por 

La duquesa (The duchess)

Drama
Reino Unido
110 minutos
Reparto Keira Knightley La duquesa Ralph Fiennes Duque de Devonshire Charlotte Rampling Lady Spencer Hayley Atwell Bess Foster Dominic Cooper Charles Grey

Althorp, 1774. En la verja trasera de la casa de campo de los Spencer, seis jóvenes aristocráticos se preparan para una carrera. Georgiana, de 17 años va con Charles Grey. Dentro, Lady Spencer, la madre de Georgiana, negocia su matrimonio con el Duque de Devonshire, un hombre algunos años mayor que Georgiana. El contrato de matrimonio permitirá a Georgiana acceder a una bonita suma una vez que le dé al Duque su primer hijo varón.
Lady Spencer le comunicará entonces a Georgiana que se ha convertido en Duquesa de Devonshire y ella queda emocionada con la idea convencida de que el Duque la ama.
Tras el matrimonio, Georgiana toma su papel como anfitriona social y atiende a los Whigs, el partido político que apoya su marido, impresionando a Charles Fox, líder del partido con su ingenio y su belleza.
Pero la vida de casada se convierte rápidamente en un fastidio y Georgiana se da cuenta de que el Duque está más interesado en acostarse con las doncellas y hablar con sus perros, que en ella. Su decepción final llega cuando él espera que ella sea madre de su hija ilegítima que viene a vivir con ellos.
La respuesta de Georgiana es lanzarse a las fiestas sociales, donde recibe las atenciones de Fox y del dramaturgo Richard Sheridan. Georgiana, con un embarazo avanzado, da a luz a una hija. El duque está decepcionado y no tiene interés en la niña. Lady Spencer le asegura que el heredero llegará pronto.
Unos años más tarde y con una hija más, la familia viaja a Bath. Los duques acuden a un gran baile. Georgiana asombra al público con una gran peluca con plumas de avestruz. Se hace conocida por sus extraordinarias indumentarias y es el centro de atención allá donde va. Ve al duque hablar con Bess Foster y Georgiana empieza una conversación con ella para averiguar qué quería el duque. Se caen bien, y deciden verse de nuevo.

Bess y Georgiana se hacen amigas y Bess le cuenta que su marido se ha llevado a sus hijos y no le permite verlos. Georgiana siente entonces lástima y le invita a quedarse.
En el teatro, el Duque, la Duquesa y Bess ven una obra de Sheridan, La escuela del escándalo. Sir Peter y Lady Teazle están inspirados en los duques y la obra se burla de su matrimonio. Tras la representación, Fox les presenta a su protegido, Charles Grey. Bess se da cuenta de que Georgiana y Grey esconden algo.
Georgiana, ahora metida de lleno en el partido Whig, presenta a Grey a un gran público. La retórica de Grey encandila a todos y Georgiana está encantada. De vuelta en el escenario la tensión entre ellos es palpable y Grey le confiesa entonces que piensa en ella cada día.
A su regreso a Devonshire, Georgiana escucha al Duque y a Bess teniendo sexo, en alto, apasionado, nada que ver con cuando ellos dos están juntos. Georgiana se enfrenta entonces al Duque y le dice que Bess debe marcharse, pero él se niega. Bess intenta explicarla que el Duque, como noble más importante del país, es su única oportunidad para volver a reunirse con sus hijos, pero Georgiana le dice que todo tiene un límite. Sin embargo, Bess no está de acuerdo.El plan de Bess de seducir al Duque para que éste le ayude da finalmente sus frutos y Bess consigue reunirse con sus hijos. Georgiana se conmueve cuando ve a Bess, sus hijos y el Duque, dándose así cuenta de que ve a la familia feliz que ella no ha podido conseguir.
Georgiana comienza entonces una aventura con Grey. Le propone un trato al Duque, ella dará su bendición para que Bess se quede si él acepta sus sentimientos hacia Grey. Pero el Duque se pone furioso. Sin un heredero teme convertirse en el hazmerreír de todo el mundo, por lo que sigue a Georgiana a su habitación y la viola, diciéndole que podrá hacer lo que quiera después de darle un heredero.
Georgiana es obligada a separarse de Grey. Finalmente da a luz un hijo, pero es desgraciada sin Grey hasta que Bess organiza una reunión con él.
Georgiana escapa a Bath para pasar tiempo con Grey y se siente feliz con él. Él le da el amor y la atención que buscaba desesperadamente, pero su felicidad dura poco. El Duque y Lady Spencer se presentan y le exigen que abandone a Grey. El Duque la amenaza diciéndole que si no deja a Grey se asegurará de que su carrera política se acabe y de que ella no vea a sus hijos nunca más.
Georgiana sabe que no podría vivir sin sus hijos y vuelve a Devonshire House, pero embarazada de Grey, un hijo a quien el Duque obligará a entregar a la familia de Grey.
De vuelta en Devonshire House, el Duque le dice a Georgiana que no quiere que ella sufra más y quiere que sus vidas vuelvan a la normalidad. Él contempla a sus hijos jugando y comenta lo maravilloso que sería ser tan libre. Georgiana siente empatía por él por primera vez al darse cuenta de que él está tan atrapado como ella por su rol social, y comienza a aceptar su situación.

En base a lo solicitado en la consigna he elegido para desarrollar el circuito de la responsabilidad sobre Georgina. Se analizarán recortes de la película intentando establecer los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que estableceré respecto de que debe responder el sujeto en términos de responsabilidad subjetiva.
Citando a María Elena Domínguez “ El circuito de la responsabilidad (...) está compuesto por un tiempo uno donde se realiza una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en el cual el sujeto esta inmerso y que, se supone, se agota en los fines para los que fue realizada”
Vemos entonces como este primer tiempo puede anudarse al momento donde Georgina se anoticia de su matrimonio con el Duque, aquí vemos que no cuestiona este hecho, sino todo lo contrario, lo cumple como si denotara una significación absoluta, su posición se agota sólo en eso, la muchacha se encuentra feliz por el hecho anunciado, se casa pensado que el Duque esta plenamente enamorado de ella.
Podría ubicarse allí algo del orden de la necesidad, de aquello que acontece necesariamente. Aquello que va a pasar más allá de la voluntad de alguien.
Pareciera que desde lo moral Georgina actúa desde lo que debería hacerse, desde lo que sería correcto, desde una lógica particular. Cabe preguntarse aquí que lugar tiene para nuestra protagonista su propio deseo, deseo del cual parece hasta aquí no querer saber nada.
Volviendo a citar a M.E Domínguez “la acción (del tiempo uno) se ve confrontada en un tiempo dos con algún indicador que le señala un exceso en lo acontecido otrora. Tiempo donde el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenia al comienzo del mismo. Momento propicio para la emergencia de una singularidad que demuestre la incompletud del universo previo junto con la caída de los ideales que allí lo sostenían”
El universo particular anterior se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que tenia al comienzo, se produce una evidencia que la interpela, la protagonista descubre que su marido solo se caso con ella para poder procrear un heredero y que su interes recae solamente en mantener relaciones con otras damas y no en su matrimonio, se produce un cambio en Georgina que le permite tener una nueva vision de la situacion dada. El universo se ha ensanchado, se ha suplementado a partir de una singularidad, la evidencia de una singularidad se produce en la medida que se rompe con el universo dado y le da un plus a ese universo pre-existente. Genera un antes y un después del sujeto. Puede ubicarse la culpa como generadora de la retroacción generada por el tiempo 2 que interpela al sujeto, ligándolo al tiempo 1. Surge entonces allí la angustia ante la conmoción por el quiebre del universo particular anteriormente establecido y es ella ahora quien debe asumir una respuesta ante esta verdad que ha revelado y la interpela. En el esquema este movimiento supone que en el Tiempo 2 se sobreimprime al Tiempo 1, resignificándolo. El sujeto que adviene en el Tiempo 2 no es el mismo que dejamos en el Tiempo 1.
“ Ni una determinación que lo trasciende y esta fuera de su voluntad, alienándolo al Otro, ni la apelación al puro azar, nueva máscara del destino, es decir, finalmente el Otro, son buen escondite para el sujeto. Sin embargo, verificamos en la historia toda suerte de maneras macabras de sometimiento al Otro (...) El sujeto es siendo, nunca del todo realizado, pero siendo. De eso debería dar respuesta, de la razón de su ser en la razón deseante, en lo calculable y también en lo incalculable y no representable de su ser”
Se puede ver como a partir de ese momento Georgina reniega de su destino y reniega del marido que el destino le impuso, a lo largo del film se observa como esta mujer intenta escaparse de su cruda realidad militando activamente en la politica, participando de eventos sociales, avocandose al cuidado de sus hijos. Es asi como nustra protagonista responde a auqello que la interpela.
Ahora bien, se podria decir que la vision de Georgina acerca de su vida cambia en un determinado momento, cambio que se produce cuando el Duque comenta acerca de lo maravilloso que seria poseer la libertad que posee un niño que no tiene el deber de cumplir con los parámetros sociales impuestos en esa epoca, es aquí cuando la protagonista se da cuenta que el Duque se encuentra tan preso de la situación que viven como pareja como ella. Es aquí cuando nuestro principal personaje acepta su destino, sin renegar de ello, y encuentra la calma que hacia tanto tiempo estaba buscando, es aquí cuando Georgina logra darse cuenta que ella es en tanto madre por sobre todas las cosas.
En el parrafo anterior vemos como se produce un cambio de posición subjetiva del sujeto, siguiendo el texto de M.E Domínguez : “ Si algo ha emergido en el segundo tiempo des-ligado del universo particular, éste buscara re-ligarlo hallando una explicación a su presencia. Finalmente será necesario un tiempo tres que verifique la responsabilidad subjetiva, una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un sujeto” .

Para finalizar, y teniendo en cuenta el desarrollo de lo sucedido en las distintas escenas, la hipótesis clínica estaría en relación a como este sujeto puede ir dejando de lado el ideal de matrimonio para lograr darse cuenta que ella es en tanto madre.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: