clases la paciente. Los niños están allí. Ellos están buscando pruebas que confirmen el diagnóstico de House. Mientras revisan, “Trece” le dice a Foreman que quiere tener hijos en el futuro y que, como son novios, él debería saberlo. “Aun sabiendo que la tengo (la enfermedad de Huntington) es una opción” concluye Remy.

Trece no calcula, no evita, no niega la situación, sino que, comparte con Foreman su respuesta, su posicionamiento subjetivo, su deseo. A pesar de estar enferma quiere tener un proyecto de pareja junto a Foreman, un futuro junto a él.

Escena 4:

… El Dr. Foreman retira de una heladera, la medicación utilizada para el Huntington que está probando en su investigación y le cambia la etiqueta, otorgándosela a “Trece” en lugar del placebo.

Aquí Foreman realiza la acción que se había planteado en el Tiempo 1 pero, como podemos inferir de lo desarrollado hasta el momento, esta acción deviene de una transformación. Plantea una diferencia en un Tiempo 2, con aquel sujeto subsumido al círculo vicioso de la indecisión. Esta acción, a la vez que interpela al sujeto, es una respuesta que resignifica el Tiempo 1. La acción que realizó es la misma que dijo que iba a hacer, pero las coordenadas subjetivas han cambiado, indefectiblemente, por su pasaje por el deseo.

Esta acción lo hace culpable, no de hacer estupideces por amor, sino culpable de su deseo. Por todo lo expuesto, consideramos que se abre un Tiempo 3 en donde se produce una rectificación subjetiva. Foreman no es el mismo sujeto del Tiempo 1. Se ha vuelto responsable por ese amor que lo enlaza a “Trece”.

Bibliografía:

 Michel Fariña, J. J.: El doble movimiento de la Ética contemporánea. Una ilustración cinematográfica. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos.

 Domínguez, M. E.: (2007) El acto de juzgar entre el dilema y el problema ético. Inédito. En página web de la cátedra.

 D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

 Michel Fariña, J. J.: The Truman Show. Mar abierto (un horizonte en quiebra). En Ética y Cine, Eudeba, 2000.

 Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

 Michel Fariña, J. J.: Responsabilidad: entre necesidad y azar. Inédito. En página web de la cátedra.



NOTAS