Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > La suerte está echada >

por 

UNIVERSIDAD

DE

BUENOS AIRES

FACULTAD DE PSICOLOGIA

PSICOLOGIA, ETICA Y
DERECHOS HUMANOS

Titular: Fariña Jorge Michael

Prof: Mercadal Gabriela

Comisión: 13

Alumna: Chamorro Lucía

Mail: luchiarene@hotmail.com

2do parcial

16/11/2009

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).

En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.

Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.

Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.

Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

“LA SUERTE ESTÁ ECHADA” (2005) Sebastián Borensztein

Felipe es un actor que un día sale a correr y se encuentra con un hombre de mediana edad con un arma queriéndose suicidar. Él estaba en la vereda de enfrente y le pregunta porqué quiere matarse y el hombre responde que carga con el estigma de ser mufa y que ya no aguanta más vivir así ya que todo le sale mal y que la mala suerte lo persigue.
El hombre se pone el arma en la boca y gatilla pero el tiro no sale, él adjudica que la bala no salió porque esto se debe a la mala suerte que tiene, tira el arma al piso y se dispara sola. Felipe lo convence para que desista de esta idea y que hoy es un día muy importante para él por el estreno de una obra pero si no logra ayudarlo eso no sirve de nada y le dice que cruce la calle para ir a tomar un café con él y así charlar. El hombre acepta y mientras cruza la calle es atropellado por un camión que termina con su vida.
Plantearíamos en este punto el Tiempo 1 en donde Felipe convence al hombre para que desista de la idea del suicidio por creerse una persona con mala suerte y “mufa” y cruce la calle para encontrarse con él y al cruzar es atropellado por un camión. La acción supone un objetivo pensando que la acción se acaba allí.
Luego Felipe va al teatro. Comienza el ensayo de la obra. Se encuentran en escena él, que realiza el papel protagónico, y una compañera. Durante el ensayo Felipe saca un pañuelo color amarillo (color considerado “mufa” en el teatro) y ante esta situación su compañera se pone muy nerviosa y discute con Felipe y le dice al director que va a renunciar a la obra y que así no se puede trabajar, en ese instante recibe un llamado telefónico en el que se le notifica que su hermano fué atropellado por un camión, ante esta noticia ella culpa de “mufa” a Felipe. A partir de ese entonces se empieza a correr el rumor en todo el ámbito laboral de que Felipe es mufa y en coincidencia con esto empiezan a sucederse una serie de hechos que hacen que Felipe acepte que tiene mala suerte y de que es mufa.
Aquí se plantearía el tiempo 2 en el que Felipe dice: “Soy mufa”. La acción que Felipe realizó fue más allá de lo esperado y él no puede desentenderse de esto, trata de hacerlo intentando convencer a los demás de que es pura casualidad lo sucedido y tratando de convencerse a sí mismo de esto también pero con el transcurrir del tiempo se convence de lo contrario, es decir de que en realidad él es “mufa”.

Hipótesis clínica: La responsabilidad que tiene el sujeto es haber convencido al hombre desconocido a que desista de su idea y que cruce la calle. Su deseo es “convencer” a todos de que él es bueno en lo que hace, en su trabajo de actor y convencerse a sí mismo de eso. Desafía al azar ya que no era imposible que al cruzar la calle el hombre sea atropellado.
En términos de necesidad podemos decir que el ser atropellado por un camión rige por fuera de la intervención del sujeto en situación, ya que no está en Felipe poder modificar tal condición. Y en términos de azar se puede situar a que el desconocido era el hermano de la compañera de trabajo de Felipe, dado esto, por la situación que habían tenido antes del llamado telefónico, se lo tilda de “mufa”. La palabra “mufa” adquiere su resignificación a partir de ese momento.
Felipe asume que al morir el hermano de su compañera, como él fue la última persona a la que vió, ahora heredó la “mufa” que tenía éste. En esta instancia es cuando el eje particular, es decir, el universo del personaje se quiebra y se abre la posibilidad de un cambio de posición en el sujeto, esto se da por la entrada de lo universal-singular.
“La culpabilidad en este sentido es el pago de la deuda con el deseo, eso es lo que arroja al destino particular de lo moral”.
Felipe es responsable de convencer al desconocido a hacer su voluntad, lo que él creía correcto y a modo de culpa se adjudica la “mufa” y cede a su deseo de actuar, que es su profesión, y esto le sucede el día considerado por él como el más importante de su carrera. Pero por otro lado Felipe se entera de que su padre tiene un tumor cerebral y que le quedan pocos días de vida. Felipe se encontraba distanciado de su padre por peleas que habían tenido, es decir que aparece otro elemento que es resignificado que es “la muerte”. La muerte se aproxima a su padre, ahora la culpa ya no es por ese desconocido sino por la propia muerte de su padre. Felipe entonces cede a su deseo de ser un actor reconocido por la culpa que siente frente a la próxima muerte de su padre, teniendo en cuenta que de lo que busca convencerse es de su identidad, de mantenerla y de mantener esa idealización que tiene con respecto a ser el mejor actor y convencer a todos de su reputación y trayectoria y que es un gran artista pero ,por otro lado, no logra su completud, hay una grieta en el la relación que mantiene con el padre ya que se encuentra distanciado de él y de cierta manera lo ha abandonado a su “suerte”. Es el sentimiento inconciente de culpa, a través de esta interpelación subjetiva se abre paso a la respuesta, ya que la culpa obliga a responder. “La interpelación “implica” ya una deuda por la que hay que responder, es el llamado a responder para volver al surco de lo moral, en este caso, la respuesta es particular. No hay singularidad en la vuelta al surco moral porque la vuelta resulta un taponamiento de la dimensión ética”. De esta manera la culpa retorna sobre la acción, el acto ético que coincide con el efecto-sujeto.
En un tiempo 3 se diluye el sentimiento de culpa, el personaje (Felipe) le concede la última voluntad a su padre y antes de esto el padre le dice lo orgulloso que se siente de él y que es un gran artista. En el tiempo 1 el personaje convence a un otro de lo que debe hacer, de lo correcto y en consecuencia al orden de la necesidad, a través del accidente, Felipe asume ser “mufa” a modo de culpa por lo que sucede con la relación entre él y su padre, ya que a éste le quedan pocos días de vida. Al rectificar la relación con su padre y de cierta forma cumplir con su deber de hijo y complacerlo en su deseo hace que el personaje cambie de posición con respecto al tiempo 1. Se puede ver entonces en este Tiempo 3 la responsabilidad del personaje, ya que luego de la muerte del padre y de haber cumplido con la voluntad del mismo, Felipe consiguió un trabajo en un film muy importante refutando así la idea de ser “mufa” y saliendo entonces de la mala suerte. Entonces de lo que se hace responsable es del deseo.

BIBLIOGRAFIA

-  Mosca, J.C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
-  Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
-  D´Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
-  Fariña, J. J.: Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de cátedra www.psi.uba.ar
-  Domínguez, M. E.: Los carriles de las responsabilidad: el circuito de un análisis. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
-  Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cáp. IV. Eudeba, Buenos Aires.

LUCIA

LA SUERTE ESTA ECHADA



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: