por 

Psicología, Ética y Derechos Humanos

Cátedra I
Segunda evaluación

“THE READER”

Apellido y Nombre: Eidem Micaela, LU: 346006150
Viaggi Julián, LU: 288152450

Comisión: 15

Profesora: Mercadal Gabriela Lucía

Cuatrimestre y año de cursada: Primer cuatrimestre de 2010

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.
El personaje sobre el que se centra el análisis del comentario de la película con respecto a la responsabilidad subjetiva, es Hanna. El autor del artículo, a nuestro entender, propone una hipótesis clínica. Esta está planteada como aquel deseo de la protagonista por saber y aprender a leer, pero no solamente un libro, sino a algo que va mas allá, saber leer una situación en la cual ella forma parte y más específicamente lo que está implícito en la situación y le confiere a ella.
Un indicador podría ser el hecho de que Michael le envía cassettes leyéndole libros y ella improvisa un método de aprendizaje, articulando la audición de las cintas a la vez que leía los libros, los cuales pedía en la biblioteca de la cárcel. Por lo que se ve una actitud comprometedora de ella hacia los textos, hacia la lectura, y un mejoramiento progresivo, llevándola a la escritura. Un dato que nos parece interesante y nos llamó la atención al ver la película, es el momento en que firma el retiro del libro que buscaba, lo cual deja ver cierta sensación de orgullo en ella.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
Teniendo en cuenta los conceptos teóricos planteados por María Elena Domínguez en el libro Clínica y Deontología, plantea que el circuito de la responsabilidad subjetiva “está compuesto por un tiempo 1 donde se realiza una acción determinada en que el sujeto se halla inmerso y que, se supone, se agota en los fines para los que fue realizada, lo cual se ve confrontada en un tiempo 2 con algún indicador que le señala un exceso en lo acontecido otrora…” . Este circuito comienza en el tiempo 2 con una interpelación, la cual cuestiona un tiempo 1 resinificándolo. Estos tiempos no necesariamente tienen que ser cronológicos.
Tomando la película “The reader” y siguiendo la lógica del circuito de la responsabilidad subjetiva, planteamos como Tiempo 1 el momento en el que trascurre el juicio por los crímenes genocidas cometidos durante la Segunda Guerra Mundial. Es el momento en el que coinciden los dos en la misma sala, en la cual Hanna es juzgada por estos crímenes y Michael, junto con su profesor y sus compañeros de la facultad de Derecho son observadores del juicio. En este Tiempo nos parece interesante e importante resaltar la vergüenza que ella siente al no saber escribir. Esto se puede observar cuando el juez le pide a Hanna que escriba en una hoja para comparar la letra con el informe que tiene como prueba en el cual la incrimina. Ante esto, ella se declara culpable de un crimen que no cometió para evitar responder por otro que sí le pertenece.
El Tiempo 2 lo planteamos como el momento en que Michael va a la cárcel a ver a Hanna. Él se acerca y se sienta enfrentado a ella. Se dan la mano por un instante y luego él se la quita. Comienzan a hablar y surge el tema sobre lo acontecido años atrás. El punto de vista de Michael deja una sensación de vacío en ella, a partir del momento en que el joven le pregunta si recuerda algo del pasado, a lo que ella cree que estaba haciendo referencia a la historia de amor que hubo entre ellos, pero en cambio, él insinuaba a los crímenes genocidas. Ella entiende que para él es imperdonable su desempeño en la Segunda Guerra Mundial. Acá se puede observar e inducir cómo la protagonista ya aprendió a leer una situación en la cual ella está implicada seriamente.
Continuando con el planteo del circuito de la responsabilidad subjetiva de M. E. Domínguez, expone que “(…) será necesario un tiempo 3 que verifique la responsabilidad subjetiva, una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un sujeto” . Ésta es una posible respuesta a una interpelación, aquí se puede hablar de una respuesta desde la dimensión ética. Otras posibles respuestas a la interpelación podrían ser el sentimiento de culpa, la proyección, la negación, la intelectualización y la formación sintomática. Siguiendo con la película “The reader” podemos afirmar que hay una respuesta a la interpelación desde una dimensión ética, al ver que Hanna actúa conforme a su deseo al aprender a leer, por lo que podemos decir que hay un Tiempo 3, en donde el sujeto se hace responsable y es aquí el surgimiento, según los términos lacanianos, de un efecto sujeto.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
El sujeto no es sólo azar ni es solo determinación. Para que haya efecto sujeto tiene que haber tanto uno como el otro. El azar irrumpe por fuera del encadenamiento causal, es algo ajeno del sujeto. Como plantea Juan Carlos Mosca, en el texto Responsabilidad: otro nombre del Sujeto, “el azar implica incertidumbre y podría estimarse que no habría apuesta sin incertidumbre. Agrego, entonces, ¿cómo habría acto sin el azar, si hubiera pura determinación significante?” . Entre la de necesidad y azar surge el efecto sujeto.
Un ejemplo en el cual podríamos ubicar la necesidad y azar, es el hecho de que Michael sepa y le guste leer constantemente, y que ella no sepa pero sin embargo le interese, y él le lea a ella. En este caso la necesidad la situamos del lado de él porque a medida que transcurre la película, Michael, transita diferentes ámbitos académicos donde se le exige y donde él mismo quiere llevar a cabo la acción de leer. Desde el lado del azar ubicamos a Hanna, quien se encuentra con una persona que sabía y le gustaba leer, en este caso Michael, pero bien podría haber sido otra que cumpla con las mismas características.
Otro indicador de la necesidad y azar que situamos es cuando luego de tantos años, Hanna y Michael se encuentran nuevamente en el juicio. En este caso del lado de la determinación ubicamos a Hanna, ya que se encuentra siendo juzgada por los crímenes que cometió, por lo tanto no es azar que se encuentre acusada sino que es por algo del orden de la necesidad, en correlación con las acciones que ella realizó en el pasado, en la Segunda Guerra Mundial. Por el lado del azar situamos a Michael, puesto que él podría haber estado en otra sala como observador y sin embargo casualmente coincidió en la misma del juicio de Hanna.
Otro momento a resaltar es cuando Michael le envía los cassettes a la cárcel, donde ella no se los pide, siendo esto producto de la determinación. Puesto que estos envíos se corresponden con el modo de relación que habían mantenido ellos, y a su vez considerándolo como una forma de continuidad de la relación, siendo no posible pensarlo como indicador del azar.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
Consideramos que la figura de culpa que aparece principalmente en la película es la figura de culpa auto referida. Hanna paga por lo que no hizo para evitar responder por el acto que sí la confiere. Es decir, la protagonista dice que ella fue la que estuvo a cargo y la que dictó la orden del acto genocida que la culpan jurídicamente, para evitar el momento vergonzoso que sería para ella decir que es analfabeta. La culpa que se le adjudica, vela y devela porque permite abrir una hipótesis subjetiva sobre la responsabilidad. Es decir, vela una escena que va más allá de no saber leer y escribir, es decir, oculta la imposibilidad que tiene Hanna en no poder leer las situaciones en las que está implicada.
Se puede ver una intima relación y un entrecruzamiento entre la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva y la responsabilidad jurídica. Esta última hace referencia a lo que se le acusa a Hanna. El entrecruzamiento podría llegar a plantearse cuando ella admite que fue culpable y así no admite que sabe leer ni escribir, y mucho menos decir que no era capaz de admitir la incapacidad de la situación.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).
Podríamos destacar distintas coincidencias entre el caso de Ibbieta y el caso de Hanna. En un primer punto, la determinación y el destino lo ubicamos cuando el protagonista del primer caso, debe responder dónde estaba Gris para poder salvar su vida. Este punto lo podemos comparar con el caso Hanna, cuando la misma está en el juicio, aquí las circunstancias de vivir en la sociedad denominada modera, la vieron llevada a ubicarse allí producto de la determinación, ya que no fue el azar lo que la llevó a estar en el juicio sino su proceder durante la Segunda Guerra Mundial.
Por otro lado el azar en Ibbieta lo ubicamos en el momento cuando él responde que Gris estaba en el cementerio, él no sabía que realmente se encontraba allí, pero esta respuesta ayudó a que se salvara. Por lo tanto vemos cómo el azar junto con la necesidad juega un papel fundamental para que se pueda dar el efecto Sujeto. En el caso de la película, este punto no podemos relacionarlo directamente con Hanna, pero sí desde el lado de Michael, en donde el azar se puede ubicar en el momento que como observador en la sala de juicio.
Por último podemos dar cuenta de otra coincidencia entre los dos casos, ya que los protagonistas de ambas historias actúan conforme a su deseo. La protagonista de la película, Hanna, actúa aprendiendo a leer, respondiendo de esta forma a algo del orden del Deseo Inconsciente. En el caso de Ibbieta actúa de igual forma al habla, él podía haber no dicho nada, pero sin embargo lo hizo, y al hacerlo, lo hace conforme a su deseo. En conclusión se ve surgir la responsabilidad subjetiva tanto en Ibbieta cuando habló y en Hanna cuando aprende a leer.

Bibliografía:
• Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo.
• D’ Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En la transmisión a la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006
• Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre de sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires. Página 118.
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En la transmisión a la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: