Inicio > Congresos Online > Congreso Online 2017 > Figuras ocultas > Los derechos naturales y los derechos humanos revindicados pacíficamente

Los derechos naturales y los derechos humanos revindicados pacíficamente

por Montoya Silva, Fernando

Universidad Santo Tomás Medellín (USTAMED)

Resumen

En este texto se hace una aproximación al tema de los Derechos Humanos –DH- y Derechos Naturales – HN- desde la problemática abordada por “Figuras Ocultas”. Se intenta proponer una mejor comprensión del rol de los individuos y de la sociedad en dichos DH a través de este film dirigido por Theodore Melfi y que recrea la situación de tres mujeres de color negro que entran a mediados de los años 60s al programa espacial de la NASA. En su ambiente laboral, social y familiar estas mujeres luchan de manera pacífica por revindicar sus derechos como mujeres y como grupo racial marginado. En “Talentos Ocultos” se puede ver como se han desconocidos derechos propios al ser humano. Por eso el Film ayuda reconocer que el ser humano desde sus orígenes ha convivido con unos derechos que son llamados naturales; que lo han acompañado desde su génesis; que la evolución de esos derechos o ley natural han dado como resultado los DH; y que estos DH son de competencia tanto para el sujeto como para el grupo social al que pertenece y que han sido constantemente vulnerados en diferentes grupos humanos.

Palabras Clave: Derechos Humanos | Derechos Naturales | Justicia | Racismo.

“Talentos Ocultos” (Hidden Figures) es un film del año 2016 originada en Estados Unidos y dirigida por Theodore Melfi. Cuenta una historia de la vida real de mediados del siglo pasado con tres mujeres de color negro que pertenecen al grupo de las llamadas “calculadoras” de la NASA. El tema de la película esta basado en la discriminación racial y el sexismo, fuertemente reflejado en el papel de cada una de sus protagonistas: Katherine Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson.

Al iniciar este film se podría simplemente enunciar el artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU en 1948 para entender lo que allí se propone. Hacer una crítica a la manera como durante más de medio siglo se han vulnerado los derechos de la población negra y además de eso de las mujeres, incluso en países que se han proclamado a sí mismos como garantes defensores de dichos Derechos. El articulo 2 proclama:

Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía. (ONU art. 2)

Teniendo en cuenta el drama de estas mujeres en “Talentos Ocultos” la propuesta del film es un esfuerzo más que hoy se hace por restablecer los Derechos Humanos –DH- como herramientas o medios para reducir las desigualdades en el mundo, se podría observar como una propuesta muy idealista, casi utópica para un problema que tiene raíces tan profundas. Es difícil creer en una preocupación y custodia por aquellas naciones que los han violado repetidas veces para someter a los más débiles, sea hoy la solución al problema de las desigualdades y conflictos que se han generado en torno a ellos.

Es importante comprender antes de ahondar en el tema de los DH en este film, términos como: Derecho Natural –DN-, ley natural. Estos términos son ampliamente definidos por quienes han escrito sobre estos temas. La ley natural siempre va a hacer referencia a las leyes que han tenido una prexistencia, que no han sido dictadas por el ser humano. Para Santo Tomás de Aquino, esta ley natural es la que ha puesto el Creador en cada ser humano; por eso considera que no es de procedencia humana sino divina. Locke (2008) dice que la ley natural es: “Aquel orden de justicia vigente con anterioridad a la creación del gobierno y de las normas positivas” (p. 5). Una de las características principales de esta ley natural, es que obliga absolutamente a todos, pero además de eso, dice:

El privilegio que le otorga la ley de naturaleza, y en igual medida que cualquier otro hombre o grupo de hombres en el mundo, no sólo tiene por naturaleza el poder de proteger su propiedad, es decir, su vida, su libertad y sus bienes, frente a los daños y amenazas de otros hombres, sino también el de juzgar y castigar los infringimientos de la ley que sean cometidos por otros. (Locke, 2008. p.20)

La ley natural es anterior al derecho natural y a los mismos DH. Cuando se habla de derechos naturales, se asegura que hay una secularización del término derecho natural. Se puede entender también el derecho natural, como “obligaciones morales”, que implican el proceder, el actuar y las instituciones de carácter humano. Un elemento que se vuelve característico y muy importante es que estas obligaciones, “Deben ser respetadas por todas las personas independientemente de su época, cultura, religión, tradición moral o filosofía particulares” (Pogge, 2005. p.77).

Ahora bien, cuando se habla de ley natural o DN, se ha de tener en cuenta que las obligaciones morales que de allí se derivan, afectan directamente al individuo y éste, entendido como dotado de conciencia, pues sabe del valor que tiene como tal. Se reconoce al individuo como persona, como ser humano. En “Talentos Ocultos” no solo se ve una violación de los Derechos Humanos sino ante todo de las Leyes Naturales.

Por eso, se puede considerar al ser humano, como el individuo en quien deben recaer las preocupaciones de orden moral, y no solamente de manera individual, sino también social. Lo que viven las protagonistas de la película no es solamente una situación individual y personal de cada una de ellas sino el reflejo de lo que sufre toda una colectividad de mujeres y de negros en el momento. Por eso se habla del individualismo, la universalidad y la generalidad:

En el individualismo: las unidades básicas de preocupación moral son los seres humanos […] en la universalidad: la condición de ser unidad básica de preocupación corresponde a cada ser humano vivo por igual […] en la generalidad: las personas son unidades básicas de preocupación para todos los seres humanos. (Pogge, 2005, p. 216)

En “Talentos Ocultos” no solo se ve una violación a lo que se proclama como Derechos Humanos sino aún más por lo que se considera como Derecho Natural. Es una discriminación por el color de la piel que es una condición natural del ser humano y por el hecho de ser mujer que no es una elección sino igualmente una condición. Estas personas no eligieron ser de este o aquel color como tampoco ser hombre o mujer. Por lo tanto, más que intervenir una ley positiva tiene que hacerlo una ley natural que preserve y garantice todos sus derechos.

Así se muestra cómo después de unos DN se ha de dar paso a unos DH. Por eso, entre los elementos importantes que se deben clarificar, está el concepto que se tiene de DH. Son muchas las formas de concebirse los DH, y de acuerdo con la manera como se comprendan, también se puede discutir sobre el sujeto de dichos derechos y la responsabilidad en el grado de afectación. Existen unas necesidades básicas en los seres humanos y esas necesidades traen consigo unas obligaciones de orden moral; por eso: “Reconocer que estas necesidades básicas originan derechos humanos, entraña el compromiso de luchar contra la falta de respeto oficial de esas necesidades por parte de la propia sociedad” (Pogge, 2005 p. 82).

La búsqueda de un respeto y una defensa constante de unos derechos tiene que ser tarea permanente de la sociedad a la que se pertenece. Aquello que es básico para la vivencia del ser humano, no puede por ningún motivo, dejarse sin una verdadera preocupación; por el contrario, se ha de luchar y perseguir con particular empeño. Por esto esta película no puede ser considerada como una más que toca el tema entre muchas otras que lo han hecho. Se ha de tener como un esfuerzo más en la búsqueda de restablecer los derechos de hombres y mujeres que han sido y siguen siendo vulnerados alrededor del mundo. Existen diferentes maneras de luchar y protestar. Una de ellas a través de los medios armados y represivos. En “Talentos Ocultos” podemos ver la manera como cada una de estas tres mujeres lucharon por revindicar de manera pacífica y con puro talento lo que se les había arrebatado por la sociedad.

Los únicos que podemos clamar y reclamar por DH, y que nos constituimos en sujetos de derechos, somos los seres humanos. De ahí surge entonces, esa preocupación moral; la del ser humano que desea y es consciente de la importancia que juegan los DH y el respeto mutuo. Momentos como los que presenta el film en la escena de un almuerzo al aire libre el domingo después del oficio religioso cuando el coronel Johnson de la policía es presentado a una de las tres hermanas a Katherine Goble que trabaja como calculadora en la NASA y en un dialogo introductorio se dan unas palabras desafortunadas, cuando ella intenta explicarle la función que realiza en su trabajo, el coronel, también de raza negra, quien siente una atracción por ella y la pretende, hace una preguta machista y desatinada “¿dejan a las mujeres manejar ese tipo de información?….” ella sin titubear un momento le deja en claro que su trabajo en la NASA no es porque use falda sino por su capacidad y talento. Acá queda claro que cualquier relación tiene que empezar por el respeto mutuo y lo hace saber de la manera más cordial y amable pero contundente. Cuando se habla de DH, todos somos importantes y todos nos debemos respeto. Nuestros comportamientos son acciones morales, no como actos aislados sino por el contrario, haciendo parte de un todo.

De esta manera, el problema moral no se limita sólo a quienes participan directamente, sino que abarca a todos aquellos a quienes cobije alguna responsabilidad. Se puede afirmar que, la manera como está organizado institucionalmente el mundo obedece a una decisión de las naciones más poderosas que han creado ciertos organismos como la ONU, la OTAN, entre otras. Las personas pertenecientes a estas naciones tienen una responsabilidad y un compromiso mayor con la aplicación de los DH. Hoy se ve el crecimiento de las desigualdades y cómo se vulneran los DH; eso es una muestra del poco compromiso institucional a nivel mundial para con estos derechos.

Se ha de buscar que cada persona pueda tener lo básico para satisfacer sus necesidades. Por eso cuando se habla de DH, inmediatamente se tiene que pensar en otro elemento necesario: la justicia. La justicia exige equidad. No se trata de medir a todos con el mismo rasero; si así se hiciera, eso implicaría, por ejemplo, en lo económico, que aquel que menos tiene recibiría menos y aquel que posee más recibiría más; en otras palabras, al pobre se le da menos porque tiene menos y al rico se le da más porque tiene más. La justicia podría invocarse mejor desde las posibilidades; aquel que tiene menos posibilidades ha de recibir una ayuda mayor; aquel con mayor posibilidad ha de ayudársele menos. Si nos atenemos a la definición clásica de justicia tendríamos que decir que es dar lo que es debido. Rawls (1999) afirma: “La justicia es la virtud social básica, alrededor de la cual se organizan las instituciones sociales y las relaciones entre los miembros de la comunidad” (p. 3).

El concepto de justicia tiene un carácter global y universal. Para lograr que estos DH puedan ser garantizados para todos y que todos se vuelvan sujetos de deberes y derechos, es necesario hacer una propuesta diferente de organización mundial.

Existen razones primordiales para que se dé una distribución vertical de la soberanía: paz y seguridad, reducción de la opresión, la justicia económica global y la ecología/democracia. Una razón más para la distribución vertical de la soberanía está en reducir la opresión. Es posible que, por el poder de los gobiernos, estos puedan incluso oprimir a su propio pueblo e incurrir en una violación de los DH. Opresión que puede ser constatada también en los ámbitos más cercanos al ser humano, incluso en su propia familia. Es lo que pretende hacer notar el film cuando en el dialogo que, en la escena ya mencionada del almuerzo de domingo, Mary Jackson otra de las protagonistas sostiene con su esposo, donde le hace saber que quiere estudiar una ingeniería. Inmediatamente, éste pretende persuadirla de no hacerlo por su color de piel y su condición de mujer. “La libertad no se puede pedir por los oprimidos, tiene que ser exigida y además los derechos civiles no siempre son civiles” es lo que le asegura su esposo. Todo esto acompañado de un reclamo por trabajar y estar fuera de la casa, lo que implica un supuesto descuido de sus hijos pequeños. Así muestra el film que ni siquiera en los círculos más cercanos como su propia familia se puede tener siempre el apoyo suficiente para luchar por sus sueños e ideales que ayuden a reclamar unos derechos establecidos.

El sistema actual muestra que hay unas privaciones; que se requieren cambios que favorezcan a los más desprotegidos. La justicia es medio y fin en sí misma; con ella se puede conseguir la paz y reducir la opresión. “Lo mejor que podemos hacer para reducir lo que anda en juego, es dispersar la autoridad política entre diferentes niveles y garantizar institucionalmente la justicia económica a escala global” (Pogge. 2005. p. 233). El film muestra en estas tres mujeres la necesidad y la preocupación constante por sostener sus puestos de trabajo y aún más de escalar a otras posiciones que garanticen su permanencia en la NASA con mejores condiciones salariales. La amenaza latente de ser reemplazadas por las maquinas, los computadores, les hace tomar una actitud propositiva frente a la situación y prepararse para el momento. Además, ante los obstáculos de jefes de rango medio que abiertamente se interponen para no dejarlas progresar a ellas y al grupo de mujeres de raza negra que laboran en el mismo departamento y que se evidencia en respuestas como: “Así funciona la NASA, es rápida con los cohetes y lenta con los asensos”. “Talentos ocultos” muestra no solo la realidad de un grupo de mujeres de raza negra sino la situación por la que pasan cantidad de personas discriminadas en el mundo por los sistemas económicos y laborales injutos. Cada vez que intentan dar un paso adelante siempre van a encontrar un obstáculo.

En la distribución vertical de la soberanía se deben tener consideraciones. Una es la que favorece a la descentralización; cuando se descentraliza la toma de decisiones, entonces se reduce la carga de éstas sobre los individuos. “En la medida en que las decisiones sean moralmente abiertas, el objetivo debe ser optimizar la igualdad de oportunidades de las personas para influir sobre las condiciones sociales que configuran sus vidas” (Pogge, 2005. p. 235).

Una insistencia constante sería cómo garantizar los DH; cómo lograr que todos puedan gozar de los derechos que como personas les corresponden. Hoy en día, se busca crear instituciones cada vez más poderosas que puedan garantizar dicho cumplimiento y respeto de los DH. Realmente lo que se necesita, más que unas instituciones, es el compromiso social. Las instituciones gubernamentales, muchas de ellas inestables, otras con miles de intereses sesgados, finalmente no son las más aptas para garantizar el respeto y la permanencia de los DH en una sociedad. No se quiere decir con esto, que no exista ningún compromiso desde la parte gubernamental, que el Estado no sea el primer responsable de que dichos DH se cumplan y se respeten; lo que se quiere decir, es que la última instancia son los individuos, las personas. Escenas como las reflejadas en el film donde los baños son discriminados para blancos y negros o la cafetera del café en la oficina es marcada solo para el uso de los blancos, impidiendo a la única mujer negra a usarla y luego ante la mirada perpleja de todos los empleados el jefe unifica el uso para todos sin distinción alguna debido a la protesta realizada por una de las protagonistas de color, muestra como las decisiones en última instancia pasan por los individuos de respetar o no unos derechos establecidos. Estos pueden ser ejemplos triviales, pero también, en a escena en la que un juez en la corte de Virginia acepta a una de las protagonistas que se convierta en la primera mujer de color que vaya a el Instituto de Hampton, que en su momento era una institución educativa que solo es para blancos y el programa al que pretende ingresar es solo para hombres, deja de ser un hecho cotidiano para ser un hecho trascendental. Es ganar una lucha racista y sexista.

Ahora bien, no se puede ser sujeto de derechos sin ser sujeto de deberes. Los derechos traen consigo unos deberes. Cuando se aboga por un derecho también se tiene el compromiso de no permitir que dicho derecho sea violado en el otro; la responsabilidad tiene carácter social. Todos aquellos que pertenecen a una misma sociedad tienen los mismos derechos, pero también el mismo deber de salvaguardar dichos derechos en toda la sociedad. Un compromiso social es el de no permitir y mucho menos, patrocinar grupos que coarten los DH.

Hoy se tiene que decir que es un problema de raíces tan profundas, la violación de los DH que pretender erradicarlo después de muchos siglos, sólo redistribuyendo los afectados en unidades políticas, puede ayudar pero no es la solución definitiva; como tampoco lo es a través de un film pero si es un aporte. Teniendo en cuenta que, las naciones más pobres han sido las más vulneradas durante muchos siglos, tal vez por la violación sistemática de sus derechos, que las naciones poderosas han realizado, negando posibilidades y explotado la mano de obra. En segundo lugar, la violación de los DH que se ha dado en un grupo considerable de la población mundial los ha llevado a estar dependiendo durante muchos siglos de los poderosos y explotadores, hoy llamados naciones ricas. La dependencia con la que han tenido que convivir muchas personas durante tanto tiempo, los ha vuelto incapaces de crear los medios necesarios para su supervivencia; ahora están muchas de estas personas, dependientes de un grupo paternalista que les trata de dar lo necesario para sobrevivir. Es como si a una persona la atásemos de pies y manos durante la mayor parte de su vida, procurándole el alimento y los suministros mínimos para que no muera y después de muchos años la desatásemos para que buscase por sí misma, cómo sobrevivir. Le respetaríamos el derecho a la libertad, es verdad; se le procura un derecho del que se le había privado. Ahora bien ¿podría moverse después de haber estado amarrada durante casi toda su vida? Tendríamos que decir que no. ¿Tendría las facultades y conocimientos necesarios para sobrevivir? Seguramente que no. El haber estado atada por tanto tiempo, le ha impedido conocer y desarrollar las habilidades necesarias. Además, pensemos que quien la había atado durante mucho tiempo, la soltó cuando ya se le había llevado todos los recursos que podrían haber sido suficientes para sobrevivir.

Basta con dar una mirada a los países africanos de raza negra. Kenia en 1528 es atacado por los portugueses en la costa de Mombasa y allí construyen el Fuerte de Jesús (Fort Jesus). A partir de ese momento, comienzan a sentir el influjo del colonialismo. En 1894, el gobierno británico declaró a Kenia y a Uganda, colonias inglesas. Kenia logró su independencia en 1964. Fueron 70 años bajo el dominio de los británicos (atados a un gobierno extranjero); tiempo suficiente para que, amarrándolos con la soga del colonialismo, pudieran los ingleses hacerse a las tierras más fértiles, crear sus grandes plantaciones de té, que hoy, 50 años después de que el pueblo keniano ha logrado la independencia, sigue acompañando las tertulias inglesas. Lo más grave, destruyeron su forma de organización social, redistribuyeron sus asentamientos tribales, invalidaron sus gobiernos locales y su organización política e implantaron la de la colonia. Hoy, aquellos que los ataron por más de 60 años, le piden a este mismo pueblo, sea maduro políticamente; que se administre con una forma de gobierno que no es la de ellos; critican las guerras tribales por la recuperación de las tierras de donde procedían originariamente, después de la redistribución de la colonia, que sean autosuficientes en el tema alimentario cuando las tierras fértiles no están en sus manos sino en fincas de recreo de los ciudadanos ingleses.

No muy lejanos de esta misma realidad, están todos los otros países como Uganda, Sudán, Somalia, entre otros que han sido sometidos por las colonias poderosas europeas.

Que el ser humano se mueva con una libertad entregada por quien lo ha sometido, tal vez no es suficiente para acabar con una condición de muchos años. Que se respeten unos derechos que se han violado desde el mismo nacimiento, tal vez tampoco es suficiente. Ni siquiera será suficiente que devuelvan las riquezas extraídas de las naciones que ahora son pobres, porque la mayor pobreza causada, es la de no haber permitido un crecimiento integral en dichos lugares. Se ha empobrecido mentalmente a la víctima para poder hurtar sus riquezas. No corre la misma suerte la riqueza en manos de quien nace rico, el que se hace rico o el que de momento es rico.

En conclusión, reconocer derechos son sólo pasos para conseguir la justicia en el mundo y detener la mancha de pobreza que cubre cada vez un número mayor de la población mundial. Son pasos para la solución, pero no la solución. En el film las tres mujeres protagonistas ganan cada una su propia lucha en el trabajo. Revindican sus derechos como personas y como mujeres que se vulneran desde los actos más sencillos hasta los más trascendentales. A su vez libran una batalla en su vida familiar con sus parejas y sus hijos para que de una manera pacífica pero contundente nunca se renuncie a la consecución de sus derechos. “Talentos Ocultos” es una motivación a librar pequeñas luchas para conseguir grandes batallas. A conseguir un reconocimiento no por su condición de género y por el color de la piel sino por el talento eso sí sin condicionar y menos cavar dicho talento por el género y el color de la piel. “Talentos Ocultos” claramente muestra que no quiere ser una película más y una historia más. Pretende ante todo ser un aporte de sensibilización y lucha. Un llamado de atención para no olvidar las poblaciones que alrededor del mundo siguen siendo vulnerado sus derechos por su color de piel y su condición de género.

Bibliografia

LOCKE, J. (2008). Ensayo sobre el gobierno civil (5ta edición ed.). México: Porrúa.

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS. (2008). Declaración Universal de los Derechos Humanos, United Nations.

POGGE, T. (2005). La Pobreza en el Mundo y los Derechos Humanos. Barcelona: Paidós.

RAWLS, J. (1999). Teoria de la justicia. México: Fondo de Cultura Económica.



NOTAS





COMENTARIOS

Mensaje de Montserrat Díaz Membrives  » 8 de agosto de 2017 » montserrat.diaz@idi.gencat.cat 

Estoy totalmente de acuerdo con el análisis mostrado por el autor sobre la discriminación por género y raza, como no podía ser de otra forma. Las “pequeñas luchas” que el autor señala que libran las tres mujeres protagonistas, desgraciadamente, se siguen librando actualmente, porque las desigualdades y el racismo siguen existiendo. Las mujeres, por su género, siguen teniendo en numerosas ocasiones, un techo de cristal que de forma sutil, las limita laboralmente y contra el que resulta difícil luchar.
La supervisora Mitchel (Kirsten Dunst) es un claro ejemplo que a veces, los mandos intermedios, en el devenir diario, ofrecen más limitaciones y frustración que ayuda o complicidad. Este hecho no es más que una muestra de su situación laboral como mujer que tampoco puede aspirar a determinadas posiciones por su género.
Es evidente que el problema de las desigualdades es complejo, ya que décadas después la situación no parece haber mejorado demasiado y además el racismo brota con fuerza de nuevo en el continente europeo, a pesar de su triste pasado.
Desde las instituciones se deben establecer políticas que favorezcan la educación en la diversidad y las medidas integradoras, ya que no todas las mujeres ni todas las personas de raza negra poseen unas cualidades tan excepcionales como las protagonistas del film, pero también merecen ser tratadas con justicia y equidad.



moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Película:Talentos ocultos

Titulo Original:Hidden Figures

Director: Theodore Melfi

Año: 2016

Pais: Estados Unidos

Otros comentarios del mismo autor:
• Prueba de vida