Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Diario de una pasión >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGÍA

Psicología, Ética y Derechos Humanos

Segundo Parcial

Profesor Titular Regular: M. Fariña
Ayudante de Trabajos Prácticos: Alfano, Adriana
Com Nº: 7
Chiesa, Ludmila LU: 30462081/0
Miceli, Mariela LU: 30723424/0

2do Cuatrimestre 2009

RESEÑA DE LA PELÍCULA
Titulo Original The Notebook
Titulo Español Diario de una Pasión
Dirección Nick Cassavetes
Guión J. Leven y J. Sardi; basado en la novela de N. Sparks
Producción Mark Johnson y Lynn Harris
Año 2004
Género Romántica
País Estados Unidos

Para la realización de este segundo parcial tomaremos la película “Diario de una pasión”. La historia trata de una joven llamada Allie, la cual se va a pasar el verano con su familia a la ciudad costera de Seabrook, en Carolina del Norte, donde conoce a un joven lugareño llamado Noah. Ellos se enamoran y pasan el verano juntos. El problema surge debido a que ella pertenece a una familia de clase alta y él es un trabajador de fábrica, por lo cual sus padres no ven esa relación con mucho entusiasmo, aunque consideran que el tiempo hará que su hija se olvide de ese chico.
La familia de Allie, viendo que esa relación prospera cada día más, decide ponerle fin a sus vacaciones y volverse a su ciudad.
Durante el tiempo que están separados, Noah le escribe una carta cada día durante un año, aunque a Allie nunca le llegan. Su madre, que estaba en contra de ese amor por considerar que Noah no era para una joven de su clase, las esconde, impidiendo que Allie tome contacto con ellas.
Luego de un año Noah deja de escribirle y es llamado a la Segunda Guerra Mundial. Al volver, sigue pensando en Allie y decide comprar la casa que juntos habían visto y deseaban comprar y remodelar.
Años después, Allie ve una foto de Noah y la casa en un periódico local y casi de manera impulsiva decide ir a verlo. Ellos se reencuentran, pero para este momento, ella esta comprometida con un joven de su mismo nivel socioeconómico.
La escena que tomaremos es aquella en la cual Allie se reencuentra con Noah y el le dice que le había escrito durante un año, enterándose en ese momento de que su madre le había ocultado las cartas. Allie se queda en la casa con Noah y aparece su madre. La protagonista le pregunta por las cartas y la madre afirma haberlas escondido y asegura estar arrepentida. Acto seguido, la madre le pide que la acompañe a dar un paseo porque tiene algo para mostrarle, y asegura: “quizás te conozca mas de lo que tu piensas”. La madre la lleva hasta una fábrica y le señala a uno de los hombres que allí trabaja. Le comenta a su hija lo enamorados que estaban y como habían decidido escaparse juntos. Para esto habían decidido irse de la cuidad en el tren pero en la estación siguiente la familia de ella la esperaba.
La madre se angustia al contar su historia y Allie parece realmente sorprendida. Luego su madre afirma reiteradamente que ama a su marido, que es un hombre bondadoso y que esta enamorada de el.

ANALISIS
Dentro del circuito de la responsabilidad, que no tiene que ver con un tiempo cronológico, sino un tiempo lógico, podríamos ubicar un Tiempo 1 en el cual la madre de Allie, esconde cada una de las cartas que Noah le envía a su hija, con el objetivo de que ella se olvide de él, lo cual parece ocurrir. Allie conoce a otro muchacho y se compromete con él.

Ocultamiento de cartas Interpelación- Culpa moral

No existe

Esta acción de la madre, el ocultamiento, se agota allí mismo. Es la existencia de un Tiempo 2 el que va a constituir y resignificar de manera retroactiva ese Tiempo 1.
Podemos ubicar un Tiempo 2 en el cual la madre es llevada a interpelarse por su acción a raíz del surgimiento de la verdad acerca de las cartas y se siente culpable por ello. La realidad le impone a la madre esta interpelación de la cual no puede escapar,
cuando ve que su hija luego de varios años vuelve a buscar a Noah, cuando comprende que ella sigue enamorada de él y que no fue solo un amor de verano. Aparece en ese momento la culpa por haber escondido las cartas, no dejando a su hija elegir.

La culpa que siente la madre se puede ver en la escena en la cual ella va a buscar a Allie a la casa de Noah y ante la pregunta de su hija por sus cartas, la madre afirma: “Lo lamento, me arrepiento, robe tus cartas” y posteriormente le entrega las 365 cartas que le había ocultado.
Esta interpelación, aparece como un llamado a responder y es la que constituye el Tiempo 1, “(…) el tiempo 1 es ya un tiempo resignificado por la interpelación a través de la culpa. La culpa hace a la retroacción ”. Es la culpa la que llama a la madre a replantearse, interpelarse por la acción cometida, pero la madre queda atrapada en una culpa moral. Se responsabiliza moralmente, no subjetivamente. La culpa aparece hasta aquí como un modo de responder aunque no llega a posicionarse como responsable. La madre de Allie no responde a su deseo sino que queda atrapada en la culpa sin lograr un cambio de posición subjetiva.
Según afirma D`amore: “La culpa depende de una operación eminentemente simbólica: la interpelación subjetiva” , es esta interpelación subjetiva la que generará la puesta en marcha del circuito. Es la culpabilidad misma de lo que se hace y de lo que se dice, una singularidad que emite un sujeto, del deseo inconciente que causo la formación. La culpa en la dimensión del sujeto aparece en pago con la deuda pendiente en relación al deseo. Aparece como culpable aquel que ha cedido, que ha traicionado a su deseo.
En el caso de la madre de la protagonista, encontramos el deseo pendiente por ese amor de la juventud que dejo ir. En una de las escenas de la película, antes de devolverle a su hija las cartas, la madre lleva a Allie hasta una fábrica del pueblo, donde le muestra a un hombre que allí trabajaba y le comenta lo enamorados que estaban de jóvenes, relación que no prospero porque sus padres se oponían a por las diferencias socio-económicas existentes entre ambos. Luego de esta escena, la madre le devuelve a su hija todas las cartas mostrándose arrepentida y dejando que su hija decida sobre que es lo que desea hacer, si quedarse con Noah o seguir con su compromiso con el otro joven de mejor posición socio-económica. Aquí vemos como la madre ha traicionado a su propio deseo.
Existen diferentes modos de responder a la interpelación del Tiempo 2; entre ellas: sentimiento de culpa, la proyección, la negación, la intelectualización y cualquier acción sintomática. Diferentes modos de responder a la interpelación subjetiva. En nuestro caso, la madre de Allie no se responsabiliza subjetivamente, sino moralmente por eso no hay oportunidad para la constitución de un Tiempo 3. Este tercer tiempo no existe porque la madre no asume su responsabilidad por el deseo inconciente que se juega en el Tiempo 1. La constitución del Tiempo 3 indica que luego de la resignificación del Tiempo 1, el sujeto responderá desde otra posición, adquirirá “otro nombre del sujeto” y es en este cambio de posición donde se diluye la culpa y se produce una respuesta ética: respuesta ausente en el presente caso, ya que la madre se siente culpable y permanece con esa culpa, no se diluye.
Al devolverle las cartas a su hija podemos ver como su madre se responsabiliza moralmente; ella evalúa su accionar, lo encuentra moralmente malo y trata de enmendarlo. Allí, “el deseo inconsciente, reprimible pero indestructible, sigue haciendo su jugada, iluminándose en cada acto (…) El me equivoque es una disculpa para la que el yo se desculpabiliza del deseo, aceptando la culpa moral del reconocimiento de la pretendida equivocación. La culpa moral esta en las antípodas de la culpabilidad del deseo. La culpa moral tapona el acceso a un orden de deseo”. La madre se da cuenta de que estuvo mal, pero no puede ver en su ocultamiento el deseo inconciente que se juega en relación a ella.
De la interpelación el sujeto no se puede escapar, tiene que responder pero entre los mecanismos para no dar respuesta es posible ampararse, como en este caso, en la sociedad de esa época para la cual solo podía pensarse una unión entre personas de la misma clase social. Jorge Alemán afirma que la mala fe es un determinismo, “todo aquel que quiera buscar excusas para su vida en algún tipo de determinación, esta en la mala fe” . Podríamos decir entonces que la madre de Allie se ampara en la mala fe como forma de dar una respuesta a la interpelación, no dando lugar a un Tiempo 3.

Al referirnos al concepto de responsabilidad no suponemos un cuestionamiento a la persona sino una interpelación al sujeto. Hace referencia a la singularidad de un sujeto en acto. Al no haber responsabilidad subjetiva tampoco podríamos hablar de acto ético, el cual seria una decisión del sujeto pero sin garantías, en soledad. Una decisión por fuera de la moral, de la ley. El acto al cual se refiere Ariel implica una decisión, no una acción.

En cuanto a las categorías de universal y singular, podemos afirmar que no existe universal sino a través de lo singular y viceversa. Lo universal constituye el rasgo que es propio de la especie humana, que es su carácter simbólico.
Lo que hace a la especie, lo universal que hallamos en esta película refiere al modo en que se establecen las relaciones entre las personas. Relaciones donde media el lenguaje. Relaciones simbólicas que otorgan continuidad y permanencia a ese vínculo. El hombre, a diferencia de los animales, entabla una relación afectuosa (amorosa) previa para poder llegar al acto sexual. Se establece un vínculo de amor que se mantiene por un tiempo relativo y que tiene determinados requisitos, dependiendo de los sujetos en cuestión.
Este universal solo se puede constatar a través de lo singular. Una singularidad como un proceso situacional, que requiere una intervención subjetiva que la produzca. Por ejemplo se materializan esas relaciones a través de noviazgos, casamientos, etc; Diferentes modos de mantener esas relaciones en el tiempo. Cada modo posee sus respectivas obligaciones, derechos y expectativas. En la película, lo localizamos en la forma en que esta pareja de jóvenes enamorados viven su amor: un chico de clase media-baja con una chica de clase social alta mantiene relaciones sexuales sin casarse. Si bien este tipo de relaciones hoy por hoy resultan de lo más común; en la época en que transcurre la película es un escándalo y se evidencia en lo particular.
Lo particular, que es el soporte en que se realiza lo universal-singular, aquello que como código regula una situación, lo que tiene que ver con los códigos compartidos grupalmente, lo ubicamos en el ideal de la sociedad de esa época en cuanto a las relaciones entre un hombre y una mujer, ya que en esta película se establece que una mujer de clase alta deberá casarse con un hombre de su mismo nivel socioeconómico y si bien no hay ninguna ley que hable sobre este tema, socialmente se establece que debería ser así. Su madre renuncio a su felicidad por seguir el mandato social y familiar; y esto mismo es lo que se le plantea a la protagonista.

El azar es lo que tiene que ver con la incertidumbre, lo accidental, lo fortuito, lo que no se puede calcular porque es ajeno a la decisión, al deseo y a la voluntad del sujeto. En el caso de la película, podría pensarse que es el azar lo que lleva a que la protagonista conozca a ese muchacho y se enamore de él.
La necesidad es aquello sobre lo que el hombre no puede incidir, lo forzoso, lo riguroso, lo inflexible. El determinismo, como lo denomina Mosca, encuentra en el resultado la ley que lo determino. Podría pensarse que en la sociedad de esa época estaba determinado que una persona de clase alta se casara con una de su misma posición social. Así podemos ver como la madre, quien fue obligada a casarse con un hombre adinerado al cual no amaba ve en su misma hija esta determinación de influirla y lograr que se asegure el futuro casándose con un hombre adinerado al cual no ama. Podríamos pensar que hay un determinismo en esta madre de obligar a su hija a seguir este destino al igual que ella.

La hipótesis clínica intentará dar cuenta de cómo y por dónde se juega el deseo del sujeto. El poder hacerse cargo de ese deseo implicara tomar una decisión. Nos referimos a la distancia del Tiempo 1 al 2, lo que autoriza la puesta en marcha de una hipótesis clínica acerca de aquello respecto de lo cual se espera una respuesta de parte del sujeto.
La madre de Allie mantiene su deseo insatisfecho, casándose con un hombre a quien no ama. Se ampara en la mala fe, en el determinismo de tener que casarse con un hombre de su mismo nivel socio-económico para no elegir. La madre no puede reconocerse en ese deseo, no puede hacerse responsable de aquel deseo inconciente de ese amor frustrado con el operario de la fábrica.
Aparece la negación como mecanismo defensivo, que se expresa cuando ella afirma de manera reiterada y llorando que ama a su marido, que es un hombre bueno y bondadoso y afirma estar enamorada de él; a la vez que llora al ver a su enamorado en la fábrica. La madre afirma en varias escenas de la película: “Nunca sabré lo que pudo haber sido”, “Lo observo tratando de imaginar como hubiera sido mi vida”.
Para poder haberse hecho responsable de su deseo la madre debería haber admitido a sí misma que aún ama a ese operario, que hay algo pendiente con ese hombre o ese pasado. Debería poder reconocer dentro de sí esto.
Lacan plantea “solo se puede ser responsable por haber cedido en su deseo”. La madre no se siente culpable subjetivamente, sino moralmente porque cedió a su deseo, permanece junto a su marido afirmándose a sí misma que es feliz.

BIBLIOGRAFÍA

 D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006
 Salomone, Gabriela Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. . En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006
 Fariña, Juan Jorge Michael: Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de la cátedra
 Fariña, Juan Jorge Michael: Qué es esa cosa llamada ética (Cap II); Lo universal-singular como horizonte en la ética (cap. IV). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba. Buenos Aires.
 Alemán, J. (2003): Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: