por 

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Psicología

Materia: Psicología, Ética y Derechos Humanos

Cátedra I

Prof. Tit. Reg. Fariña, Juan Jorge

Docente de Trabajos Prácticos: Lic. Noailles, Gervasio

Análisis del Film

¨Match Point¨
(de Woody Allen)

Alumnas:

Peri, María Celeste – DNI: 33.108.190
mceles88@hotmail.com

Turtora, Ana Bárbara – DNI 27.288.524
anabarbarat@yahoo.com

COMISION 8

I cuatrimestre
2010

Introducción:

El presente escrito tiene por objetivo realizar un análisis del film “Match Point” escrito y dirigido por el famoso director Woody Allen.
Dicho análisis estará centrado en las nociones de Responsabilidad Subjetiva, Azar y necesidad, circuito lógico de la responsabilidad y responsabilidad jurídica según lo estudiado como fundamento teórico de la materia Psicología, Ética y Derechos Humanos Cátedra I de la Universidad de Buenos Aires.

En principio, y siguiendo las consignas para dicha evaluación realizaremos un detalle del comentario realizado por Patricio Lopez Salazar quien ha tomado el personaje de Chris para realizar el análisis central de la responsabilidad subjetiva. Tomaremos este primer personaje como fundamento de conceptos teóricos a utilizar. Asimismo, considerando que la mayoría de las consignas solicitadas para la evaluación, el autor prácticamente las ha agotado en todo su comentario, hemos decidido tomar el personaje de Chloe (la esposa de Chris) para realizar posteriormente nuestro análisis principal.

I ) Chris: “El afortunado”
Chris es un joven tenista irlandés que siendo instructor en un club privado de la alta sociedad Británica conoce a Tom, uno de sus alumnos. Este, al conocer el gusto de Chris por la ópera lo invita a un concierto en el que le presentará a su familia. Es allí donde conoce a Chloe (hermana de Tom) y comienza a salir con ella, estableciendo una relación aprobada ampliamente por toda la familia de la joven. Durante el transcurso de esta relación Chris le fue infiel a su novia con Nola (prometida de Tom), pero en ese momento esta situación no continuó y finalmente Chris se casa con Chloe. Luego de esta unión, Nola y Tom se separan y a partir de aquí Chris establece una relación amorosa con Nola a espaldas de su esposa. Así, llega un momento en el que Chris tiene que elegir entre Chloe y Nola, no puede continuar con las cosas como están porque Nola quedó embarazada y le reclama que se haga responsable de su hijo y que le diga la verdad a Chloe. Pero Chris no esta dispuesto a abandonar el ascenso que ha logrado en la escala social y al no hallar una salida frente a esta situación opta por una solución desesperada. Asesina a Nola.
Tomando al protagonista de la pelicúla, Patricio Lopez Salazar platea como hipótesis clínica que “Chris nunca asume la responsabilidad por sus acciones, taponando así toda posible emergencia de su singularidad.”
Los indicadores que le permiten arribar a la misma están íntimamente ligados con los conceptos de azar y necesidad. Sabemos que el azar rige los eventos ajenos al orden humano, es un caso fortuito y no hay posibilidad de predecirlo. Tal como lo indica Fariña, otros nombres para azar son “suerte, coincidencia, casualidad, accidente, contingencia“. El accionar humano queda excluido de lo que el azar pueda provocar.
Por otro lado, la necesidad establece una conexión entre causa y efecto. Aquello que va a ocurrir inexorablemente. Dentro de lo cual el hombre tampoco juega ningún papel. Es inevitable, “inflexible, forzosa, rigurosa, firme, exacta, fatal“ y esta vinculada con el concepto actual destino.
Ahora bien, la presencia del azar y la necesidad en distintas situaciones no se puede negar, sin embargo el punto es que las acciones humanas tampoco. Será en la grieta entre necesidad y azar donde aparece la responsabilidad subjetiva. En ese intersticio en el que irrumpe el deseo será donde se producirá el efecto sujeto. Y recién a partir de ahí se podrá rastrear el circuito de la responsabilidad.
Con esta pequeña introducción alcanza para entender por qué el autor del comentario no considera que Chris se haga responsable. Nos explica como el personaje desde un comienzo tiene una particular convicción que mantiene durante todo el film y que lo guía en su accionar. “La gente teme reconocer que parte tan grande de la vida depende de la suerte”. Así vemos como, para Chris, todo lo que acontece en su vida tiene que ver con el azar, como lo eleva al lugar del “gran Otro”. Tanto lo que le produce alegría como lo que lo atormenta, todo, es producto de la “suerte” unas veces buena y otras mala.
Mientras él se siga moviendo únicamente en el plano del azar, no habrá lugar para la subjetividad, nada del accionar humano tendrá influencia sobre eso que no se sabe, sobre las casualidades. Y así es como se maneja el personaje de Chris. Parecería que todo lo que ha sucedido ha recorrido un sendero paralelo del cual él es solo una marioneta con poca o mucha suerte.
Otra manera de asegurarse si hay responsabilidad o no puede ser rastreando su circuito, en el caso de estar presente deberíamos poder hallarlo. Veamos que encontró el autor del comentario.

Circuito cerrado
López Salazar realiza el análisis de dos escenas donde Chris es convocado a ser interpelado, es decir se lo invita a que cambie de posición subjetiva. Y encuentra que en ambas situaciones que las interpelaciones no hacen posible la resignificación de un tiempo 1.
El autor dice: “Chris cierra el circuito (…) La responsabilidad legal y subjetiva han sido conjuntamente denegadas“.
Una definición interesante de responsabilidad es la citada por Jinkins en Vergüenza y responsabilidad. Responsable es “aquél de quien es esperable una respuesta. No digo conciente de lo que hace ni que se hace cargo de lo que dice sino culpable de lo que hace y dice”. Es decir que la culpa obliga a responder, instaura una deuda que debe ser cancelada, iniciando así el circuito (que puede devenir en responsabilidad o no). El autor relata la escena de un sueño tormentoso en el cual Chris es interrogado por las dos personas que ha asesinado. Plantea esta situación como una figura de la culpa y observa que el personaje, a pesar de que no se libra de lo que ha producido, sigue manteniendo su posición subjetiva en un particularismo y no acepta bajo ningún concepto un movimiento hacia la dimensión ética. No hay interpelación.
Con respecto a la responsabilidad jurídica, es importante aclarar que esta sostenida por la definición de sujeto de derecho, en tanto sujeto autónomo, como aquel sujeto imputable, es decir, aquel capaz de responder por sus actos. Esta capacidad de respuesta depende, entre otras cosas, de la claridad de conciencia del sujeto. Es decir que no es su obligación responder por aquello de lo que nada sabe, por aquello inconciente. Con lo cual desde esta visión achatada de la persona, no estaríamos teniendo en cuenta lo propio de cada sujeto que es ese deseo del que nada sabe pero del cual le corresponde hacerse responsable para que se produzca el efecto sujeto. Es decir para que pueda superar la simple obediencia y pasar a ser un sujeto ético.
Según el autor, Chris tampoco se hace responsable en este plano particular de la responsabilidad jurídica, debido a que frente a los policías niega haber asesinado a Nola. Podríamos agregar en este sentido que a pesar de no estar dispuesto a “pagar”, si lo consideramos responsable en tanto sujeto de derecho capaz de responder por sus actos y consciente de los mismos.

II) Chloe: La nena de mamá y papá
Chloe vive en el seno de una familia de la alta aristocracia británica. Tiene todo lo que quiere y sus padres se encarga de que así sea. Conoce a Chris en un concierto de ópera y siente una atracción inmediata hacia él. Tienen varios encuentros y comienzan una relación de noviazgo, sobre la cual tanto ella como su familia proyectan un futuro prodigioso. Chloe y Chris contraen matrimonio. Hasta aquí todo es perfecto para ella. Inmediatamente después, la joven le manifiesta a Chris sus intenciones, casi “imperiosas”, de quedar embarazada, él no esta de acuerdo pero no se niega; con lo cual comienzan una series de acciones por parte de Chloe para lograr su objetivo.
En el film queda manifestada la insistencia de los padres de Chloe, especialmente de su madre, para que tengan un hijo.
- Madre de Chloe (hablándole a Chris): “Lo que me haría feliz no tiene nada que ver con el dinero, quiero que me conviertas en abuela joven”
Chloe: Ya eres abuela jovenMadre de Chloe (dirigiéndose a Chloe): “Si. Tom y Heather están buscando su segundo hijo, pero quiero que tu seas madre.”

Observamos en la película que Chloe comienza a actuar de manera obsesiva en lo que se refiere a este tema. Ella acude a todas las formas posibles para tener éxito en su empresa. A partir de aquí tomaremos ejemplos de los artilugios del orden de la necesidad y el azar en los cuales se mueve nuestro personaje durante un primer momento. Frente a esto podremos afirmar, que mientras Chloe continúe guiándose bajo esta combinatoria de necesidad y azar como referencia ultima de sus acciones, no se abrirá paso a la responsabilidad, ya que la responsabilidad subjetiva se instala en la grieta entre necesidad y azar.
En la siguiente escena, se observan claramente los indicadores del orden de necesidad. Chloe, realiza aquellas tareas encomendadas por su médico, las cuales inexorablemente deberían generar un efecto:
(Durante un desayuno por la mañana)
Chris: tengo que ir a trabajar
Chloe: ¿En serio? Esperaba que pudiéramos, tu sabes…Antes de que fueras a trabajar.
Estoy fértil y recuerda que el doctor dijo que deberíamos tratar de hacerlo lo mas seguido posible por la mañana.
Chris. Voy a llegar tarde mi amor.
Chloe: Será divertido. Espera… antes debo tomarme la temperatura.
(se pone el termómetro en la boca y allí termina la escena)

De aquí puede leerse “Si estoy fértil, y tenemos relaciones, la unión del óvulo con el espermatozoide (causa) debería dar lugar a la concepción (efecto) ya que ambos gozamos de buena salud y tenemos posibilidades de ser padres“.
Con lo cual desde esta perspectiva no puede entenderse por qué Chloe no queda embarazada. Frente esta insuficiencia de la necesidad para explicar la ausencia de “efectos” ella busca una respuesta en el azar. Debido a la “mala suerte” de la pareja sobre este tema le compra a Chris un “antiguo amuleto de la fertilidad” para que lo ponga bajo su almohada durante dos meses.
Es pertinente en este momento incluir lo que expresa Juan Carlos Mosca:
“No habiendo voluntad manifiesta sobre un efecto dado y si los hechos son consecuencia de una razón contenida en el principio de razón, no hay lugar a la responsabilidad. Si son efectos del azar, tampoco.”
Como dijimos, hasta este momento del film el personaje no se hace responsable de lo que esta sucediendo, ya que no se genera la ruptura entre la necesidad y el azar. Lo cual nos hace preguntarnos acerca del deseo de Chloe. ¿Podríamos pensar que su intención de quedar embarazada se corresponde con un plan familiar? Es decir ¿que aún no a irrumpido el deseo de Chloe permitiendo así abrir el camino hacia una modificación en su posición subjetiva?
Para responder estos interrogantes, nos vemos conminados a rastrear el circuito de la responsabilidad del personaje seleccionado. Para ello partiremos de una escena que nos resulta fundamental.

“Quiero hablar contigo“
Chris: Quiero hablar contigo
Chloe: ¿De que?
Chris: De nosotros.
Chloe: ¿Pasa algo?
Chris: Si
Chloe: ¿Qué? Si sigues teniendo perdidas de dinero en la bolsa, sabes que no hay problema.
Chris: No puedo seguir dependiendo de tu padre, Chloe.
Chloe: A papa lo hace mas feliz ayudar a su familia que todas sus posesiones. Tu lo sabes. ¿Qué pasa? ¿Es algo relacionado con las llamadas que recibiste? Porque te portaste muy extraño cuando colgabas. ¿Tienes una amante?
(hasta ese momento Chris miraba hacia afuera a través de un ventanal, inmediatamente luego de esa pregunta gira la cabeza y la mira a Chloe)
Chris: ¿Que si tengo una amante?
Chloe: Si eso es lo que te pregunté.
(Hay un silencio que parece eterno, atormentador)
Chris: No
Chloe: Si tienes.
Chris: Claro que no. No seas tonta.
Chloe: ¿Ya no me amas más?
(Continúan la conversación en torno al amor que sienten y sobre el embarazo y concluye)
Chloe: ¿Soy yo? ¿He sido terriblemente agresiva y odiosa en cuanto al tema? …
Chris: Ay Chloe…
(se abrazan)
Chloe: vamos a cambiar de tema, tener un hijo debería ser algo que nos hiciera felices y nos emocionara, y no la causa de toda esta tensión y esta ansiedad…

Anteriormente a este diálogo con su marido, Chloe había estado inmersa en un solo objetivo, el quedar embarazada. Ella realizó una serie de acciones dirigidas a ese fin específico, entendiendo que allí, en el fin, se agotaba la cuestión. Sin embargo en la escena citada, Chloe se enfrenta a la posibilidad de perder a su marido y es en ese momento cuando se da cuenta que su acción va más allá de lo que pretendía.
Se ha fundado el tiempo 2 en este diálogo, este momento tan angustiante para Chloe, en donde ese silencio casi eterno de Chris es el pasaje a una respuesta que podría finalizar o no con su matrimonio.
Se la pone así en sobre aviso de que algo anduvo mal. Y allí se pregunta “¿Qué tengo que ver yo en todo esto?”. Ya aquí no aparece nada del orden de la necesidad o el azar, sino que se ha producido una grieta, y la pregunta por la responsabilidad adquiere toda su dimensión. Hay una necesaria resignificación del tiempo 1.
Justamente se ve la aparición de la culpa que permite iniciar este circuito dando paso a la interpelación: “¿Soy yo? ¿He sido terriblemente agresiva y odiosa en cuanto al tema?”. Aparecen el autorreproche, el arrepentimiento (”tener un hijo debería ser algo que nos hiciera felices y nos emocionara, y no la causa de toda esta tensión y esta ansiedad), las figuras de la culpa. Se ha resignificando el tiempo 1.
Entendemos que en el tiempo 1, la empeñes de Chloe por quedar embarazada, estaba fundada en un plan implícito que ella debía cumplir, así como lo habían hecho todos los miembros de su familia. Se ve a la joven alienada por conseguir su objetivo, tiene la idea fija y se mueve desde un lugar que corresponde con el de lograr lo que se espera de ella. Este tiempo será resignificando, por retroacción, frente a la posibilidad de perder a su marido y Chloe concluye “vamos a pensar en otro tema, tener un hijo debería ser algo que nos hiciera felices…”
Inferimos a partir de este momento que se producirá en Chloe un movimiento subjetivo. Apoyándonos en la idea de que ella elige dejar de lado este mandato familiar para preservar su matrimonio. Elegir, también es tener que dar una respuesta y quién es responsable tiene que responder frente a su acto.
Postulamos entonces que, al tomar una decisión, se produce en este personaje un movimiento en su posición subjetiva. Se produce un efecto sujeto, en tanto que Chloe reafirma su posición, sigue queriendo tener un hijo, pero también tiene un marido que forma parte de la ecuación. Es decir, ella pasó de ser la nena de papá y mamá que hace lo que esperan de ella, para ser una mujer, la cual tiene un marido y juntos, si quieren, pueden tener un hijo. Esta vez desde su propio deseo. Generando con esta reafirmación un moviendo de lo particular a lo universal.
Al ver que finalmente en la película Chloe logra llegar al fin pretendido en un tiempo 1, podemos pensar, que se posiciona en el rol de madre, que toma “eso que hicieron de ella” y se lo apropia, se hace responsable.

Compararemos el circuito explicado con el del personaje de “El muro” a los fines de una mejor comprensión.
El tiempo 1 en Pablo Ibbieta, sería el momento en el que le dice a los falangistas que Gris está “en el cementerio”. En este tiempo el tenía la intención conciente de hacer una jugarreta, de burlarse de los falangistas. Actúa desde una posición de sujeto bien afirmado, sabe lo que quiere y hace lo que dice. Lleva a cabo una acción para determinado fin.
En el caso de Chloe sucede lo mismo, ella sabe lo que quiere le dice a Chris “Quiero que me embaraces” y emprende su accionar para lograrlo.
El tiempo dos en Ibbieta se produce cuando el panadero le cuenta que Gris estaba en el cementerio el reacciona “¿en el cementerio?” y se pone a temblar. Este temblar se debe a que se produce la retroacción, Ibbieta vuelve sobre el tiempo 1 y piensa ¿qué hice cuando quise hacer la jugarreta?. Igual que como ya explicamos con Chloe, aparece el aviso de que algo anduvo mal, de que su acción no se agotaba en el fin. Ibbieta se ve interpelado, se interroga respecto de sus actos. En el caso de Chloe reacciona con la preocupación de la posible perdida y se pregunta “¿Soy yo? ¿he sido terriblemente agresiva y odiosa en cuanto al tema?”.
A partir de aquí se produce una lectura del acto de otro modo. Ibbieta dice “¡En el cementerio!” y ríe hasta llorar. El sujeto queda admirado frente a eso que ha producido como sujeto de deseo. En el caso de Chloe ella dice “vamos a pensar en otro tema, tener un hijo debería ser algo que nos hiciera felices…” .
En ambos personajes la lectura de ese acto inicial cambia. Esta modificación, en el caso de Ibbieta, provoca la irrupción de una risa que termina en llanto frente a lo desconcertante que resulta lo que generó desde su deseo (el de conservar la vida, del cual nada sabía). En el caso de Chloe toma la decisión de dejar de pensar en eso al descubrir que había generado una situación estresante y desagradable para ambos.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: