por 

1-Antes de situar en la película el concepto de responsabilidad subjetiva, hay que tener en cuenta que es definida como aquella que se configura a partir de la noción de sujeto del ICC, sujeto no autónomo, que por definición no es dueño de su voluntad e intención. Siendo la responsabilidad, para Freud, aquel propósito inconsciente que, ajenamente a la voluntad del yo, propició la acción.
El personaje de la película sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es Dae Su; este personaje permanece secuestrado durante 15 años sin saber el por qué ni por quien, cuando está a poco tiempo de escapar es liberado y desde ese momento comienza su lucha por encontrar quien fue el responsable de su secuestro y el por qué, para vengarse de él. Su otro propósito es encontrar a su hija.
Si bien el personaje desde el primer momento en que se encuentra en libertad está bajo los efectos de la hipnosis, éste debe hacerse responsable de su obsesión por la venganza a toda costa.
Sus propósitos eran dos, vengarse de quien lo mantuvo encerrado y encontrar a su hija. Primó la venganza, que además era incitada por Lee Woo Jin (su secuestrador, y desde entonces su enemigo), para quién era muy importante que eso sucediera de determinada manera con el fin de que su plan funcione, su propia venganza.
Pero un dato debe tenerse en cuenta, y es que Mido en dos ocasiones distintas le propuso buscar a su hija, dejando en un segundo plano la venganza o abandonándola. En la primer ocasión Mido le propone acompañarlo en ese momento a buscar a su hija, a lo que él responde que no sin antes vengarse. Y en la segunda, le hace notar que, ya conociendo el por qué de su secuestro, la venganza no tenía sentido. Estos pueden verse como dos momentos en que el sujeto tiene que elegir entre su hija o su propia satisfacción vengadora, y en ambos escoge la segunda. De eso debe hacerse responsable, ya que mas allá de la hipnosis, sea en el estado que fuere, la venganza fue su primer y esencial objetivo, y no así su hija.
Además, de esta manera, estaba actuando como su enemigo Lee Woo Jin se lo indicaba, dando cada paso esperado por este último. Y esto por su elección, eligió entrar en su juego, cuando a la vez tuvo la opción de matarlo antes o abandonar la idea de venganza.
Cuando leímos el artículo de Daniela Igartúa notamos que íbamos por el mismo camino de pensamiento. Ella sitúa que la responsabilidad subjetiva de Dae Su se centra en haber elegido no querer encontrar a su hija hasta tanto no efectúe su plan. Así como también en elegir jugar el juego de Lee Woo Jin, y no matarlo (poniendo de este modo fin a su plan).

2- A continuación se van a enunciar las responsabilidades que organizan la situación de Dae Su. El primer tiempo de la responsabilidad es en la que el sujeto lleva adelante sus acciones con determinados fines que en esta situación particular seria cuando Dae Su determina su venganza, empieza con su plan para encontrar al autor de su cautiverio.
Luego de buscar, y tener pistas, finalmente da con el paradero del responsable de su cautiverio, un hombre llamado Lee Woo Jin; en su reacción muestra sus ganas de matarlo. Ante esto Lee Woo Jin le dice que si quiere lo haga, pero nunca sabrá el por qué de su secuestro, le da 5 días para averiguarlo, Dae Su accede a esto.
En este intervalo de días Dae Su y Mido mantienen relaciones sexuales, mientras se alejaban de Lee Woo Jin con el fin de proteger a esta mujer. Luego Dae Su vuelve y finalmente puede responder todos los enigmas planteados por su enemigo.
En su infancia había visto a Lee Woo manteniendo relaciones con su hermana, al comentarlo con un amigo empieza a correr el rumor de que la hermana de Lee Woo estaba embarazada, la chica se suicida generando en Lee Woon un deseo de venganza hacia él.
Al enfrentarse con Lee Woo Jin, Dae Su se entera de que Mido es su hija. Aquí es donde ubicamos el segundo tiempo de la responsabilidad que está caracterizado por los indicios de que algo de lo que estuvo haciendo el sujeto, resulta discordante. Este es el tiempo de la interpelación, en donde el universo particular sostenido se resquebraja, provocando la aparición de una pregunta en relación a la posición del sujeto que daría lugar al acto. Es el momento de la pregunta, en el que la culpa obliga a resignificar el tiempo uno por medio de la retroacción. En donde Dae Su tiene la posibilidad de darse cuenta de que antes de preferir encontrar a su hija, priorizó su venganza, cosa que lo lleva a este desenlace terrible para él.
El campo de la responsabilidad subjetiva confronta al sujeto con aquello que perteneciéndole le es ajeno, esta afirmación esta relacionado con que Dae Su comienza a ver que esta ubicado en esta situación tan terrible a consecuencia de sus actos y elecciones.
En relación al tercer tiempo de la responsabilidad, hay una verificación de la responsabilidad subjetiva, una toma de posición en relación a lo universal. En relación a la película, no se puede decir que la respuesta de Dae Su tenga que ver con una dimensión ética. Ya que su objetivo es recobrar ese estado de inconciencia podría decirse, y le pide a la hipnotizadora que lo vuelva a hipnotizar para olvidar todo lo sucedido. Por lo que podría decirse que su respuesta “queda a mitad de camino”.
(el desarrollo del 3º tiempo se complementa en el punto 4 que trata sobre la culpa)

3-En relación al tema azar y necesidad, ésta última jugó un papel muy importante en la historia. Esto es así ya que la hipnosis hizo necesario que determinadas cosas sucedieran de determinada manera. Debían concatenarse ciertos hechos para que el enamoramiento entre Dae Su y Mido se concrete, y esto se presentó como necesario a partir de la hipnosis. Desde ir a determinado restaurante y encontrarse con un mendigo que le de facilidades para poder ingresar al lugar (billetera y un celular), hasta reconocer el sonido del teléfono, pronunciar determinadas palabras y no otras, y otra serie de hechos necesarios para que el enamoramiento resulte.
En cuanto al azar, esto tiene relación con el efecto que tienen sobre la hermana de Lee Woo Jin los comentarios de Dae Su. Este último le comento a su amigo lo que vio en el laboratorio del colegio, lo que luego se convirtió en un rumor, y a su vez la hermana de Lee Woo Jin termina creyendo que está embarazada.
Volvemos a hacer hincapié en esto, Dae Su no es responsable de los sucedido bajo hipnosis ya que se presenta como necesario, y tampoco es responsable del efecto de su comentario sobre la hermana de Lee Woo Jin; pero sí debe hacerse responsable de su elección de seguir con la venganza.

4-No hay responsabilidad subjetiva (singularidad) sin culpa (dimensión particular). El sujeto del acto coincide con el de la responsabilidad subjetiva. La responsabilidad subjetiva es otro nombre del sujeto, del sujeto en acto. . Es la culpa la que obliga a responder.
Del lado de la responsabilidad subjetiva hallamos la culpa, pero aquella culpa que tiene que ver con la operación simbólica de la interpelación subjetiva, aquella que obliga a una respuesta. Tiene que ver con la singularidad del sujeto, con el deseo inconsciente.
El sujeto una vez interpelado está obligado a responder, y responde. Pero puede hacerlo de diferentes maneras. Sólo una hace referencia a una dimensión ética, aquella que tiene que ver con el efecto sujeto, acto en que se produce un sujeto de deseo inconsciente y que hace desfallecer al particular previo. Sólo así se puede hablar de un tiempo 3 como responsabilidad subjetiva.
En el caso de Dae Su, presenta una respuesta “culpógena”, en la cual pide perdón por haber contado la historia de Lee Woo Jin con su hermana, y le suplica a éste último que no le cuente nada a Mido sobre la relación de consaguinidad e incestuosa que la une a él. Pero nada demuestra en relación a esto último, no se hace responsable en absoluto de tal situación. Parecería que se considera una víctima de Lee Woo Jin, y esto lo desresponsabilizaría de todo, sobre todo de su deseo incestuoso. Es en la escena final donde lo dicho anteriormente se hace evidente, en la que a la hora de decidir que hacer con lo sucedido y con lo sabido, decide no saber más. Borrarlo de su mente recurriendo a la hipnosis, pero manteniendo la relación amorosa con su hija. Por lo tanto, nada hay de un efecto sujeto, ni de un acto, por lo que no hay dimensión ética. No se modifica ningún particular.

5- La historia de Dae Su presenta cosas en común con el caso presentado de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).
El caso de Ibbieta trascurre en la España de la Guerra civil. Un grupo de prisioneros republicanos en manos de la falange es arrojado a un sótano y deberán esperan a la mañana siguiente a que los lleven al muro y los fusilen.
Llega la mañana, todos salen del sótano, Ibbieta el protagonista debe esperar. Luego lo obligan a declarar, lo interrogan, le piden que denuncie a un líder anarquista, a Ramón Gris. Le ofrecen la vida a cambio de declarar. A Ibbieta ya no le importa salvar a Ramón Gris, solo quiere morir valientemente. Ibbieta sabe algunas cosas, sabe que morirá, donde esta Gris y que son todos mortales. El sabía que moriría pero no hablaría, solo por testarudo y burlarse de ellos hablo, para mentir, para engañar y burlarse de ellos y dijo “esta escondido en el cementerio”. Quiso mentir pero dijo la verdad, allí encontraron a Gris y lo mataron, la muerte de Ibbieta fue aplazada volviendo al patio con los prisioneros.
Tanto el Caso de Dae Su como el de Ibbieta comparten la situación de estar privados de su libertad, son secuestrados. La diferencia, además del tiempo, es que Ibbieta sabe la causa del secuestro, mientras que Dae Su no.
En ambos casos juega un papel importante el azar. En Ibbieta el azar lo lleva a contestar una ¨mentira¨ que termina siendo real, generando en otra persona un final trágico. En Dae Su, sus palabras también tienen efecto, precisamente en la hermana de Lee Woo Jin. Teniendo un final trágico también.

- Para finalizar, no queríamos dejar de tomar en cuenta al personaje Lee Woo Jin en relación a la responsabilidad subjetiva. Nos pareció que éste tampoco llega a dar una respuesta relacionada a la dimensión ética, ya que responde por medio de la venganza, culpabilizando a Dae Su de todo lo sucedido con su hermana. Y haciéndolo pasar por la misma situación complicada y angustiante a la que ha vivido él cuando tenía esos sentimientos amorosos y eróticos hacia su hermana. Y finalmente, una vez que puede gozar con el calvario de Dae Su, se quita la vida.

Bibliografía:
- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol.I: Fundamentos. Letra Viva,2006.
-Fariña, J. (1992). Ética profesional. Dossier bibliográfico en salud mental y derechos humanos. Acápite3.3: el status de la responsabilidad sobre los actos.
- Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
-Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.
- Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.
Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
-Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: