Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > La decisión más difícil >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología Ética y Derechos Humanos

Cátedra I: Lic. Fariña, Juan Jorge Michel

Segunda Evaluación

Docente: Lic. Eduardo Laso
Comisión 8

Alumna:
Maria Cecilia Surigaray, D.N.I 29.494.833

Fecha de entrega: 18 de octubre de 2009.

Consigna de Evaluación

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).
En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.
Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.
Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.
Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

MY SISTER´S KEEPER (La decisión más difícil)

FICHA TÉCNICA

País de origen: USA
Estreno: el 06/08/2009
Director: Nick Cassavetes
Elenco: Cameron Díaz, Alec Baldwin, Joan Cusack, Sofía Vassilieva, Jason Patric y Heather Wahlquist.
Genero: Drama

Sara y Brian llevan una feliz vida en familia hasta que a su hijita le diagnostican leucemia. Con la intención de salvarle la vida, el matrimonio decidirá entonces concebir otro hijo genéticamente seleccionado para que se convierta en el donante perfecto.
De este modo conciben a Anna, a quien desde el nacimiento los médicos comienzan a sacar todo tipo de cosas de su cuerpo: sangre del cordón umbilical, transfusión de glóbulos blancos, médula ósea, linfocitos e inyecciones para producir mas células.
Para Anna su nacimiento no fue por azar, todo estuvo planificado desde el inicio y explica:
“Cuando era niña mi madre me dijo que yo era un pedacito de cielo que vino a este mundo porque ella y mi padre me amaban mucho. Fue después cuando entendí que no era particularmente cierto. Un científico unió el ovulo de mi madre con el esperma de mi padre para hacer una combinación genética especifica para salvar la vida de mi hermana...a veces me pregunto que sería de mi si Kate fuera sana. Entonces estaría en el cielo en o en algún oto lugar a la espera de unirme a un cuerpo aquí en la Tierra, pero casualmente o no, aquí estoy”
Primer Momento de acción
En este Primer Tiempo se sitúa la notificación por parte del médico de tomar una muy importante decisión, transplantarle el riñón de Anna (11 años) a su hermana Kate (15 años).
En la sala del hospital el doctor que ha tratado toda la enfermedad de Kate les comunica a toda la familia que su leucemia avanzó de tal modo que los riñones dejaron de funcionar, les explica que los efectos de la diálisis provocaron una infección en la sangre y su organismo está empezando a fallar y su defensa es nula, además que cada vez serán menores los momentos de lucidez.
Con tan sólo 11 años, Anna atravesó a lo largo de su vida: 8 hospitalizaciones, 6 cateterismos, 2 punciones de médula ósea y varios efectos secundarios: hemorragia, infecciones, manchas, inyecciones de hormona, remedios para los mareos, insomnio y vómitos.
La protagonista lleva adelante una conducta con determinados fines, en el supuesto de que su accionar se agota en los objetivos para los cuales fue concebida, en este momento ella es determinada por otro, su madre, quien es la responsable de todas las intervenciones.
Segundo Momento de interpelación
Ante la situación planteada en el Tiempo 1, Anna debe responder, todos esperan que done su órgano. Pero siente miedo ante una nueva operación riesgosa, no quiere más internaciones ni tratamiento, además les cuestiona a los padres que pasaría si mas tarde ella necesita del otro riñón. “nunca podré hacer deporte o ser animadora de multitudes, ni quedar embarazada” grita. Además dice que no quiere tener cuidado por el resto de su vida al someterse a la operación y sostiene que ella al igual que su hermana también es importante.
También siente culpa por no darle la posibilidad a Kate de prepararse para la muerte, ante cada peligro de la hermana Anna está para salvarla y así alargarle la vida y su sufrimiento.
Muchos interrogantes se desprenden de esta realidad, si bien es una mas de las tantas en la serie del tratamiento médico de Kate, para Anna es nueva en el sentido que ya no es una niña, sino una adolescente que puede advertir lo que se pone en juego en cada intervención, a ella la interpela demasiado esta situación y quiere tomar parte.
En este contexto, Anna de tan solo once años de edad decide consultar a un Abogado famoso que conoce a través de comerciales de TV y le explica:
Anna- quiero demandar a mis padres por derecho sobre mi cuerpo
Abogado – puede repetir por favor?
Anna - quiero demandar a mis padres por derecho sobre mi cuerpo,, mi hermana tiene Leucemia, quieren que done mis órganos
Abogado – debería darle un riñón?
Anna – Ella está con insuficiencia renal hace meses
Abogado - Nadie puede obligarla a donar si no quiere verdad?
Anna -Ellos piensan que pueden, soy menor de edad y son mis tutores legales
Abogado – no pueden hacer eso
Anna – quiero que se los diga, porque ha sido así toda mi vida, yo no habría nacido si Kate no estuviera enferma. Fui fertilizada in vitro para donar órganos a Kate.
Abogado - estás bromeando verdad?
Abogado - Sabes que pasará si no le das tu riñón a tu hermana?
Anna – si ella morirá
Abogado - estas segura de hacer esto?
Anna – si,
Abogado – que bueno!
La edad de emancipación en el estado de California es de 14 años, a Anna le faltan tres y por esto recurre al Abogado, él toma la carpeta con todos los antecedentes y la historia clínica de Anna y decide ayudarla.
En un tiempo 2 recibe de la realidad indicadores que la ponen sobre aviso respecto de que algo anduvo mal. Las cosas fueron más acá o mas allá de lo esperado. Anna se ve interpelada por esos elementos disonantes. Algo de esa diferencia le pertenece. Ante esto ella decide, ya no se contenta con el hecho de a ver sido deseada para salvar a su hermana enferma y no se ahorra la angustia que devendría de la pregunta quien soy?. Un sujeto puede pasarse la vida huyendo de si mismo, pero existen ciertas circunstancias en las que algo cambia, en las que se encuentra eligiendo. Se trata de torcer el curso de la vida de un ser humano a partir de introducir en ella una variante sustancial, no se trata de un mecanismo conciente ni voluntario, es una transformación de la cual el primer sorprendido es el propio protagonista. La niña que debería darlo todo por su hermana, propone otro modo de vivir, ya no quiere sufrir el dolor físico y emocional de cirugía tras.
El tiempo 2 se sobreimprime al Tiempo 1, resignificándolo. La hipótesis que explica clínicamente este movimiento aparece ubicada en el arco superior del grafo. Es la que abre la potencialidad de un Tiempo 3, el de la responsabilidad. El sujeto que adviene en este Tiempo 3 no es el mismo que dejamos en el Tiempo 1. Sin embargo es en la acción emprendida en el Tiempo 1 donde el sujeto anticipa, sin saberlo, una verdad que se evidenciara sustancial para su existencia
Tercer momento de respuesta subjetiva / hipótesis clínica / experiencia de deseo inconsciente
No hay responsabilidad subjetiva sin culpa, en donde esta ultima resulta de factura particular y la primera una singularidad. De esta articulación se desprende que el acto ético no podría sino coincidir con el efecto-sujeto. Anna tiene once años y es conciente de la agonía de su hermana, se asusta y llora por ella. Sufre al ver como se deteriora su salud y también siente culpa porque de alguna forma continúa con su sufrimiento, ya que es la principal fuente de vida. Su cuerpo entero fue diseñado para impedir que su hermana padezca y viva, pero nadie sabe hasta cuando, y la niña de 5 años que era atada para someterse a las continuas intervenciones ya cuenta con la suficiente autonomía para defenderse y sobretodo sostener su posición, la convicción de no seguir; por ella, su hermana y toda su familia.
En el modelo racionalista del marco jurídico existen entidades que no tienen la posibilidad de responder y entre ellas está el niño. Por esto Anna debe solicitar la asistencia de un Abogado para intimar a su padres y obtener la facultad de tomar decisiones médicas por si misma (Momento 2), sin verse obligada a tratamientos médicos, inclusive la donación del riñón.
Desde el plano subjetivo la decisión está tomada y no se sostiene en nadie, a pesar de ser apenas una adolescente, resuelve optar por su deseo y hacerse responsable de el, no quiere estar determinada por el deseo de la madre que define desde su negación de qué manera se vive o ”sobrevive” en su familia.
Entonces como hipótesis clínica se puede concluir que las determinaciones inconcientes que la llevaron a Anna se inscriben dentro de las particularidades por las que atraviesa un sujeto durante la etapa evolutiva más conflictiva de todo el desarrollo, la adolescencia, en donde los imagos parentales caen del pedestal en que estaban en los tiempos felices de la niñez. Se resignifican los sucesos que conformaron la “novela familiar”, la imagen del propio cuerpo genera conflictos por los constantes cambios físicos y los ideales e identificaciones infantiles son fuertemente rechazados.
Anna quiere emanciparse de sus padres como cualquier adolescente, pero ella va mucho mas allá y pone en juego todo su deseo y es en su acto ético cuando adviene Anna como sujeto; esto no será sin sufrimiento, posiblemente no la conducirá a la felicidad pero sí a una relación mas verdadera consigo misma.
El final de la película es contundente, no fue necesario que el juicio falle a favor de Anna, su respuesta subjetiva hizo desbaratar todo el fantasma familiar, el cual estaba fuertemente atravesado por la enfermedad; la posición de Anna permitió elaborar los miedos y logró que comprendan que la muerte es parte de la vida y negarla es perpetuar la agonía.
Se puede pensar siguiendo a Lacan que Anna no es culpable, ya que “la única cosa de la que se puede ser culpable, al menos en la perspectiva analítica es de haber cedido en su deseo” .

Bibliografía

• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
• Fariña, J. (1992). Ética profesional. Dossier bibliográfico en salud mental y derechos humanos. Acápite 3.3: el status de la responsabilidad sobre los actos.
• Fariña, J. (1995). Ética Profesional. Acápite 3.4. La ética y los valores universales. En Dossier Bibliográfico. Ediciones Facultad del Psicología.
• Fariña, J. (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (Cap. II); Lo universal-singular como horizonte de la ética. (Cap. IV). El interés ético de la tragedia (Cap. V). Del acto ético (Cap. VI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Fariña, J. J.: El doble movimiento de la Ética contemporánea. Una ilustración cinematográfica. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos.
• Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. III. Eudeba, Buenos Aires.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: