por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos

Cátedra: Fariña, Juan Jorge Michel

Análisis del Film: Match Point

Segundo Parcial Domiciliario

Primer Cuatrimestre de 2010

Comisión: 4

Adjunto: Eduardo Laso
Coayudante: Martinez , Alejandra
Alumna: Mezquida, Amorina

L. U.: 22 549 301

Ficha técnica

Dirección y guión: Woody Allen.
País: Reino Unido.
Año: 2005.
Duración: 123 min.
Género: Drama.
Interpretación: Jonathan Rhys Meyers (Chris Wilton), Matthew Goode (Tom Hewett), Emily Mortimer (Chloe Hewett Wilton), Scarlett Johansson (Nola Rice), Brian Cox (Alec Hewett), Penelope Wilton (Eleanor Hewett), James Nesbitt (Detective Banner), Alexander Armstrong (Sr. Townsend), John Fortune (John), Ewen Bremner (Inspector Dowd).
Producción: Letty Aronson, Gareth Wiley y Lucy Darwin.
Fotografía: Remi Adefarasin.
Montaje: Alisa Lepselter.
Diseño de producción: Jim Clay.
Vestuario: Jill Taylor.

Argumento

Chris, un recién retirado jugador de tenis, solicita trabajo como instructor en un selecto club londinense, ahí conoce y entabla amistad con Tom Hewett quién es miembro de una acaudalada familia inglesa, Chris es un joven con suerte, Chloe hermana de Tom se enamora de Chris quién toma ventaja de esto. Por otro lado, Nola, una sensual actriz americana de poca monta, novia de Tom, conoce a Chris en una fiesta familiar y el irlandés inmediatamente se siente atraído por la belleza de la actriz. A diferencia de Nola que no es bien aceptada en la familia Hewett, Chris tiene la fortuna de simpatizar con los padres de Chloe, sobretodo con Mr. Alec Hewett quién usa sus influencia para colocar al joven Chris en un puesto ejecutivo. Así Chris se casa con Chloe, Tom rompe repentinamente con Nola y se casa con una joven de su clase. Entonces Chris busca afanosamente a Nola, y reaviva la pasión que siente por la americana, de este modo Chris queda en medio de una enorme presión, proveniente del trabajo, de su relación con Nola y de la necesidad de su esposa de tener un hijo. Al final Nola queda embarazada y empieza a presionar a Chris para que deje a Chloe, el ex jugador de tenis tiene que tomar una difícil decisión, que le llevará a situaciones extremas. . Él se apresura y le pide que aborte, pero la mujer se niega y le exige además que regularice su situación, que se haga cargo del niño y que se divorcie de su esposa. Chris siente que no puede renunciar al estilo de vida que conquistó. Finalmente optará por asesinar a Nola mediante un complicado crimen: primero disparará contra la vecina de Nola y robará algunas de sus joyas y luego asesinará a Nola haciendo parecer que se trató de un crimen deliberado contra la vecina de Nola y que de casualidad los ladrones se toparon con Nola en el camino de escape, asesinándola también. Hacia el final de la película, la investigación policíaca en curso (que ya tenía algunos elementos para indagar sobre Chris) se verá detenida por una absoluta casualidad que dará cierre al caso.
Otra vez el azar, la buena suerte, le permite a Chris salir librado de esta difícil situación, otra vez la pelota golpea en la red y cae en terreno del rival.

Análisis del Film
El análisis recaerá sobre el personaje de Chris, de quien se intentará dar cuenta de su responsabilidad subjetiva, la cual se desplegará en dos tiempos lógicos
La hipótesis “clínica”, planteada por el autor del comentario, que recorre el presente trabajo es formulada de la siguiente manera: “Chris nunca asume la responsabilidad por sus acciones, taponando así toda posible emergencia de una singularidad. Para lograr este propósito se valdrá de las figuras del azar y la tragedia.”
Mosca sugiere que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. Es decir, que cuando rigen por completo Necesidad o Azar, o una combinación de ambos, no es pertinente la pregunta por la responsabilidad. Pero basta que se produzca una grieta, una vacancia entre ellos, para que la pregunta por la responsabilidad adquiera toda su dimensión. En esta historia, el azar es sostenido, desde la primera escena ( en el club de tenis) hasta el final, a tal punto de desresponsabilizar al protagonista, de sus acciones., teniendo en cuenta que lo perteneciente a este orden es aquello que no es pensado, que nos es posible de anticipar, aquello que implica incertidumbre y hace que se borra toda responsabilidad,.
Chris, cita a Sófocles, aludiendo a un destino que lo sobrepasa, y que uno debe cumplir con él, con una serie de máximas ineludibles rigen los destinos de los hombres, Chris lo lamenta, y desde ahí, el sentimiento trágico de la escena , que se vale en esta ocasión de las figuras de la tragedia, para taponar la emergencia de la singularidad, es decir de la responsabilidad.
Comenzaré describiendo la singularidad de la situación, aquella en donde se establecen los tiempo lógicos del circuito de la responsabilidad subjetiva, entendiendo por ella a las acciones de las cuales el sujeto es responsable por efecto de la palabra que lo divide lo cual permite que se manifieste el inconciente a través de las formaciones del mismo, y que es culpable de ceder a su deseo por lo tanto no es dueño de su voluntad e intención. Esto permite entender las condiciones en las cuales un sujeto puede responder su acto como sujeto singular.
Para ello recortare un primer tiempo, donde el sujeto lleva a cabo una acción para lograr un determinado fin concibiendo que tal decisión se concluya en los fines para los cuales fue ideada, sin embargo “las motivaciones inconscientes se expresan más allá de la voluntad e intención del yo¨ .
Chris, frente a la presión ejercido por Nola, para que se divorcie de su esposa, se haga cargo de su hijo, y regularizar su situación de pareja con ella, decide llevar a cabo el asesinato de Nola. De esa manera se desliga desterrando a su hijo y su pasión por ella. Para ello planifica un asesinato inspirado en la obra “Crimen y castigo”, como se presenta en una de las primeras escenas, leyendo ese libro, donde el fin real del asesinato, es velado con la muerte de un inocente (la vecina de Nola). En esta escena del crimen ubico el primer tiempo lógico del circuito de la responsabilidad subjetiva. Que luego es puesto en cuestionamiento, por la interpelación que se presenta en un segundo tiempo, buscando su resignificación, para evocar a su responsabilidad
La acción realizada en el tiempo uno se resignifica, es decir, cobra importancia, con lo sucedido en el tiempo dos y da cuenta que esa acción fue más allá de lo esperado. El tiempo dos trata de la “interpelación que el sujeto recibe a partir de indicadores que lo ponen sobre aviso que algo anduvo mal” .
Se trata, de un sueño. En él, aparecen frente a Chris los espectros de Nola y la vecina asesinada. Se da aquí también una interpelación y su correspondiente vacilación del sentido. Un segundo tiempo, donde el sujeto es interpelado por su accionar, debe responder, para volver a encausarse moralmente, porque genera culpa y deuda en términos económicos, la retracción que genera la interpelación resignifica el tiempo 1 a través de la culpa, ya que esta hace a la retroacción, por la que se debe responder, porque la exigencia proviene de internalización de la ley simbólica.
En esta escena del sueño, Chris le dice a Nola, que uno tiene que meter la culpa debajo de la alfombra y seguir adelante…. Sino te abruma. Luego es interpelado por la vecina, que pregunta si no le importa matar a un inocente. Ante eso Chris responde que a veces es necesario para dar un paso más grande. Y ella sigue interpelando con la figura del hijo que esperaba Nola. Chris mantiene su posición argumentándolo con los dichos de Sófocles, “no haber nacido, es el mejor premio”. Nola le responde con necesidad de pagar por sus acciones, ya que fueron torpes y llenas de equivocaciones. Chris responde: “lo que merezco es ser detenido y castigado. Así al menos habría un pequeño indicio de justicia, una pequeña medida de esperanza de que hubiera un significado”
Las imágenes de Nola y la vecina, que interpelan en el sueño a Chris directamente sobre la ley simbólica del deseo, que ob-liga a retornar sobre la acción primera, a pagar la deuda, a inscribir el deseo. Chris tapona la singularidad, con sus respuestas, combate la interpelación con particularismos. Es su ambición pura, el deseo que se presenta, siente que sus acciones deben ser medidas con otra vara. No responde a la interpelación, no acepta el desafío ético de su deseo, desresponsabilizandose , cierra el circuito de responsabilidad en el particularismo, no conformando un tercer tiempo lógico, donde allí debería producirse una respuesta diferenciada, una respuesta de dimensión ética, donde resignificando el primer tiempo y diluyendo el sentimiento de culpa, se produce un ¨efecto sujeto¨, donde en el acto se debería producir ¨un sujeto de deseo inconsciente¨ y debe asumir su responsabilidad, evidentemente en Chris no responde a ello, frente a su sueño.,, Freud, ha planteado que en las formaciones inconscientes, como el sueño, responsabiliza al sujeto, de aquello que desconoce de si mismo y ubica la responsabilidad en relación aquel propósito inconsciente que propició la acción. Las formaciones del inconsciente son interpelaciones directas al sujeto del deseo, aludir a la suerte sería un “efecto particularista”, una nueva forma de determinación que clausura el efecto-sujeto.
Chris responde ante la culpa, que se presenta en este sueño anestesiándola, negándola, y por ende no hay responsabilidad subjetiva Lo que aquí sucede tiene un nombre en la teoría psicoanalítica: “sentimiento inconsciente de culpa”. Podemos decir que no hay deseo sin culpa , en sentido lato, Chris obró de acuerdo a su deseo pero se niega a inscribirlo en una dimensión ética, por eso no admite la singularidad, la responsabilidad“
Durante la escena que esta siendo interrogado por los detectives( siguiente escena luego del crimen), Chris miente, dice no ver a Nola hace tiempo, no saber nada de ella. Hasta acá, todo de acuerdo a su cálculo, sin embargo, el detective pregunta sobre la existencia de un diario íntimo y allí Chris ya no se ve tan confiado, siente que todo lo que había calculado se derrumba. En ese diario Nola inscribió toda la verdad de la pasión que los involucraba, y los detectives lo leyeron. La interpelación legal tiene un solo destinatario, el sujeto del derecho, su adhesión o no a una norma compartida. La escena jurídica puede orientar hacia una dimensión ética, en una eficacia simbólica más allá de la moral, pero Chris cierra el circuito, aquello que la interpelación legal había abierto, el protagonista lo devuelve a su surco habitual. La responsabilidad legal y la subjetiva han sido conjuntamente denegadas. Explica que fue tan sólo un amorío, y no pueden culparle por eso, les pide que tengan corazón, su mujer va tener un hijo, si esto se revelara la devastaría. Chris miente otra vez y apela a la moral
La interpelación construye ahí el llamado sujeto-joya del derecho. La responsabilidad atañe a si el sujeto tuvo la intención de asesinar a Nola, vale decir, de manera conciente. Se interpela a un sujeto autónomo, racional y consciente. Sin embargo, aquí se trata efectivamente del caso de Chris, quien cometió el crimen por lo que en teoría le corresponde la pena.
Con relación a la situación que vive Ibbieta, el personaje de “El Muro”, de Jean Paul Sastre, es similar en el punto de la irrupción de la “diosa” Azar, que va a cambiar el destino pensado “la burla al Otro”. Los hechos se desencadenaron azarosamente para producir un penoso resultado, la muerte del amigo, la suerte ha jugado en su contra, esto es indudable, lo impensado, lo inesperado lo tocó de cerca. En el caso de Chris, el resultado fue otro, el azar hizo que se borrara toda su responsabilidad. Se puede observar durante toda de la historia, que este factor siempre se mantuvo presente, desde relacionarse con Tom, y toda su familia adinerada, posicionándolo como un hombre con poder económico y social. Hasta en el descenlase, donde sus actos criminales no fueron condenados, gracias a las situaciones ajenas a él (las pistas que seguían, por acciones del azar, los detectives terminaban desviando su atención hacia otro lado) la suerte, ha jugado a su favor.
Chris no sólo es incapaz de integrar sus acciones en una dimensión ética, sino que este mismo conflicto con respecto a la legalidad simbólica se manifiesta en su rechazo ante la posibilidad de ser padre, su compromiso por la paternidad. Esto se ve en la demanda constante de su esposa por ser madre y la imposibilidad por cumplirlo, y el trágico final de su amante embarazada, teniendo en cuenta que en la escena donde le dice sobre su estado, Chris le pide que aborte. Como cierre de este conflicto simbólico, en la última escena se manifiesta la indeferencia por su hijo recién nacido con su esposa.

Bibliografía
• D’ Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y deodontología. Vol I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Fariña, J.: “responsabilidad: entre necesidad y azar”. Ficha de cátedra.
• Fariña, J.: Lo universal-singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap III. Eudeba, Buenos Aires.
• Mosca, J.: Responsabilidad: Otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap VIII. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En la transmisión de la ética. Clínica y deodontología. Vol I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En la transmisión de la ética. Clínica y deodontología. Vol I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: