Warning: Zend OPcache API is restricted by "restrict_api" configuration directive in /www/vereticaycine/htdocs/ecrire/inc/flock.php on line 484
Etica y Cine

por 



SEGUNDO PARCIAL

Psicología, Ética Y Derechos Humanos

Cat. I - Prof. Tit. Reg. J.J Fariña

 Profesor: Del Do, Adelqui

 Comisión: 2 - Lunes 12.45 a 14:15hs

 Alumnas:
o Bárbara Soledad Río
o L.U. 31999437/0

o Ma. Belén Costilla
o L.U. 33557593/0

1° Cuatrimestre 2010

Con respecto al circuito de responsabilidad (tiempos lógicos que organizan la situación). Primero plantearemos un T1 (tiempo 1), donde las motivaciones inconscientes se expresan más allá del yo. El yo desconoce el conflicto que se juega en el sujeto. Conflicto que tiene que ver con el deseo inconciente, y con el sujeto del inconciente. Podemos ubicar este primer tiempo en el momento en que Greg elige callar el secreto que Lisa le confiesa, no olvidemos que el Greg de este tiempo tiene una “doble cara” aquel que usa cuello clerical, y critica marcadamente las acciones del otro sacerdote (en cuanto a su relación con una mujer, o su discurso frente a los fieles), pero también tenemos otro Greg, aquel que se despoja del cuello clerical y mantiene una relación con otro hombre. Tenemos a Greg, jugando a ser dos personas para enmascarar (sin hablar de autonomía) aquello que puja y que insiste y que tiene que ver con su deseo inconciente.
En un segundo tiempo lógico, tenemos aquello que interpela al sujeto T2 (tiempo 2). Aquello que, aunque el sujeto lo vive como ajeno, le pertenece y lo perturba, frente a la interpelación se llega a un punto de sin sentido, de hiancia que llama al sujeto a responder, no sin antes realizar una resignificación del tiempo lógico anterior. Dice D’amore: “… no hay forma de no responder. Pues la interpelación exige respuesta. La fuerza simbólica de la interpelación proviene de la internalizacion de la ley simbólica, es por eso que en este sentido la interpelación es exigencia de respuesta mas allá de lo que el yo querría responder…” Acá vamos a ubicar, el momento en el que Greg, se halla en la mesa reunido entre otras personas con la madre de la muchacha, y de pronto oye al pasar, que la niña esta sola en la casa con su padre. Acá creemos nosotras que se juega el momento de interpelación. El momento de la culpa por no haber hablado, callar allí o no callar, pero a su vez culpa que moviliza mas allá al sacerdote por su propio accionar. Momento de resignificarlo todo, y es por eso que se da una escena en donde se pelea con Cristo, donde se conmueve el mundo del sentido para Greg.
El T3 (tiempo 3) es el momento en que el sujeto da una respuesta a eso que lo interpela. Hay varios caminos posibles, desde la proyección hasta las respuestas que tiene que ver más con la moral. En este film nosotras pensamos que se producen dos tipos de respuesta: aquella que tiene que ver con lo moral, reconociendo su culpa públicamente, y dentro de una lógica particular. Y aquella que tiene que ver con la responsabilidad subjetiva, que es cuando Greg decide dar esa misa, le comenta al otro sacerdote que lo ama a Graham, y de esta forma entra en una relación mas ética con su deseo. Ahora ¿a partir de cuando se da este viraje? Nosotras ubicamos una escena en donde Greg se pelea con Cristo, y se produce un equivoco donde entre otras cosas el dialogo se cierra con la siguiente frase “… tu dirías: esa niña soy yo…”, para nosotras esto es prueba del cambio en su posición, en la posición de sujeto, dando lugar a la creación, al acto. A partir de alli Greg ya no es el mismo, por que con esto cae el lugar en cual el mismo jugaba a estar “el sacerdote perfecto”. ¿A quien se intenta salvar allí?.
El personaje sobre el que se centra la responsabilidad subjetiva es Greg. Aquí nos hallamos en el centro de la dimensión ética, en esa hiancia de lo simbólico. Es en él donde la inconsistencia produce un sujeto dividido, donde aparece el efecto sujeto. Salomone dice: “…Freud responsabiliza al sujeto de aquello que desconoce de si mismo, aun de aquello que el mismo, acorde a sus valores morales, no estaría dispuesto a reconocer como propio…” . Ubiquemos el final de la película, el momento en que Greg da la misa con el otro sacerdote, y varios se levantan por que están en contra de su proceder (en cuanto a la relación homosexual que mantenía), llega el momento de la comunión, y nadie quiere recibirla de sus manos, la única que se acerca es la chica que fue abusada, en ese momento los dos se funden en un abrazo y lloran. Pero pensemos simbólicamente que significa ese momento, para recibir la comunión, uno debe de estar exento de pecados, en ese momento Greg es doblemente conmovido en relación a sus “pecados”, por la chica a la que el sintió no ayudar (mas ligado a lo moral) que esta allí recibiendo de sus manos la ostia, pero a su vez mas allá de eso, por aquello que tenia que ver con su relación mas ética en cuanto a su deseo inconciente….aquí vemos la posibilidad de singularidad ética. Para Salomone (la hipótesis que plantea) Greg desea alcanzar el lugar del hijo perfecto de Dios, pero a la vez le teme. Este lugar comienza a hacérsele insostenible cuando la relación con Graham empieza a avanzar y sus vidas comienzan a mezclarse. Cuando él se levanta de la mesa, y se produce esa discusión frente al crucifijo, ahí se produce la verdadera respuesta subjetiva, cuando el por fin cae del lugar perfecto de hijo de Dios “Me crucificarían”, a reconocerse en el lugar de la niña “Esa niña soy yo”. La salva y se salva dice Salomone… y con esto el cambio completo en la posición de sujeto.
Ahora intentaremos pensar el azar y la necesidad en esta situación. Entendemos azar en esta situación a aquello que no se establece como una relación causal. Nosotras vamos a ubicar de azaroso en la situación, la escena en donde Greg se levanta y finaliza la reunión, ya que no puede seguir (esta superado). Al mismo tiempo mientras el pelea con Cristo, vemos que luego a partir de la finalización de la reunión la madre de Lisa vuelve a la casa, y encuentra al padre abusando de ella. Acá marcamos esta situación como azarosa. ¿Qué habría pasado si Greg seguía presente en la reunión? ¿Cuanto tiempo más hubiese permanecido el secreto familiar oculto? ¿Cómo hubiese reaccionado la madre de Lisa si no hubiese visto con sus propios ojos la situación y se la hubiese relatado alguien mas?. A partir de ahí se desencadena el levantamiento de un velo por un lado y el cambio en la posición de sujeto por parte de Greg. Podemos decir que también fue azaroso que Lisa lo eligiera a él para hacer esa confesión y que algo de lo que resuena en lo que le sucede a Lisa, termina haciendo ruido en la vida del sacerdote.
Examinemos que hay ahora de necesidad para nosotros. Podríamos decir que Greg decide no contar lo que le sucede a Lisa, por que va contra el secreto de confesión. Esto es así por que la ley de la iglesia, no permite romper ese secreto, pero a su vez Greg sabe que existe la ley de los hombres, y que lo que le pasa a Lisa es penado por ley, y es punible. Greg siendo sacerdote acata las reglas divinas, pero podemos preguntarnos ¿que pasa con esas reglas en referencia a sus propios actos? No podría haber Greg hecho otra cosa…. Creemos que había otros caminos. Si bien se ve un intento de que los maestros de Lisa se den cuenta de que algo no funcionaba con la niña, tenía otras alternativas. Greg es responsable de la elección que tomo en cuanto a su responsabilidad subjetiva como sujeto del inconciente.
En cuanto a esta responsabilidad, volvemos a insistir en la escisión de Greg. Una parte del protagonista marcado por el discurso religioso, tradicional, conservador. Por otro lado, un Greg ya despojado de sus vestimentas religiosas, haciendo lo que le marca su deseo. Dos posiciones diferentes del sujeto. Podríamos ubicar e ilustrar tal vez, a partir del accionar de Greg, al respetar y velar por las normas religiosas, una posición ubicada más del lado de la responsabilidad moral, distinguida por Salomone , dentro de la cual se encontraría la responsabilidad jurídica, en tanto sistema de referencias sociales, formales y legales. Lógica de las buenas costumbres, lo correcto, compartido socialmente.
En cuanto a la responsabilidad jurídica, esta queda ilustrada en la escena en la que un agente policial encuentra a Greg y Graham dentro del auto manteniendo relaciones .Este tipo de responsabilidad apelaría a Greg en su autonomía como sujeto, sujeto de la conciencia, según Salomone . Allí, Greg es responsable de si mismo, como sujeto de voluntad e intención propia, enmarcado dentro del derecho y la obligación. En aquella escena el sacerdote, debe acatar responsabilidades por no cumplir con las normas o por el uso incorrecto de sus derechos. Greg es imputable y debe responder por sus actos. Es llevado a un interrogatorio por parte de la policía en una estación policial, quedando registrada su falta, y por lo tanto expuesto moralmente.
Por otro lado, nos remitimos nuevamente a aquella escena donde Greg frente a la imagen de cristo realiza sus desplantes, y dice “Esa niña soy yo”, podríamos ubicar algo en relación a la responsabilidad subjetiva. Por lo tanto, en este aspecto de Greg estaríamos ya en el terreno de la realidad psíquica, en la dimensión del sujeto en su singularidad. La verdad que se escapa en el decir, y que concierne, compromete al sujeto, aunque el yo no tenga noticia de aquello. Algo desconocido, un saber no sabido. Algo tan propio y tan ajeno. Aunque, según lo expuesto por Freud, en el recorte realizado por Salomone , aquello ajeno no quita la responsabilidad, no es causa de inimputabilidad.
No se puede hablar de Responsabilidad Subjetiva de sujeto en acto, sin la figura de culpabilidad. La culpa, según D’ Amore , es la imputabilidad de un daño por el cual hay que pagar siendo que la deuda conlleva la culpa. Sostiene que cada sujeto es responsable de su accionar, desde la racionalidad y la intencionalidad y por lo tanto culpable. Introduce la figura de “Desresponsabilizacion” desde el ámbito jurídico, donde particularmente nos interesa la noción de “Obediente”, al cual caracteriza como inimputable de culpa. El padre Greg se encuentra así, nuevamente, frente a una situación de dos caras. Él al ser obediente de la Ley de Sigilo, la cual le es impuesta y debe respetar, no rompe el silencio para terminar así con el calvario de Lisa. Greg bien podría ampararse en esta situación, desresponsabilizandose, no obligándose a responder, en tanto obediente, no asumiendo la culpa.
Pero esto no es lo que observamos en el sacerdote. Ubicaríamos por lo tanto otro nivel de culpa, ya dentro de la línea de la Responsabilidad Subjetiva, siendo así que, en este caso, es la culpa la que lo lleva tener que responder. Greg se siente tocado, según D’Amore por una operación simbólica, la Interpelación subjetiva. Así, en Greg, hay culpa, hay efecto sujeto, como respuesta a esa interpelación.
Para cerrar realizaremos una comparación entre los casos de Greg e Ibbieta, marcando la similitud en ambos, ya que en los dos se da un tercer tiempo, donde ambos sujetos dan paso a un posición, donde el sujeto se responsabiliza subjetivamente.
Trataremos de ubicar la importancia de la no intervención de azar y la necesidad entre el tiempo 1 y el tiempo 2, como expone Fariña , para que se abra la posibilidad de que surja la responsabilidad subjetiva. Recortaremos el tiempo 2 en cada uno de los circuitos. En el caso de Greg habíamos dicho que lo ubicaríamos en el momento en que él en la mesa junto a la madre de la muchacha, se da cuenta de que la niña se encontraría sola con su padre. Tiempo 2, momento de interpelación y de culpa por no haber hablado antes. Se da cuanta de que no puede sostener el hecho de ser el hijo perfecto de Dios, como dice Salomone y asume la responsabilidad subjetiva, posición ética con su deseo. Greg es responsable de aquello, no puede desentenderse y ser atribuido al azar.
En el caso de Ibbieta, según Fariña , el tiempo 2, correspondería al momento en que se entera de que mataron a Gris al encontrarlo en el Cementerio. Ibbieta es responsable como sujeto, tanto a partir de desear querer vivir un poco mas, y de haber hablado para extender su existencia, como de la elección de la palabra “Cementerio”, y no cualquier otro lugar. No hay lugar allí para el azar, estando el deseo del sujeto del inconciente. Destino marcado por el deseo.
En cuanto al tiempo 3, si hay responsabilidad subjetiva, se puede postular su existencia. Tiempo de un nuevo posicionamiento subjetivo, como veníamos diciendo. El sujeto del tiempo 3 es diferente al del tiempo 1.En este tiempo es en donde se encuentra la singularidad, como plus, como ganancia en términos subjetivos. Ambos personajes que tomamos, surgen como hombres diferentes. En el momento en que Ibbieta cae, riendo y llorando, vislumbraríamos su tiempo 3.Se sorprende de las consecuencias de su acto. Su broma fue más allá.
Volvemos a la hipótesis planteada por Mosca : Ibbieta es responsable del deseo de querer seguir viviendo, aunque sea el tiempo en que los falangistas demoran en ir y volver del cementerio. Solo de eso es responsable, puede sentir culpa pero no es responsable subjetivamente por la muerte de su amigo. En el caso de Greg, también ubicamos un tiempo 3, por lo tanto hay responsabilidad subjetiva. Responsabilidad en cuanto al Deseo del orden del Inconciente. Greg surge como un sujeto diferente al actuar éticamente con su deseo, abandonando la posición de ser el “Hijo perfecto de Dios”, como diría Salomone .
En ambos casos, frente a la interpelación subjetiva, no evitan la responsabilidad, no ponen la responsabilidad en otro. Su respuesta no es aquella que desresponsabilizaria al sujeto.

Bibliografía:

• Juan Jorge Michel Fariña. Responsabilidad: Entre necesidad y azar.

• Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• “A Confesión de partes, relevo de pruebas...” por Salomone, Gabriela Z.

• A Confesión de partes, relevo de pruebas (Comentario de Priest realizado por Salomone, Gabriela Z.).

• Acto publico (Comentario de Priest realizado por Juan Jorge Michel Fariña)



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: