Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Diamante de sangre >

por 

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Cátedra I – Prof. Regular Titular: J. J. Fariña

Año: 2009
Cuatrimestre: Segundo
Comisión: 24
Profesor: Alejandro Ollier
Coayudante: Giselle Sajanovich

Alumnas:

Aprile, Fernanda Laura
Lu: 331108260
E-Mail: fernandaaprile@yahoo.com.ar
Tel: 3526-3163
Cel: 1530421750

Vilar, Jésica Anahi
Lu: 33400031
E-Mail: jesica.vilar@gmail.com
Tel: 4206 4904
Cel: 1563321230

Film: “Diamante de Sangre”

Año: 2007

Síntesis del Film:

El Film se sitúa en Sierra Leona, África, en la década de los ‘90 donde estallaba una guerra civil. Estaba en auge la extracción de diamantes que se utilizaban para financiar la guerra, comprar armas, además de su venta de manera ilegal.
La historia comienza mostrando la vida de Solomón, padre de una familia de africanos, que se encarga de que su hijo reciba una buena educación para que no sea un pescador como él. Un día volviendo de la escuela del niño, un grupo de guerrilleros atacan su aldea y se lo llevan como esclavo para trabajar en un yacimiento de diamantes, separándolo de su familia. Trabajando aquí encuentra un diamante rosa, muy grande, el cual esconde debajo de la tierra a pesar del terror a ser descubierto. El comandante lo ve, pero justo en ese momento unos aviones bombardean la zona, y arrestan a gran cantidad de gente, entre ellos a él y al comandante. Una vez en la cárcel, éste último lo delata frente a todos los prisioneros, contando lo del diamante. Entre los prisioneros se encuentra Daniel Archer, un africano blanco que se dedica al contrabando de diamantes, quien queda muy interesado con la información.
Al salir de la prisión, logra liberar a Solomón, para que éste le diga donde escondió la piedra. Ante la negativa de Solomón, Archer hace un trato con él; él le ayuda a encontrar a su familia, a cambio de que Solomón le diga dónde se encuentra la piedra.
Para encontrar a la familia de Solomón, Archer pide ayuda a una periodista, Maddy Bowen, quién estaba tratando de averiguar la verdad acerca del tráfico de diamantes, ofreciéndole a ella la información que necesita si lo ayuda.
Maddy colabora para encontrar a la familia de Solomón, pero cuando se produce dicho encuentro se enteran que el hijo de éste, Día, había sido secuestrado por los guerrilleros. Éstos lo entrenan para que sea uno de ellos.
Se emprende la búsqueda de este niño, mientras que a Archer le van sucediendo ciertas emociones con respecto a este padre tan preocupado por su hijo. La periodista tiene mucho que ver con los pensamientos que se van de a poco consolidando en Archer.
El objetivo principal de Danny era encontrar la piedra, e irse de África, pero las experiencias que va atravesando con estas dos personas lo hacen reflexionar acerca de lo que significa tener una familia.
Cuando logran encontrar al hijo de Solomón, van en busca del diamante. Al conseguirlo, a Archer le atraviesa una bala muy cerca del pecho. Llega a un punto en que no quiere seguir luchando por su vida. Mira la piedra, se ríe y se la entrega a Solomón, diciéndole que corra con su hijo a la avioneta que los estaba esperando y que cuide a su hijo. Llama a Maddy y le pide que se encuentre con Solomón, lo ayude a recuperar a su familia, y lo lleve a Londres.
Archer termina falleciendo en Sierra Leona luchando contra el ejército del que alguna vez fue parte.

Circuito de Responsabilidad:

Tiempo 1
Al lograr sacar de la prisión a Solomón, Danny lo sigue para que éste le diga donde está el diamante.
Al principio Solomón se hace el desentendido, pero cuando Danny dice: “¿…y si te ayudara a buscar a tu familia? Los organismos de ayuda son inútiles, hay otros medios…Sin mí no sos más que otro negro en África”; Solomón lo sigue, con el único objetivo de recuperar a su familia.
Por lo que el tiempo 1 consiste en el trato entre ambos por disposición de Archer. Buscar a la familia de Solomón, a cambio de que éste le diga dónde escondió la piedra, para quedársela. Es decir que es una conducta, “una conducta con determinados fines, en el supuesto de que su accionar se agota en los objetivos para los cuales fue concebido” .
Tiempo 2
El tiempo dos, se sitúa en diferentes momentos en la película. Momentos que fueron importantes para que Danny Archer se diera cuenta que no solo le importaba el diamante si no que había otras cosas por las cuales luchar. Hay una resignificación del primer momento, ya el trato pierde su sentido en sí. Si bien lo sigue buscando, se ve a partir de los distintos hechos sucedidos con Maddy y Solomón que se van produciendo quiebres en Archer. Las cosas fueron más allá de lo esperado. Lo esperado era robar el diamante e irse de África.
La situación que más denota que el protagonista realiza una interpelación subjetiva es teniendo una conversación con Maddy. En dicho diálogo, él cuenta su historia personal, que era africano, que había formado parte del ejército, que las guerras eran por oro, plata, diamantes, por lo cual un día decidió que se había cansado y quería quedarse con su parte. En este momento ella le pregunta si pensaba robarse el diamante y él le responde: “Ese diamante es mucho para este continente olvidado por Dios”. Ella agrega que eso no responde a su pregunta. Vemos que Archer baja la mirada, no puede sostenerla, mas allá de querer echar la culpa en otro lado, ante la pregunta se siente culpable. Hasta acá solo vemos un sesgo de culpa ya que luego de esto, cuando Maddy habla de su padre, él se burla de sus sentimientos, pero ella le revierte la situación diciéndole: “Tus padres murieron”. Primero él se niega a hablar y luego comenta que su madre fue violada, fusilada y decapitada cuando él tenía nueve años. Observamos como la coraza de Archer se empieza a descascarar y dice: “Yo me pregunto si Dios algún día nos perdonará por lo que nos hemos hecho el uno al otro, y luego miro a mi alrededor y me doy cuenta que Dios se fue hace mucho tiempo de acá” “Estoy decepcionado”, y se quiebra en llanto. Nuevamente la imagen de Dios como el culpable de la situación, pero esta vez, hay algo más, se pregunta si lo perdonará. Hay algo por lo cual Dios debería perdonarlo, se esta haciendo responsable de esto, por eso dice “estoy decepcionado”. Podemos pensar que hay una interpelación, se siente decepcionado, con esta vida que lleva, es por eso que luego de decir esto se pone a llorar. No es una decepción con otro sino con él, por eso esquiva hablar del tema, de la familia, porque es allí donde se siente responsable con el trato que esta haciendo, es allí donde el diamante perdería valor. Si piensa en su familia, se siente responsable de llevar esa vida, de contrabandear aquello que es motivo de la guerra: los diamantes. Como dice Salomone: “Se trata de una culpa moral como respuesta a la interpelación. Evalúa su accionar, lo encuentra moralmente malo y se reprocha por ello” . Esto le hace repensar sus valores, cuestión que no logrará hasta el final de la película.
Tiempo 3
En este tiempo se ve claramente el cambio subjetivo de Archer.
Estando herido por una bala, se rinde a seguir luchando por su vida, se rinde a seguir teniendo la misma vida que desde los nueve años repetía: corrupción, violencia, saciar sus propias necesidades sin tener en cuenta a los otros.
Toma la piedra que tanto esfuerzo le costó conseguir, la mira, le produce gracia que toda su vida consistía en la búsqueda de piedras, y en la búsqueda de dinero, la besa y se la entrega a Solomón, diciéndole que la tome y que corra con su hijo a la avioneta que venía a recogerlos. Llama a Maddy, le pide que se encuentre con Solomón y que lo ayude a recuperar a su familia y a mudarse a Londres.
Se corre del lugar de comerciante, traficante, para desear que ellos estén cuidados, unidos en familia.
Archer se deja morir en la tierra donde nació, luchando contra aquello de lo que había sido parte: el ejército, la corrupción. Las cosas toman otro valor para este personaje, que ahora es capaz de morir por otros. Es el pasaje de la culpa a la asunción de la responsabilidad lo que lo lleva a accionar de otra manera.
Hipótesis Clínica:
Podemos ver que hay varias cuestiones que mueven al personaje a manejarse de esta manera. Como primer punto encontramos la intención de salir de ese país, se puede suponer que por lo que África representa para él: violencia, el recuerdo del asesinato de su madre.
Como una segunda cuestión encontramos lo que le dice a Maddy antes de morir, que quizás se encontrarán en otra vida. Nuevamente una intención del sujeto, de tener otra vida, en la que pueda armar una familia con ella.
Encontrarse con Maddy y Solomón le hicieron reflexionar sobre quién era él, qué deseaba realmente.
Y aunque él sabía que no estaba feliz en África y por eso se quería ir, no había pensado en la posibilidad de cambiar su vida, y ser alguien más bueno con el prójimo y vivir en paz. Se ahorraba la angustia de pensar en sí mismo.
Este sentimiento de amistad y amor lo pudo sentir gracias a estas personas con las que se encontró.
Responsabilidad y culpa:
Oscar D’ Amore dice: “No hay responsabilidad subjetiva sin culpa”. El sujeto del acto coincide con el de la responsabilidad subjetiva. La culpa no es más que la imputabilidad de un daño por el que hay que pagar (...) estar en deuda ob-liga a re-spondere, es decir pagar la deuda” . La culpa obliga a una respuesta.
Como ya marcamos antes, Archer debía responder ante las preguntas de Maddy. Estas preguntas lo ponían en una situación incómoda, donde la mirada decía todo. Pero Archer no se animaba a hablar. Solo en un momento dijo, “yo lo utilizo a él como vos me utilizas a mí”.
En este caso el quería desligarse de la responsabilidad. Desplazándola hacia Maddy haciendo rebajar su culpa. Así como también se muestra que quiere delegar a Dios la responsabilidad de lo que ocurre. Pero en los momentos que no la miraba, o bajaba la vista eran momentos en los que sentía vergüenza por lo que estaba haciendo. “La vergüenza nos pone en la pista de un sujeto interpelado por aquello que, aunque vivido como ajeno, le pertenece y perturba su intención consciente confrontándolo a un punto sin-sentido (…) lo interpela, llama al sujeto a responder.” Y en base a este proceso es cuando luego decide lo que ya marcamos como el tercer tiempo.
En principio Archer tenía la responsabilidad de buscar a la familia de Solomón. Había contraído una deuda que tenía que saldar, para conseguir el objetivo final, el diamante.
Pero la responsabilidad de encontrar a la familia fue más fuerte que lo que lo llevó a que ése fuera su último objetivo: que esa familia se volviera a unir, y que estén a salvo.
Archer en el momento de hacer el trato era consciente, y tenía intención de robarle el diamante a Solomón. Tenía una posición en la que solo le importaba salvarse él. Utilizaba a los otros en base a sus necesidades. Pero la intención es lo que compromete. Lo ob-liga a responder.
La culpa depende de una operación simbólica que es la interpelación simbólica. Esta última es una puesta en marcha del circuito de la responsabilidad. “La responsabilidad subjetiva es la culpabilidad misma de lo que hace y dice un sujeto. Una singularidad que emite un sujeto”.
La retroacción hace que se vuelva sobre una acción. Archer le dice a Maddy “Por ahí en otra vida…”. Queriendo decir “tal vez, en otra vida nos encontraremos, y será diferente la situación donde yo no seré un traficante ni delincuente, y habrá paz a nuestro alrededor”.
Como dice Fariña en el análisis de la película “The Truman Show” , “un sujeto puede pasarse la vida huyendo de sí mismo, pero existen ciertas circunstancias en las que algo cambia, en las que se encuentra eligiendo, pero no ya desde el cálculo y la certeza precedente”.
Archer en la conversación con Maddy y viendo las cosas que le pasan a Solomón, fue haciendo una interpelación subjetiva, de cómo había actuado en el pasado. Inconscientemente sabía que la culpa no era de Dios por haber abandonado el país. Sino de todos los humanos corruptos que estaban matando a la población, destruyendo ese país. Archer era uno de ellos.
La culpa, el reconocimiento de sus actos, es lo que lo hace bajar la mirada. Reconoce sus actos, y se podría decir que se arrepiente de su vida, por lo que ahora se deja morir para nacer en otra nueva vida, y poder construir una historia diferente.
Azar y necesidad
Cuando Archer queda detenido, vemos que en la celda de enfrente encarcelan a Solomón. Muestra la escena que los guardias de seguridad pasan con el comandante de los guerrilleros, por el pasillo que separa ambas celdas. Cuando el comandante ve a Solomón comienza a gritar diciendo que sabía que él tenía un diamante rosa, el más grande que haya visto, y ofrece una recompensa a aquel preso que sea capaz de sacarle la piedra. Solomón lo niega y en un acto de desesperación se saca la ropa, y gritando le dice que él no tenía nada. El comandante dice que sabía quien era su familia, que los iba a matar. Es ahí cuando Archer se entera de la existencia del diamante y de la historia de Solomón. Vemos como así entra en juego el azar en esta escena.
Si no hubiera gritado el comandante, o si Archer hubiera estado muy alejado de la celda de Solomón posiblemente nada de lo que aconteció y fue propicio para un cambio subjetivo en Archer hubiera sucedido.
También vemos el azar presente cuando Archer se encuentra con Maddy. Si Maddy no hubiera estado implicada en la búsqueda de la familia de Solomón, difícilmente podríamos hablar del final que aconteció. Las preguntas insistentes de Maddy fueron en gran parte las que hicieron tomar consciencia a Archer de otra realidad y pensar realmente quién era él.
Estos hechos que se dan por azar, marcan lo inesperado. El azar en sí, implica incertidumbre.
La necesidad la vemos en que se dieron las coordenadas para la búsqueda del diamante. Pudieron visualizar la comunidad donde se encontraba el hijo de Solomón. Pudieron encontrar los yacimientos de diamante para hallar dónde había escondido Solomón el diamante rosa. Lograron esquivar a los soldados…
Si no se hubieran dado todas estas situaciones probablemente no se hubiera producido el cambio en Archer.
Lo paradojal de estos actos es que buscando el diamante, Archer logra encontrarse a él mismo. Esta es la necesidad que escapa a la órbita del sujeto, y tiene ver con las causas y los efectos de los hechos.

Bibliografía

- D’ Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol.1: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
- Fariña, J. (1999). The Truman Show. Versión resumida de la clase dictada en la facultad de Ciencias Sociales de la UNZL.
- Jinkis, J (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.
- Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: Un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
- Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol.1: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: