Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Una noche en el museo >

por 

SEGUNDA EVALUCION, PRIMER CUATRIMESTRE 2010
ALUMNO: ROMERO JUAN PABLO ( 27.133.511 D.N.I. )
COM: 6
PROF: Levy Daniel, Gabriela
FILM ASIGNADO: “NOCHE EN EL MUSEO 2”

CONSIGNAS DE EVALUACIÓN

1. Escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre. Justifique su elección.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente el efecto particularista.
En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

1) En la película que me tocó el personaje de Larry, ex guardia de un museo de historia natural, se va a encontrar en una encrucijada. Tendrá que tomar una decisión, lo mismo que le ocurre a Ibbieta, pero teniendo en cuenta que en Ibbieta lo que esta en juego es su propia vida además de la del amigo entrañable, en Larry lo que esta en juego es la vida de sus amigos, va a tener que tomar una decisión clave para su vida y la de otras personas, por mas que en le caso de la película solo sean figuras de cera.
Larry será interpelado por Jedediah, un baquero de cera, que como los falangistas con Ibbieta lo forzaran a tomar una decisión que no será una decisión mas en su vida, será una decisión que lo interpele por completo, decisión que cualquiera sea la respuesta no será sin una carga enorme subjetiva.
“Tendrá que hacer una jugada acorde con el deseo……. Y someterse a las consecuencias”
Larry es una pieza mas del engranaje del sistema, en su nuevo rol de empresario se puede ver como queda instrumentalizado, 1 ni siquiera en la ultima noche donde sus amigos del museo se despiden puede dejar su mundo, no puede cortar con su presente, no puede dejar de atender el celular cada vez que le suena, en vano intentara reparar lo que sucede con de sus influencias, la responsabilidad de la situación no puede recaer solo sobre los responsables del museo 2
En el cuento de Sartre, la decisión de Ibbieta trae consecuencias fatales para su amigo. Decisión y el azar conspiraron para este fin, en la película, Larry toma una decisión al abandonar su trabajo de guardia y con el tiempo, sumado el azar aparecerán las consecuencias, como en el cuanto de Sartre, consecuencias que lo enfrentaran a los sucesos que genero con su acto.
En ninguno de los dos casos hay traición conciente, en los dos casos el resultado de cada accionar esta ligado al deseo inconciente a ese saber no sabido, a un no querer saber. A un accionar acorde al deseo.
2) Voy a intentar trabajar los tres tiempos lógicos, basándome en el personaje de Larry, y su posición a la a la hora de tomar una decisión cuando en charla con el presidente Roosvelt se entera de lo que va a suceder con sus amigos del museo
Circuito de Responsabilidad:
TIEMPO 1: el presidente Roosvelt le confiesa que las piezas que van a emigrar al museo Smithsoniano no podrán tener vida ya que la plancha egipcia que le da vida no viajara, permanecerá en el museo es, la última noche como familia.
TIEMPO 2: el mono se roba la estatuilla y las figuras de cera toma vida en el museo nuevo, las cosas fueron más allá de lo esperado. Larry se entera y decide intervenir. Se interroga respecto de los hechos. Una interpelación que recibe, indicadores que lo ponen sobre aviso de que algo anduvo mal. Su acción, o la falta de acción iniciada en el Tiempo 1 fueron más allá o más acá de lo esperado. Como dice Jorge Alemán “la elección se hace sin garantías”. 3
TIEMPO 3: Lleva a cabo el rescate de sus amigos donde recuerdos y sentimientos que había negado retornan en su conciencia, asume la culpa por abandonar su antigua vida de guardián, y decide cambiar lo hecho. Se abre entonces la pregunta por la responsabilidad del sujeto. Se da un efecto de retroacción.
Se puede pensar que Larry es responsable del olvido que cubre su deseo de hacerse famoso y rico inventando cosas. Con sus recuerdos encubridores retarda el hacerse cargo de haber actuado para que su sueño de empresario se haga realidad. Cuando por fin sus amigos están en peligro se resignifica el tiempo 1, Larry se hace cargo de su culpa, asumiendo su responsabilidad por abandonar el museo y cambiara su vida.
El tiempo 2 se sobre imprime al tiempo 1 resignificándolo. En el tiempo 3 Larry enfrenta su existencia. Abandonar su nueva vida puede interpretarse como una respuesta que supone un cambio de posición del sujeto frente a sus circunstancias, no se trata de un mecanismo conciente ni voluntario.
Para hacerlo debe encontrarse a si mismo, la verdadera transformación radica en aceptar su responsabilidad y no aliviar su culpa negando los hechos.
3) El azar y la responsabilidad obligan al sujeto a posicionarse. Juan Carlos Mosca sugiere que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar.
En cuanto al azar se puede identificar el momento en que la tabla del faraón
Agmen Rah, que tiene el poder de dar vida, es robada por el mono, trasladando el don mágico de la vida nocturna al museo Smithsoniano, donde se suponía que simple mente dormirían como figuras inertes por siempre. En el museo que son trasladados se encuentra, por causa del azar, el hermano del faraón Kahmunrah, que por la noche cobrara vida como todas las piezas y reclamara como propia la tabla mágica, para utilizarla con fines muchos más oscuros, liberar a su ejército milenario y dominar al mundo.
La necesidad conecta una causa con un efecto. No hay espacio para la libertad de elección, en la necesidad no hay lugar para el sujeto. Considero a la causa como producto de dos hechos que se han dado simultáneamente, las piezas del museo que viajan con la tabla que da la vida y el tercero expectante de la situación la figura de cera que dormía en le nuevo museo
El efecto es el disturbio desencadenado por la tabla que repite todas las noches su poder mágico de dar vida. En otras palabras la situación que se da en el museo nuevo no es más que una combinación de necesidad y azar, tal vez la necesidad inconsciente se seguir vivo del mono que lleva a hacerlo robar como travesura la tabla mágica, azar del destino la figura del hermano faraón esperando ser despierta en el museo al que viajan.
4) Larry se siente culpable por haber cedido ante su deseo. Su negocio es prospero y famoso es lo que siempre soñó.
Pero no puede hacerse cargo de lo que desea no soporta la mirada de los otros. No quiere sentir culpa ¿Que hace con eso? Solo intenta una tibia intervención utilizando sus influencias que no resolverá nada.
Esta interrogación y culpa que siente, es posibilitada por la interpelación a la que lo somete Jedediah cuando lo llama por teléfono desde el museo. Jedediah lo acusa. Confronta a Larry con aquello que perteneciéndole le es ajeno, se presenta el sujeto en acto 4 introduciéndolo al campo de la responsabilidad subjetiva.
Podemos pensar que en la película se interpela al protagonista concediéndole la palabra para hablar en su nombre respecto de su acto. Larry cae en la cuenta de las consecuencias que sus actos produjeron, siente culpa. La culpa depende de una operación simbólica: la interpelación subjetiva
Esta culpa pone en marcha el circuito de la responsabilidad, su respuesta a esa interpelación es: actuar para rescatar a sus amigos de cera en aprietos y sin más dejar todo su mundo para viajar y tratar de rescatarlos
Freud responsabiliza al sujeto de aquello que desconoce de si mismo.
La interpelación es la puesta en marcha del circuito de responsabilidad. Luego la culpa obliga a una respuesta a la interpelación. No hay forma de no responder, pues la interpelación exige respuesta.
La culpa hace a la retroacción, hace que se retorne sobre la acción por la que se ‘debe’ responder. La condición esencial del hombre es el deseo. Si el hombre dividido por el lenguaje habla sin saber lo que dice, aquel deseo lo vuelve responsable de lo que dice.
Cuando Larry comienza las acciones para rescatar a sus amigos, Jedediah
Siente satisfacción ante su objetivo logrado, Larry acepta su responsabilidad.
A Larry le advienen recuerdos que hasta el momento se encontraban reprimidos, siente culpa por haberle soltado la mano a sus amigos asume también su responsabilidad y arriesgar todo para salvarlos. La posición de sujeto exige una ruptura con las determinaciones de la memoria. No hay responsabilidad subjetiva (singularidad) sin culpa (dimensión particular). El sujeto del acto coincide con el de la responsabilidad subjetiva. La responsabilidad subjetiva es otro nombre del sujeto, del sujeto en acto.
Responsable es aquel de quien es esperable una respuesta.
5) Nadie es ético, solo existen actos éticos, o no, en la vida, por otro lado como dice Fariña “los actos éticos solo se pueden realizar en soledad” Entendido en el sentido singular de un acto. Se puede decir que la decisión que toma Larry permite el despliegue del eje universal-singular, es un acto ético 5 El acto ético es de carácter suplementario respecto de la moral ya que ningún sistema ético puede colmar el horizonte ético. En tanto horizonte de deseabilidad del accionar humano, la dimensión ética no tiene que ser confundida con las continencias históricas en que encarna sus fantasmas
“siempre se trata de una puesta en juego entre lo universal-singular de la especie, realizado sobre una superficie particular” 6 Lo universal -singular no tendrá sentido sin lo particular pero no se puede asilar lo singular
“La única cosa de la que se puede ser culpable, al menos en la perspectiva analítica es de haber cedido en su deseo” 7
Se puede decir que la decisión que toma Larry permite el despliegue del eje universal-singular, es decir, es un acto ético. No se apoya en la conducta, sino en el sentido. No importa cómo o qué se hace, sino desde qué lugar.

Notas
[1] Calligaris, C.: La seducción totalitaria. En Psyché, 1987, pág. 2.
[2] Ídem.
[3] Alemán, J; Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga, 2003, pág. 17.
[4] D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006, pág. 145 y 146.
[5] Fariña, J. M.; Del acto ético (Cap. VI) En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires, 1998, pág.87 y 88.
[6] D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006, pág.155.
[7] D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006, pág 157.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: