por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGÍA

Psicología, Ética y Derechos Humanos
(Código: 071, Cátedra I)

Segunda evaluación

Titular de Cátedra: Prof. Juan Jorge Michel Fariña
Ayudante de Trabajos Prácticos: Lic. Dora Serué
Comisión: 2
Año: 2009 (2do cuatrimestre)
Alumna: Olguín, Jesica (DNI: 31.626.341)
Mail: jesitio@hotmail.com

Película: Click, perdiendo el control

Título original: Click
Director: Frank Coraci
Reparto: Adam Sandler, Christopher Walken, Kate Beckinsale
País: EE.UU
Año: 2006
Género: Comedia

Breve resumen de la película

Michael Newman (Adam Sandler), vive con su esposa (Kate Beckinsale) y sus dos hijos (Benjamín y Samantha), a los cuáles no puede dedicarle mucho tiempo, ya que pasa largas horas planificando construcciones edilicias, para la empresa arquitectónica en la que trabaja. Su meta es que su jefe logre dar cuenta de sus habilidades, y de esta manera, le ofrezca un ascenso bien merecido.
Una noche, después de pasar mucho tiempo en la elaboración de un diseño para la empresa, se sienta a mirar televisión para relajarse un poco, y al no encontrar el control remoto correspondiente para encender la tele (situación que no sucedía por primera vez), se siente muy frustrado, y decide ir en busca de uno. Michael, sale con su auto y termina entrando a un negocio llamado “Bed, bat & beyond”. En el mismo, no ofrecían electrodomésticos ni objetos de electrónica, entonces decepcionado por no hallarlo, se recuesta en una cama que estaba en venta, y así es como dirige su mirada a una puerta en la parte trasera del local (que tenía el nombre “Beyond”-más allá-). Ahí es donde se encuentra con Morty (Christopher Walken), un alocado personaje que le ofrece un control remoto, y le advierte que es “universal” (es decir, maneja todo lo que uno quiera), que no es retornable, y que debe uno ser responsable del uso que se haga de él.
De esta manera, empiezan las asombrosas situaciones que se generan entre Michael y el control remoto, ya que el mismo no sólo sirve para encender la televisión, sino que maneja el universo de este personaje (Michael, puede retroceder al pasado, y también adelantarse al futuro). Así es como lo vemos a él, con un exceso de poder en cuanto al manejo del tiempo, adelantando los momentos que considera “aburridos” (por ejemplo, las reuniones familiares, y las discusiones), y poniendo un Michael “piloto” (que sólo sirve para hacer presencia y para no generar sospechas en los demás)
Hasta acá, no hay ningún problema, excepto por un pequeño detalle, el control remoto tiene la propiedad de “memoria de programación”, y comienza a adelantarse “sólo” a las mismas situaciones que antes el personaje había indicado como poco valoradas. Así, es como lo vemos a Michael tratando de controlar su tiempo, para que no corra tan rápido, y cuando esto no es posible, él termina enterándose retrospectivamente sobre sucesos de su vida (va teniendo noticias de las cosas que ha perdido, por pasarlas de largo y no valorarlas, por ejemplo, es informado de que está por perder a su mujer debido a que se dedicó exclusivamente a su trabajo y no aprovechó su tiempo para estar con su familia; se entera de que él estuvo enfermo de cáncer; y finalmente, que su padre falleció y él no pudo despedirse ni acompañarlo en sus últimos momentos).
A partir de estos sucesos, Michael trata de recuperar a su familia por más que le cueste la muerte; y como se muestra dispuesto a cambiar su actitud ante la vida, Morty le permite tener una segunda oportunidad.

Análisis de la película

Para comenzar con el análisis, tendré en cuenta los conceptos planteados por Juan Carlos Mosca, respecto a la responsabilidad subjetiva, esto indica que el interés estará puesto en la subjetivación de una acción, que recae finalmente sobre el Sujeto, poniendo a éste en acto. Para poder llevar esto a cabo, debe efectuarse una retroacción sobre una acción realizada, como consecuencia de una interpelación (es decir, el sujeto debe dar una respuesta). De esta manera, se va a tener en cuenta cuál es la importancia de colocarse frente a esto que le ha sucedido.

Voy a explicar brevemente el circuito de la responsabilidad. Tal como lo expone Mosca , el circuito de la responsabilidad, está formado por tres tiempos (que no son cronológicos, sino más bien lógicos)
• El tiempo 1, es la acción realizada por un sujeto, con determinados fines, con el supuesto de que su accionar se agota en los objetivos para los cuales fue concebida.
• En el tiempo 2, el sujeto recibe de la realidad unos indicadores, que lo ponen sobre aviso respecto de que algo anduvo mal, las cosas fueron más allá (o más acá) de lo esperado. El sujeto, se ve interpelado por esos elementos disonantes, algo de esa diferencia le pertenece.
Frente a esto, el sujeto tiene dos maneras de responder. Una de las formas, es que se responsabilice moralmente, entre algunas de sus variantes puede darse: a) Que dé una respuesta culpógena, b) que la culpa sea proyectada en el otro, c) que se angustie, (esto solo causa que se nombre al objeto y se desangustie la situación), d) que se expresen sentimientos inconcientes de culpa, e) que se produzca la negación, y d) la producción sintomática (es decir, lo que retorna será siempre lo que se había reprimido)
Cualquiera de estos casos, funcionan como posible respuesta a la interpelación, y se diferencian del efecto sujeto, propio de la responsabilidad subjetiva.

Voy a analizar el circuito de la responsabilidad, teniendo en cuenta el personaje de Michael (Adam Sandler)
• En un tiempo 1, podemos tomar desde el momento en que Michael al sentirse frustrado, va al shopping en busca del control remoto universal, y empieza a hacer uso de él para efectuar los cambios respecto del tiempo. El tiempo 1, comenzaría a partir del instante en que él juega con el tiempo adelantándolo o atrasándolo, evitando afrontar sus problemas interpersonales (por ejemplo, las discusiones con su mujer). Su objetivo, en un principio no era ese, luego al descubrir las propiedades del control remoto universal, éste le genera una adicción, a la cual no puede sustraerse.

• Como tiempo 2, se toma desde el momento en que tras haber hecho cambios de los tiempos, el control remoto se presenta como programado a los avances que él ha tenido (es decir, que anteriormente, Michael había saltado o acelerado) De esta manera, termina siendo manejado el sujeto (Michael, queda impotente, sin posibilidades de control alguno). Los intentos del sujeto para controlar el tiempo, fundamentalmente, se basaban en evitar las situaciones en las que anteriormente, él ya había acelerado (para ejemplificar, transcribiré un diálogo que él tiene con su mujer).
(Michael se levanta, para ir a trabajar, y se da la siguiente situación)
Michel: Donna, voy a decirte directamente lo que pasa…pero tal vez tengamos una discusión. No podemos discutir, por que me salgo. Así que ese es un problema. Voy a ir al trabajo e intentaré solucionar esto.
Esposa: ¿Vas a ir a trabajar en bata?
Michael: Cariño. No podemos discutir ¿bien? No más discusiones. Tienes razón. Me equivoco. Todo el tiempo. ¿Quieres un beso?.
Esposa: Aceptaré ese beso.
Michael: No puedo. Si te doy un beso…tal vez, nos lleve a algo más, entonces, otros tres minutos se van. Estás decepcionada, yo sonrío. Quiero estar contigo cada minuto de mi vida, pero debo irme. ¡Qué tengas un buen día!
(La mujer queda confundida)

Entre alguno de los sucesos más importantes que se le aparecen al sujeto, encontramos: problemas de eyaculación precoz que dificultan sus relaciones sexuales con su esposa (ya que en un primer momento, había elegido en el control remoto, la opción de “aceleración” en el acto sexual, para esa noche, poder terminar una carpeta con un diseño de un futuro edificio que debía entregar al día siguiente a su jefe); desconocimiento del crecimiento físico de sus hijos; para lograr un ascenso y finalmente quedar como director de la empresa, avanza hasta ese momento (esto pasa en diez años, en ese tiempo, con todos los cambios que esto implica); etc.

Estos serían aquellos indicadores disonantes que provienen de la realidad, que alertan al sujeto de que algo en relación a lo sucedido en el Tiempo 1, anduvo mal. Es justo en este momento, dónde se puede encontrar a la interpelación (donde el Tiempo 2, se sobreimprime al tiempo 1 y lo resignifica). Hubo una acción de Michael en el Tiempo 1, y es en el Tiempo 2, donde la realidad lo enfrenta, es decir, las cosas fueron mas allá de lo que él esperaba.

Esta interpelación, produce la puesta en marcha del circuito de la responsabilidad, donde por retroacción se lo empuja a Michael a hacerse responsable (el Tiempo 2 obliga a responder). “No hay forma de no responder pues la interpelación exige respuesta. La fuerza simbólica de la interpelación proviene de la internalización de la ley simbólica, es por eso que en este sentido la interpelación es exigencia de respuesta más allá de lo que “yo” querría responder”
Esto en la película, se ve cuando, luego de pasados diez años, él va a la empresa y se encuentra con su hijo, quien le informa de la muerte de su padre (fallecido tiempo atrás). Transcribo a continuación, brevemente, el diálogo.

(Dentro de la oficina de su hijo)
Michael: Me gustaría que pasáramos más tiempo juntos. Todos nosotros. Llevarlos a tomar helado. ¿Qué te parece? Se que tu madre no vendrá…(en una escena anterior, su esposa le dice que se casó con otro hombre) pero tú, Samantha, el abuelo, la abuela. Sería bueno, ¿no?
Hijo: (El hijo, que estaba con su notebook, levanta la vista y le habla) Sabía que te ocurría algo hoy… (le da un vaso de agua y lo hace sentar) El abuelo murió, papá. Murió hace bastante.
Michael: No, no, no. No me digas eso. ¿Dónde estaba yo? (rompe en llanto)

Acá, podemos localizar la culpa y la angustia, en el personaje. Respecto a este tema, D`Amore plantea que es la culpa, en si, quien permite la interpelación; llevando a la retroacción del tiempo 1. De esta manera, es que Michael, es interpelado (debe responder), y se resignifica el tiempo 1. Así, es que la interpelación convoca al individuo a responder. Si esto se consigue, es cuando se da el efecto sujeto y aparece la responsabilidad; como al comienzo se dijo, ya estaríamos en un tiempo 3. Al ir surgiendo el efecto sujeto, se va diluyendo el sentimiento de culpa.

• El tiempo 3, se ve cuando Michael, hace un análisis de su accionar, y decide cambiar. (Por ejemplo, acto seguido a la noticia de la muerte de su padre, lo vemos en el cementerio, donde se encuentra con Monty, y cómo este último le dice que él no estaba el día de la muerte de su padre, Michael, le pide que lo lleve al último momento en que lo vio. La escena siguiente, representa al último día en que vio a su padre, la misma, nos muestra a Michael, en su oficina trabajando, su hijo también estaba en ella, y su padre llega de visita. Acá, vemos como él se niega a la propuesta del padre de hacer una salida los tres juntos, cuando éste hablaba, Michael no lo miraba ni le daba importancia cuando él hablaba, y le dice que lo deje trabajar. El Michael espectador, se muestra enojado por la actitud de su otro, y se siente culpable. Finaliza la escena, cuando vemos al padre que le dice a Michael “te quiero, hijo”, y luego se marcha con los ojos lagrimosos-el Michael, espectador, con el control remoto repite esa frase tres veces, y le dice a la imagen de su padre detenida “Yo también te quiero mucho”-) También, se puede ejemplificar, en el momento, en que está en el hospital internado (por un paro cardíaco) y como sabe que está por morir, se despide de sus hijos con la frase ”Familia. Familia. La familia, está primero. Samantha, no llegué hasta los 200 años, pero te quiero igual.”

Finalmente, referimos a este tiempo 3, cuando Michael al final de la película, va a la casa de los padres, y los despierta tirándoseles encima de la cama. Se da el siguiente diálogo.

Mamá: ¿Qué sucede? ¿Qué pasó?
Michael: Nada, todo está bien. Todo está increíble, Ma. Sólo quería decirles que los amo…
(…) Vengan mañana a la noche a casa, y la que le sigue. Cuando gusten. Mamá, gracias a darme a luz, sé que dolió…

(Luego, vuelve a su casa, hace ruido con una cacerola para despertar a su familia, y finge estar trabajando. Baja su mujer)
Esposa: ¿Qué es ese ruido?
Michael: Shh, ¿te molesta? Estoy tratando de concentrarme. Aquí estoy despierto toda la noche…intentando idear actividades para nuestro campamento del 4 de Julio..pero ¡No me dejas pensar!
Esposa: ¿Quieres tiempo para pensar? Por qué no piensas en el hecho de que no vas…¿Qué dijiste?
Michael: Sí, me escuchaste. (Bromeando) Si continúas con esa actitud extraña…no podré trabajar por un año y tengo que planear 10 vacaciones más. ¿Eso te hace feliz?
(Ellos se besan. Baja el hijo y pregunta si pasaba algo. Michael lo abraza)
Michael: Te extrañé, te extrañé mucho. Terminaré la casa del árbol. Dormiremos el próximo fin de semana ahí
(Baja la hija, y salta para abrazarlo)
Michael: Y tú, Buen salto. Te amo. Un día serás la muchacha más atractiva. Pero aún debes tener cerebro. Por lo tanto mañana te enseñaré cálculo.
Hija: ¿Sabes cálculo?
Michael: (en tono burlesco) Sabía que te atraparía en ésta. Tu madre te enseñará. Ahora a descansar, que mañana tenemos un campamento.
(Se retiran los hijos, y queda sólo con su mujer)
Michael: Y yo, me quedaré con mi esposa. Comprobaré que quede satisfecha…

Hipótesis clínica

Voy a basarme en el concepto de Mosca, sobre necesidad y azar. Este autor nos dice que la responsabilidad surge en la grieta entre necesidad y azar. Ya que a la necesidad, se la define como aquello sobre lo que el sujeto no puede incidir, lo forzoso, lo firme, lo riguroso, lo inflexible , abocándonos a la película, en el momento en que Michael (en un día muy agotador) quiere encender la televisión para relajarse, y se confunde de control remoto (esto lo obliga a salir a comprar uno que sea universal, y termina consiguiendo el control remoto que puede manejar absolutamente todo); vemos como se hace presente la necesidad, en ese preciso instante en que Michael tiene que ir en busca (y, finalmente lo consigue) del “mejor control remoto” que “controle absolutamente todo”; también en el uso que hace de él. Haciendo un estudio, en base a los conceptos planteados por Freud, esto, tiene que ver con la insatisfacción neurótica de nuestro personaje, ya que él quiere abarcarlo todo (también se puede ver la necesidad que tiene de lograr su ascenso, dando a conocer un super yo muy exigente); pero además, quiere tener un control en su vida. Respecto al azar, Mosca, dice que, implica incertidumbre . Al azar, se lo puede ubicar en la película, cuando el control remoto funciona a modo programado, haciendo que el tiempo avance a mayor velocidad, ya que Michael no podía llegar saber de ante mano que esto iba a suceder provocándole una imposibilidad en el manejo de la situación. Esto, es lo que vemos, en un tiempo 3, como cambio en la actitud de nuestro personaje, ya que él está en un principio como muy inmerso en su trabajo (tiempo 1), luego, cuando reflexiona sobre su postura frente al tiempo que se dedicaba a pasar con su familia (este es el tiempo 2), y finalmente, cuando logra poner a su familia por sobre su trabajo (tiempo 3). A partir de este tercer tiempo, se puede notar cómo Michael adquiere una postura intermedia del sujeto, siendo responsable subjetivamente de sus deseo inconcientes de querer cambiar su estilo de vida, ocupando parte de su tiempo a estar con su familia.

Bibliografía

• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• Fariña, J. M. (1998). Lo universal-singular como horizonte de la ética. (Cáp. IV). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

• Fariña, J. M. Responsabilidad: Entre necesidad y azar. Ficha de cátedra. www.psi.uba.ar

• Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.

• Gutiérrez, C. & Salomone, G. Z.: La responsabilidad profesional, entre la legislación y los principios éticos. En La nave, Año III, Nº 20, setiembre 1997

• Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cáp. III. Eudeba, Buenos Aires.

• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: