Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > La metamorfosis >

por 

Ética, Psicología y derechos humanos.

Marilyn Disabato
L.U.: 32977926-0
Com.: 9

“La metamorfosis” de Franz Kafka.

Cuenta sobre un joven llamado Gregor que despierta una mañana convertido en cucaracha. Como consecuencia de esto, su familia no quiere acercarse a él. Se mantiene encerrado en su habitación lejos de ellos y del mundo exterior.
Pasado un tiempo, un día el joven-insecto decide salir de su cueva y dirigirse hacia la sala donde se encontraban su hermana tocando el violín, sus padres y unos huéspedes que alquilaban en su casa a modo de alojamiento.
Gregor, se posiciona sobre un cuadro esperando ser visto por todos con la esperanza de demostrarle a su hermana que solo él apreciaba su música y que ella podía tocar en su habilitación y ser valorada como merecía, solo por primera vez su nueva forma sería útil. Así es que olvida la repugnancia y el rechazo que genera sobre los demás y decide mostrarse frente a todos sin reparos.
Una vez posicionado en el lugar elegido, Gregor es visualizado por los habitantes de la casa generando horror y caos. Al notar esto, el personaje principal queda paralizado. Mientras tanto, su hermana dice a sus padres que lo mejor sería deshacerse de él, un animal que no ya no es su hermano y que provoca cansancio en ellos y sufrimiento.
Gregor decide retirarse hacia su habilitación convencido de que debía desaparecer definitivamente. Esa misma noche muere.

Presentando la situación planteada en términos del circuito de la responsabilidad es posible ubicar como primer tiempo aquél en el que Gregor sale de su habitación y se ubica en un lugar visible. El segundo tiempo, aquél que resignifica el primero, su regreso a su habilitación y el convencimiento de que lo mejor sería desaparecer a partir de lo dicho por su hermana.
Se podría pensar como hipótesis clínica el deseo de ser amado y valorado por su familia. Respetado más allá de todo como un integrante más del núcleo.

Se ve a través de toda la obra, que Gregor es quien mantiene a su familia y que no es considerado por ellos como más allá que aquél que los sostiene económicamente.
Se puede conjeturar que el joven se siente un insecto desde el principio del cuento cuando relata que no puede renunciar a su trabajo por el deber que le imponen al tener a cargo el pago de las deudas de su padre.
Se siente atado por sus obligaciones sin poder disfrutar de lo que realmente él quiere. Cuenta que su única esperanza es, luego de pagar las deudas, poder llevar a su hermana al conservatorio.
Al comienzo de la narración, el joven siente culpa por haberse quedado dormido en la mañana. Se puede ver aquí algo de la responsabilidad que él siente que debe cumplir hacia su trabajo y para con su familia por el hecho de ser el sostén económico.
En el transcurso del cuento se lo ve a Gregor marginado y por lo dicho en el desarrollo, podemos decir que su metamorfosis solo produce un cambio a nivel físico en él. Desde antes de su transformación, el joven vivía para su familia y para que ellos estuvieran felices siendo sometido a sus exigencias. De esta manera, en el tiempo 1, al mostrarse frente a todos y querer de alguna manera serle útil a su hermana se ve que una vez más él esta pensando en servicio de ellos y quizás, esta haciendo un último intento por obtener afecto por parte de su familia.
Una vez más y de manera clara, Gregor se expone a una situación en la cual su entorno muestra que no lo valora. Esto se ve confirmado en el tiempo dos, en el cual su familia concuerda en que deben deshacerse del “insecto”.
Se podría plantear en términos de un superyo extremadamente exigente que lo somete todo el tiempo y provoca sumisión y baja autoestima en el joven. Así mismo, un yo débil que obedece a las demandas del resto.
Pensando en un tercer tiempo se podría decir que advendría un cambio en la posición subjetiva en la cual Gregor haga algo por sí mismo. Si bien hablamos de una ficción, trasladándolo a la realidad, se podría pensar en valorarse a sí mismo más allá de lo que su familia y sus autoexigencias le impongan.

El cuento “La metamorfosis” comienza contando sobre la transformación ocurrida a Gregor. Se puede decir que aquí operó algo del orden del azar, aquello que no puede ser predecido y que actualmente se lo llama como “Suerte”. El joven tuvo la “suerte”, mala en este caso, de convertirse en ese animal rechazado por todos. Yendo un poco más lejos y por el análisis realizado, se puede ver que el autor nos quiere decir algo con esto, que no lo plantea como un mero acontecimiento azaroso sino que tiene su lógica y fundamento, pero a primera vista sí se puede decir que le sucede la metamorfosis por una jugada del azar. De esta manera no se plantea algo del orden de la responsabilidad en Gregor.
En cuanto a la “necesidad”, se puede decir que en los tiempos planteados aparece ahí donde su familia decide que deben acabar con él. Se ve que es algo externo al personaje. Otra circunstancia en el cuento (entre otras) podría ubicarse en las cuentas impagas de su padre.
En el eje de la responsabilidad podemos situar la postura de Gregor como aquél que se somete a las exigencias familiares sin emitir quejas o pedidos de cambio alguno. Además, y centrándonos más puntualmente en los tiempos del circuito, el joven cucaracha decide exponerse ante todos sin pensar demasiado en profundidad la reacción que produciría en ellos. Luego, a partir de lo dicho por su hermana, elige regresar a su habitación y dejarse morir convencido de esto.
Retomando el tema de la culpa, se puede decir que la final del cuento aparece algo de este orden cuando la familia decide retirarse de su casa, antes de eso reflexionan sobre la muerte de Gregor. Se dan cuenta en ese momento que hacía tiempo el joven no comía y no le prestaban la atención que “debían”. Nuevamente, esto oculta la responsabilidad. Ellos no se hicieron responsables de aquello que le ocurría a uno de los miembros de la familia, y no solo desde la metamorfosis, sino desde antes, cuando no les interesaba qué sentía Gregor.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: