por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Cátedra I
Prof. Tit. Reg. Lic. Juan Jorge Michel Fariña

SEGUNDO PARCIAL.
Año 2010, 2º cuatrimestre.
Comisión: Nº 3 – Lic. Lucila Kleinerman
Película: NUEVE REINAS
Alumna: Croatto, Virginia. DNI 25.554.808
virginiacroatto@gmail.com

RELATO DE LA PELÍCULA:
NUEVE REINAS es una película argentina que logró convertirse en un éxito simultáneo de público y de crítica especializada a poco de su estreno en el año 2000. Se trata de una película que evidencia un sello distintivo, novedoso, en el cine argentino, tanto por su temática, como por su tratamiento estético.
Los personajes son: Marcos (Ricardo Darin), un filo, (buscavida vividor, chanta, especialista en “cuentos del tío”) y Juan (Gastón Pauls), aprendiz de filo, principiante, novato, (eso nos sugiere al comienzo).
Los dos protagonistas se conocen trabajando en la calle, y se asocian por el transcurso de un día, para hacer versos, avivadas, cuentos, chantadas, trucos, con el fin de obtener dinero. Se les presenta una posibilidad de ganar mucho dinero en poco tiempo, vendiendo unas estampillas únicas –las nueve reinas-. Comienzan intentando vender una excelente imitación de la originales y al fracasar, deben ingeniárselas para obtener las originales.
Se suceden complicaciones que los personajes sortean para lograr el negocio de su vida. Durante el transcurso de la película, comprendemos las características del trabajo de filo, realizar vivezas criollas (trucos) estafando a personas para conseguir dinero. Nos enteramos que Marcos no respeta los códigos del medio, -no paga, no respeta acuerdos, traiciona a sus socios-, subsumido en la lógica del “sálvese quien pueda” transgrede un código filial (¿podría llamarse así?), ley moral que enunciamos de modo aproximado así: “no harás a los familiares lo que le haces a los desconocidos”. De manera fraguada, Marcos se queda con el dinero de la herencia familiar, que les correspondía a Valeria, su hermana, y a Federico, su hermano menor, a quien niega el fraude, mintiendo sobre lo sucedido. Esta situación ha eclosionado la relación con Valeria, ella trabaja en el hotel donde se desarrolla parte de la trama del film, a tal punto, que ella le ha iniciado juicio por ese motivo.
A punto de concretar la venta de las estampillas a un empresario español, Marcos se encuentra con dos situaciones extremas, no previstas al comienzo de la negociación, confesarle a su hermano menor que le ha mentido sobre la herencia y convencer a Valeria para que forme parte de la venta de las Nueve reinas, a pedido del empresario. Marcos accede a ambas condiciones para conseguir la venta.
Cuando el negocio esta terminado, Marcos y Juan se dirigen al banco a cobrar el cheque que les ha dado el empresario español, otra vez Marcos hace de las suyas, intenta estafar a Juan, fracasando. Continúan hacia el banco, pero sorpresivamente este se encuentra quebrando. El último obstáculo no puede ser salvado, ellos han invertido todo su dinero en el negocio, están arruinados. Vemos sus expresiones de decepción y derrota. En ese momento, la película hace un giro sorprendente.
La trama final nos muestra que Marcos ha sido estafado, nada menos que por su hermana Valeria y por Juan, con la complicidad de otras personas que –intuimos- han sido traicionadas por Marcos, una venganza magistral, donde el burlador resulta burlado.

ANÁLISIS DE LA PELÍCULA
En primer término quisiera macar algunos obstáculos con los que me encontré en el análisis; al ser una película construida sobre mentiras, ocultamientos, trucos, misterio, y revelaciones finales las situaciones en las que se juegan diversos supuestos y posibles interpretaciones de los mismos son casi siempre ambiguas.
Empecemos ensayando –vía un estiramiento conceptual- que la película misma tiene dos tiempos, el Tiempo 1, que comprende casi todo el argumento de la película y el Tiempo 2, la escena final, donde descubrimos que todo lo ocurrido responde a un plan de venganza -¿reparación?- contra Marcos. El Tiempo 2 interroga, resignifica para nosotros – en tanto espectadores- el Tiempo 1.
El análisis lo haré sobre el personaje de Marcos (Darin). Se pueden macar los tiempos lógicos del circuito de responsabilidad subjetiva. En el primer tiempo de la responsabilidad (Tiempo 1) en el que el sujeto (Marcos) lleva adelante una acción teniendo en cuenta determinados objetivos, pensando que dicha acción se terminará en el logro de los fines para la cual fue realizada. En el Tiempo 1, Marcos, luego de haber estafado a muchas personas, como un corolario tramposo, termina estafando a sus hermanos, en consonancia con el discurso (universo) que sostiene el personaje. Esta acción no esta presente en el film, nos enteramos de ella por relatos parciales de los personajes.
En el segundo tiempo lógico de la responsabilidad (Tiempo 2) se encuentran indicios, indicadores, que la acción llevada a cabo en el Tiempo 1 no se agotó en sus fines, tiene consecuencias más allá de lo esperado por Marcos. Es el tiempo de la interpelación. Ubico este tiempo cuando Juan lleva a cabo la estafa a Marcos, siendo un momento clímax la escena de la quiebra del banco. El desarrollo de la película es el Tiempo 2, aunque nosotros podemos interpretarlo al final de la misma. Marcos siente en cuerpo propio –lo vemos en su rostro- lo que han sentido sus estafados.
En este tiempo aparece la posibilidad de una grieta dentro de las certidumbres yoicas del Sujeto, una grieta en su universo discursivo, donde podemos suponer posible una pregunta sobre su posición, sobre su responsabilidad subjetiva, a partir de la interpelación acontecida. Ha sido burlado, aunque aun no lo sepa, el personaje no puede creer que le este sucediendo a él, allí aparece un punto de inconsistencia en el universo del personaje. Para que pueda ser leído, será necesario que el Sujeto se atreva a confrontarse con el. No aparecen, en principio, elementos situacionales que permitan desarrollar la respuesta de Marcos a esta interpelación.
El Tiempo 2 interroga, resignifica e interpela las acciones del Tiempo 1, pero el personaje parece responder reforzando sus acciones, Marcos no reflexiona sobre su responsabilidad, podríamos suponer múltiples desenlaces posibles; uno de ellos, que el personaje se pregunte sobre su responsabilidad posteriormente a la quiebra del banco, no contamos con indicadores que nos permitan desarrollar esta posibilidad.
En los conceptos desarrollados en los textos, una condición para ubicar el Tiempo 2 es que la distancia que lo separa del Tiempo 1 no se deba exclusivamente al azar o la necesidad, en este desarrollo se cumple esta condición, es un tiempo lógicamente segundo que resignifica el Tiempo 1.
Marcos no da muestras de experimentar culpa ante sus actos, si así fuera seria difícil que pudiera continuar del mismo modo. Evade su responsabilidad, se desresponsabiliza. Sin embargo, se puede rastrera la culpa emergiendo en su discurso bajo las formas de proyección, negación, intelectualización. Cuando aparece bajo estas formas –tal como es descripto por D`Amore en el texto- no favorecen la aparición del efecto sujeto. Marcos justifica su accionar negando su responsabilidad, proyectándola en otros (un interventor en la herencia, su hermana por ser como su madre, “todos piensan como yo”, etc.) e intelectualizándola, “todos quieren hacer lo que yo hago pero no tienen huevos”, “no hay santos”, “lo que hay son tarifas diferentes”. Aparece la culpa “anestesiada” y no vemos emerger nada en el sentido de la responsabilidad subjetiva. Marcos tiene indicios de que en el Tiempo 1 se ha excedido, ha perdido a su socio, arruina la relación con sus hermanos, no tiene dinero “me parece que se me esta terminando el crédito, soy un poco desprolijo con la guita”, “con la nena no, la nena es otra cosa” (en referencia a pedirle a su hermana que sea parte de la mercancía a intercambiar en la negociación).
Debido a las particularidades del oficio de Marcos y Juan, ellos se encuentran violando la norma jurídica, dentro del campo normativo y moral (entendiendo que la responsabilidad jurídica es una de las expresiones de la responsabilidad moral): Entendiendo que, en el campo jurídico, los sujetos son definidos como sujetos de derecho en tanto autónomos, con conciencia, voluntad e intenciones, delimitando en ese terreno su responsabilidad, no extendiéndola mas allá de los limites del yo.

HIPÓTESIS CLÍNICA
Esbozo aquí algunas líneas de una hipótesis clínica. En el film conocemos a Marcos, un protagonista que continuamente se encuentra estafando a sus semejantes, este accionar podemos describirlo como compulsivo, el personaje se muestra en acting continuo. Nada parece detener su constante mentir, estafar, aquí podemos ubicar algo en relación al goce del Sujeto en esta practica cotidiana. El personaje está fracasando, cuenta con indicadores de ello, pero no puede dejar de hacerlo, en su obrar podemos distinguir algo que escapa a su voluntad conciente, sobre lo que no puede reflexionar.
Otra hipótesis clínica posible, -no contradictoria con la anterior- es que Marcos lleva a cabo acciones, que pueden leerse como una búsqueda inconsciente de castigo (necesidad de castigo), todo el tiempo se encuentra infringiendo leyes, códigos, en un límite en el que se encuentra más aislado, más acorralado, más solo cada vez.
Podemos suponer que permanece en una posición reactiva con respecto a lo que esperaba su madre de él, tomamos como indicadores breves frases intercaladas en la narración (“esta canción ya la escuche, me parece que la cantaba tu mama”, mientras su hermana le reprocha sus actitudes).
Freud ubica el origen de la ética en el momento de la inscripción de la Ley, en tanto limitación pulsional, y acto fundacional que instala una imposibilidad, la del “no todo”. Algo de esta inscripción no ha sido posible en Marcos, quien no parece atravesado por ella. El limite entre lo permitido y lo prohibido no esta presente en la constitución del Sujeto Marcos, quien –según vemos- lo quiere todo.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: