Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Sex and the City >

por 

Psicología Ética y Derechos Humanos.
Segunda Evaluación
Emiliana Pidre
DNI: 27356780
Comisión: 19

Psicología Ética y Derechos Humanos
Segunda Evaluación
Análisis de Responsabilidad Subjetiva en la película Sex and The City

Carrie, una periodista modas de relativa importancia en el medio y su novio Big, un empresario millonario, deciden casarse.
La pareja lleva 10 años de relación, con idas y vueltas, rupturas y reconciliaciones, debidas, más que nada, a la inestabilidad emocional y miedo al compromiso por parte del novio. En un principio planean una ceremonia simple, pero los preparativos de la boda y la popularidad mediática de la novia, exceden lo previsto y termina convirtiéndose en un frívolo acontecimiento social de trascendencia, con intervención de la prensa.
El novio presionado por sus temores ante tanta expectativa y exposición, se debate frente a la iglesia si de verdad desea casarse y finalmente abandona a la novia en el altar.
La mujer abandonada es consolada y contenida por sus 3 mejores amigas, Miranda (recientemente separada), Samanta (en pareja hace 5 años) y Charlot (felizmente casada) quienes tienen un papel crucial en esta historia.

Nos resulta interesante para este trabajo poder analizar la responsabilidad subjetiva que interpela al personaje de Miranda en el transcurso de la historia. Esta mujer que es bastante masculina (que no da mucho lugar a la exposición de su posición femenina), muy autosuficiente, algo autoritaria y un poco cínica, que se distingue de sus pares por ser muy racional, centrada, y para nada efusiva ni impulsiva, está casada con Esteve desde hace 6 años y tienen un hijo. Al comienzo del film, el marido le confiesa una infidelidad y ella decide terminar con el matrimonio. Comienza a atravesar entonces una dolorosa separación que se va desarrollando conjuntamente con los preparativos de la boda de su amiga Carrie.

Tres escenas nos confrontan con una temporalidad retroactiva, con 2 tiempos que se resignifican a posteriori. Donde en un primer tiempo Miranda, lleva a delante acciones que más tarde tiene efectos que le retornan a modo de cuestionamientos.

La primera escena, donde ubicaremos el Tiempo 1 se desarrolla durante una cena de ensayo de la boda que se celebra el día anterior al casamiento. Alli aparece abruptamente el Steve, diciendo que necesita hablar con Miranda. Ella sale al encuentro, él pide disculpas y terminan discutiendo, quedando ella muy irritada y susceptible por la situación. Cuando vuelve a ingresar al restaurante, se topa con Big, el futuro marido de su amiga, quien al verla tan consternada por lo sucedido le consulta si se encuentra bien. Y ella contesta casi en tono de exaltación y llanto diciendo: “No, no estoy bien! Están locos si se van a casar!!! El matrimonio lo arruina todo!!!
Acto seguido se ve al novio (Big) apartado de la gente y meditando en silencio. La novia lo encuentra y le pregunta si se encuentra bien, y el contesta que solo está cansado.

La segunda escena, donde ubicaremos el Tiempo 2, transcurre cuando luego de la fallida boda, las 3 amigas consuelan a la novia abandonada. Aquí reunidas en un living, y repasando los detalles del hecho para encontrar alguna explicación Samanta le pregunta a Carrie: -“Pero qué es lo que le pasó ? Estaba perfectamente bien en la cena!” a lo que esta contesta que lo notó cambiado, y raro luego de finalizar la cena de ensayo, la noche anterior a la boda. Es ahí cuando la cámara enfoca a Miranda y un gesto de sorpresa, culpa e incomodidad nos deja ver que algo siniestro se esta revelando en sus pensamientos.
A partir de entonces podemos contemplar como el personaje analizado toma conciencia de que ha hablado sin saber lo que dijo, sin percatarse de lo que estaba diciendo y frente a quien lo hacía. Seguidamente en la escena esta amiga, angustiada por su descubrimiento, llama a solas a Charlot y le dice: “Creo que hice algo malo…Le dije a Big algo en la cena del ensayo… estaba alterada, Big se me acercó y le dije algo como: están locos al casarse” No lo pensé!! Crees que esa sea la razón por la que se arrepintió?... Creo que debo contárselo a Carrie… Charlot contesta que no es un buen momento para decirle lo sucedido a Carrie, que lo haga luego.
Es aquí donde el reproche, la culpa, y la angustia salen a flote para mostrar al personaje en cuestión que sus acciones tomaron una dimensión, que no era la buscada. Y que la falta de mala intención en sus acciones, sin embargo, no la eximen de la responsabilidad que le atañe sobre el acto que a partir de estas quedó instituido. Podemos contemplar en esta escena como a partir de la pregunta de Samanta, nuestro personaje, resignifica lo ocurrido en el Tiempo 1, y otorga a sus acciones una significación diferente de la que tenían para ella hasta el momento.

En la tercera escena que transcurre 5 meses después, mientras Carrie y Miranda cenan a solas, y la novia frustrada cuenta que se siente responsable por el abandono de su novio, Miranda (ya reconciliada con su marido, luego de haber realizado un fuerte trabajo de terapia de pareja) le confiesa a su amiga lo sucedido aquella noche con Big. Le dice: “Escucha, vos no sos culpable… yo le hice un comentario a Big que no debí, en la cena de ensayo… después de que Steve se fue quedé alterada y me tropecé con Big, y le dije que estaban locos al casarse.” Ambas se miran en silencio un rato, Carrie con mirada penetrante e inquisidora interpela (de la misma manera en que la culpa lo hizo durante todo el tiempo transcurrido) a Miranda quien con los ojos llorosos dice que lo lamenta, que estaba alterada, que no se dio cuenta!!!

Como lo demanda todo análisis de la responsabilidad, es importante ubicar el papel jugado por el azar y la necesidad en nuestra sucesión de eventos. Ya que como sabemos el circuito de la responsabilidad subjetiva se da en la medida en que la necesidad y el azar, dejan una grieta, un punto de inconsistencia que permite el lugar a la responsabilidad que cada sujeto tiene sobre su propios actos. Podemos decir entonces que es un hecho controlado por el azar el que el novio (una persona muy independiente con marcado miedo al compromiso, que descree de las relaciones a largo plazo) se encuentre con Miranda en un momento en el que esta es superada y controlada por sus emociones (evento que rara vez le ocurre al personaje). Y en el marco de la necesidad podríamos ubicar la importancia que las palabras de ella, de quien se espera siempre cierta neutralidad debido a su carácter, puedan tener sobre el personaje de Big. También corre por cuenta de la necesidad las creencias sociales a cerca del matrimonio, los nervios y las inseguridades que puedan despertarse en el individuo por la cercanía a asumir un compromiso tal.

Teniendo en cuenta que la responsabilidad subjetiva interpela al sujeto más allá de las fronteras del yo, en aquellos puntos donde se produce un quiebre del sentido, donde se muestran los efectos de las formaciones del inconsciente, es preciso en este caso intentar una hipótesis clínica consistente, que debele el deseo inconsciente que motivó el Tiempo 1 de nuestro análisis. Para esto tendríamos que explicar ciertos acontecimientos que no fue necesario detallar hasta el momento. Estas 4 amigas en un principio solteras, vivieron juntas a lo largo de la serie que precede a la película, una juventud llena de historias de amor fallidas, absurdas o inapropiadas. En este camino por la búsqueda del amor, Miranda es la más reactiva a la idea de que es necesario un hombre en la vida de cualquier mujer, comentaba a menudo que teniendo amigas un varón era obsoleto. Paradójicamente es la que primero queda embarazada y posteriormente se casa con el padre de este bebé. El casamiento de Carrie, que es la ultima en formalizar una relación con un hombre, en paralelo con la separación de Miranda, dejaría a esta última con la carencia de “un hombre”, la perdida de “una amiga soltera” (porque se entiende que al casarse las personas tienden a estar menos disponibles para sus allegados), y la falta de un par (con quien convivir a diario como un marido, o con quien identificarse como una amiga). Es en este punto donde cobra importancia la tercera escena que hemos citado, en la cual, luego de arrastrar durante largo tiempo con la angustia de la culpa, Miranda es capaz de confesar a Carrie lo sucedido, solo luego de haberse reconciliado con su esposo. Podemos pensar entonces que el Deseo Inconsciente que moviliza el circuito de la responsabilidad podría jugarse en torno a la necesidad de un Otro, al miedo por la pérdida de ese Otro que acompaña, o por el deseo de no encontrarse cara a cara con la falta constitutiva de lo femenino.

Para el fin de este análisis, deberíamos citar si creemos que existe un tercer Tiempo, en donde el sujeto cara a cara con su acto, pueda dar respuesta a la interpelación que la responsabilidad le plantea. Analizar si se abre la potencialidad de un Tiempo 3. Intentando encontrar la forma en que nuestro sujeto responde frente a eso que se le filtró de su propio deseo Inconsciente. En este caso podríamos entender que la respuesta subjetiva que toma nuestro personaje, se produce cuando cuenta a su amiga lo ocurrido. O bien, cuando decide escuchar a Steve, y posicionarse desde un lugar mas femenino, menos autosuficiente, y reconocer desde ese nuevo lugar su necesidad por perdonar al marido, y llevar adelante una terapia de pareja aceptando así la responsabilidad subjetiva que le atañe frente al acto que analizamos en el tiempo 1, como también la que le corresponde en la ruptura de su matrimonio. De esta manera podemos ver como un tiempo 3, introduce un nuevo sujeto, diferente que el del Tiempo 1, cuya respuesta habilita una dimensión ética que da lugar al enriquecimiento del Sujeto por la posición toma frente al dilema que la interpelación de la Responsabilidad Subjetiva le plantea.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: