por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

FACULTAD DE PSICOLOGÍA

Psicología Ética y Derechos Humanos

Fariña, Juan Jorge Michel
CAT: I

Segunda Evaluación

Alumnas: D ´Alessandro Marianela Nº Libreta: 29.582.792/0

Perrupato Sofía Nº Libreta: 33.174.472/0

Comisión: 8
Docente: Noailles Uriburu, Gervasio

Segundo cuatrimestre- 2010


Consigna de Evaluación

1. Escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre. Justifique su elección.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

1.La decisión de Ibbieta es asumir su responsabilidad frente al deseo de sobrevivir a cualquier costo , deseo inconciente que se hace presente cuando decide no dormir para aprovechar esas horas de vida que le quedan antes de la ejecución y (deseo) que lo interroga en la situación frente a la cual se responsabiliza. Esa situación se divide en dos, una primera en la cual Ibbieta cree estar haciéndoles una “jugarreta” a los falangistas cuando les dice que Gris estaba en el cementerio, la segunda cuando se entera de que realmente estaba en el cementerio y esto lo interroga sobre su responsabilidad; no porque justo estuviera Gris en el cementerio, lo cual se debe al azar sino por haber respondido la verdad (no porque lo fuera, sino por haber respondido) y que detrás de esa broma hubiera un deseo de vivir aunque sea hasta que los falangistas volvieran; que el deseo de vivir es a cualquier costo significa que deseaba que fuera Gris en vez de él el que muriera, por eso dijo que Gris estaba en “el cementerio” (pudiendo elegir cualquier otro lugar) Por su reacción al final de la obra puede entenderse que decide asumir su responsabilidad, se muestra dividido al conocer su deseo, en vez de ocultarlo justificándose: “Justo se fue a ese lugar” o “Dije cementerio por decir, es lo primero en que pensás cuanto te acosa la muerte” . Hay en esa risa/llanto una singularidad, donde el sujeto está en completa soledad, reconociéndose un sujeto dividido por el deseo y en ese acto acepta y se responsabiliza de él, es un acto que angustia y a su vez alegra en una reacción única de ese sujeto.
Tomando la película “XXY” y como personaje a Kraken encontramos una decisión parecida a la de Ibbieta, desde sus efectos. Kraken que deseaba tener una hija “normal”, empieza a asumir su responsabilidad ante ese deseo cuando decide dejar a Alex decidir, cuando nunca antes lo había hecho por estar determinado inconcientemente. Cuando Kraken descubre a Alex penetrando a Álvaro se ve interpelado, la pregunta que puede hacerse “¿Es mi hija?” lo remite a los momentos en que la trató como a una niña (o ahora como a una adolescente) y frente a esto busca en un cajón en su habitación unos recortes de diarios sobre (nos enteramos después) un hermafrodita ; los recortes indican que no es la primera vez en que se ve interpelado, pero que pudo ignorarlo hasta este suceso. Kraken va a seguir “escapando” a su deseo hasta que dice algo y ya no puede volver a atrás, se entera de que unos chicos abusaron de Alex, va a buscarlos y mientras ahorca a uno y le pega al cirujano dice “¡El que vuelve a tocar a mi hijo…”; no hay forma de borrar esas palabras, queda paralizado, se detiene y se va, es a partir de ahí que empieza a dejar que Alex decida. Podemos asumir que al decir “hijo” frente a esas personas en calidad de sociedad (Otro) ya no puede negar que siempre lo trato como a una hija pudiendo tratarlo como a un hijo, esta interpelación da lugar a la responsabilidad, solo asumiendo su deseo puede dejar a su hijo decidir ser varón.
2. El circuito de la responsabilidad consiste en dos tiempos (y un tercero que puede aparecer o no, en el cual el sujeto se responsabiliza frente a un deseo inconciente). En el primer tiempo (T1) hay una persona que realiza una acción calculada desde la razón. En un segundo tiempo (T2) un suceso interroga la acción calculada del tiempo uno, tiempo que queda resignificado, esa acción estaba determinada por un deseo inconciente (egoísta, sádico, perverso o incestuoso ) y el sujeto es responsable de la puesta en acto de ese deseo (aunque puede responder sin responsabilizarse). El circuito puede presentarse de la siguiente manera:
T1= Kraken trata a Alex como a una “hija normal” frente a todos para protegerla de la opinión de los demás. Kraken dice “Mi hija…”
T2= Kraken descubre a Alex penetrando a Alvaro, “¡El que vuelve a tocar a mi hijo…”
Interpelación: “¿Mi hija?”
T1 Resignificado: La acción de Kraken (T1) estaría determinada por el deseo egoísta de tener una hija normal, la protección compulsiva marca cierta hostilidad inconciente hacia Alex.
Puede tomarse como manifestación de ese deseo una situación en el comienzo de la película, Kraken (que es biólogo) está cortando una tortuga muerta, abre una parte de ésta, la mira y hace una pausa, luego dice con un tono apagado: “Hembra”.
3. Tanto el azar como la necesidad conforman el campo de determinación que es constitutivo del sujeto. La responsabilidad es la posición que el sujeto toma respecto de ese campo de determinación. Nuestro personaje Kraken tiene una postura frente al hecho azaroso (casual, accidental, fortuito) como lo es tener un hijo/a hermafrodita, lo que los médicos llaman ambigüedad genital. Esta posición está representada por su deseo inconciente de tener una “hija” mujer. Alex es tratada desde siempre como una persona del sexo femenino. Es nombrada como tal (a pesar de la ambigüedad de su nombre), es presentada ante los demás como “hija” y llamada en todo momento como tal (“ella es Alex; mi hija”). Está medicada para detener su virilidad, y se puede ver una posibilidad de operación ante la visita de una pareja “amiga”, la cual uno de ellos es cirujano. Se ve claro en la película, el deseo de ambos padres de tener una hija mujer, en la escena donde Kraken le cuenta a su esposa que vio a Alex teniendo relaciones sexuales con Álvaro (hijo de la pareja que está de visita) como un hombre (Alex penetra a Álvaro).
Escena: Kraken le dice a su esposa: “Los ví, los encontré juntos, Alex y el varón… ella estaba arriba rompiéndole el culo al hijo de tus invitados, ¿te alcanza o queres que te lo dibuje?... Si no era este pibe iba a ser cualquier otro… No va a ser una mujer toda la vida. No te hagas ilusiones nunca va a ser una mujer aunque un cirujano le corte lo que le sobre.
Damos paso aquí a un interrogante: ¿Por qué debería sobrarle algo?, Alex puede llegar a ser un hombre, esta posibilidad esta teñida (en un primer momento) por el deseo de sus padres.
Esta puesto el azar en función a una necesidad (forzosa, inexorable, rigurosa) de tener una hija mujer. El sujeto aparece entre el azar y la necesidad.
Podemos ubicar el azar desde otra perspectiva y decir que el mismo se puso en juego cuando Kraken descubre a Alex teniendo relaciones con Álvaro. No había por parte de Kraken una sospecha como para estar espiando, simplemente los encuentra producto de la casualidad. Se produce algo con esas huellas que deja el azar.
4. Se puede ubicar en el personaje de Kraken un sentimiento inconciente de culpa, que conlleva un monto significativo de angustia que se impone como una forma de respuesta a una interpelación. Alguien es designado y debe responder desde esa asignación. Kraken se ve interpelado cuando ve a su hija/o Alex teniendo sexo como un hombre. Se podría decir que se desprende allí una pregunta por la responsabilidad que no supone un cuestionamiento a la persona sino la interpelación al sujeto; se trata de un deseo inconciente. Siempre que se produce una interpelación (sorpresa, interrogante; obligando a retrotraerse fundando otro nivel que estaba latente) hay culpa. La misma es estructural y es el “pago” por el acceso al deseo. Existe una deuda (el deber responder). No hay responsabilidad subjetiva sin culpa.
Kraken luego de descubrir a Alex con Alvaro, se vuelve a unos recortes periodísticos que conserva en uno de sus cajones, en su intimidad, sobre un caso parecido al de Alex. A partir de allí se encuentra con esta persona, quien en el momento de su nacimiento tiene los dos sexos, es operado de recién nacido, transformándose en mujer, y luego, ya de grande, decide hacer la transformación de mujer a hombre. El mismo Kraken va a buscarlo y este le cuenta su experiencia.
Vemos como se despliegan en Kraken la aparición de ciertas defensas yoicas como podría ser la negación, acompañada de la proyección, presentándose como figura de la culpa. Esto se da como ocasión para tener una guía de rastreo de la responsabilidad oculta. Es un modo de comprobar la presencia de una responsabilidad pendiente.
Al poco tiempo después de nacer Alex, sus padres deciden dejar Buenos Aires para instalarse en una cabaña aislada en las afueras de Piriápolis (Uruguay). El objetivo seria que Alex creciera protegida, sin los prejuicios del entorno. Se puedo pensar a raíz de este acto que existen prejuicios propios y que son proyectados al exterior. Así como también en cierta forma mantener la ilusión (de manera inconsciente) de tener una “hija normal”. Son ellos mismos que se aíslan y no permiten que Alex hable con nadie respecto al tema de su sexualidad. La propia Alex dice: ¿Si soy tan especial porque no puedo hablar con nadie?
Aparece nuevamente la negación junto con la proyección, en la escena de la charla que Kraken tiene con su esposa después de haber visto a Alex con Alvaro teniendo relaciones.
Escena: Kraken le dice a su esposa: Los vi, los encontré juntos… a Alex y al chico…
Su mujer le responde con un interrogante: ¿Cómo juntos? ¿Haciendo qué?.
Kraken se incorpora y continúa…. No sé, yo me fui… Ella… estaba arriba…
Su esposa dice: No entiendo… A lo que Kraken contesta: Rompiéndole el culo al hijo tus invitados. ¿Te alcanza o queres que te lo dibuje?... Si no era este pibe iba a ser cualquier otro… Sabíamos que esto iba a pasar, no va a ser mujer toda la vida.
Y le pregunta a su mujer: ¿Qué queres decir con normal?, a lo que su esposa le contesta: No, no dije nada.
Todo esto hace que ambos se vean enfrentados a lo que más temían; que Alex explore y pueda decidir sobre su sexualidad, no a favor de su deseo.
Si bien que exista interpelación no lleva necesariamente a un cambio de posición subjetivamente diferente, en nuestro personaje, se puede advertir una cambio de posición frente a su deseo (tener una hija normal y mujer). Al final de la película kraken le dice a Alex que puede elegir lo que quiera ser (más allá de que este o no presente en Alex una decisión sobre si misma). Kraken ya no se esconde aquí en los genes, ni el azar ni en la necesidad.
5.El deseo de una “sexualidad normal” es estructural, por lo tanto estamos ante una singularidad que se refleja todo el tiempo en “XXY”, en el castellano no hay manera de nombrar a un hermafrodita -solo podemos decir “él” o “ella”- por eso la existencia de Alex enfrenta a sus padres todo el tiempo con la falta de normalidad sexual, y frente a eso no pueden responder más que con un deseo de normalidad (es eso lo que Kraken proyecta en su esposa “¿Qué queres decir con normal?”), el acto ético necesario para poder hacer algo frente a este agujero moral implica una creación, aceptar el deseo de una sexualidad moral (un código de la sexualidad que diga “que hay que hacer” como el libro “El origen de los sexos” que parece aludir a “El origen de las especies”) como propio y frente a la propia sexualidad para poder hacer algo con eso. Y aún va más allá la película demostrando lo universal en esta singularidad, no es solo porque Alex sea Hermafrodita que los padres enfrentan la sexualidad como anormal, los padres de Álvaro (y él mismo) – como un reflejo de los padres de Alex- no pueden aceptar su homosexualidad porque también los interroga sobre la existencia de la sexualidad normal; la sexualidad como universal rompe el universo particular: “todos tenemos pito o vagina”; “en el sexo el hombre elige a una mujer y la mujer a un hombre”; “si tiene vagina es mujer, si tiene pito es hombre”- con una singularidad, pero para que esta singularidad pueda constituir un nuevo universo es necesario un acto ético y un sujeto que sea capaz de soportarlo. La condición de Alex está excluida del universo de sentido, es una paradoja en la cual solo hay dos caminos: negar su esencia (“normalizarse” aceptando la operación según el deseo de sus padres, también puede “dejar de existir”) o soportar cuestionar las determinaciones de sus padres y la moral que lo excluye; esa posición lo diferencia de Álvaro que solo obedece, quien es incapaz de cuestionar a sus padres, negando a la sexualidad como una singularidad se justifica con las palabras de su padre “No soy puto, estoy enamorado de Alex, quien es mujer”, hace ley a la pareja paterna y a la sexualidad normal, negándose a si mismo como sujeto, conserva el universo moral destituido (porque no puede explicar lo que le pasó) imponiendo una ley particular (heterosexualidad) como ley del todo. Negar la sexualidad como universal/singular es el efecto particularista que se manifiesta en la película y como tal tiene consecuencias: las dos familias dejan de reflejarse negando su condición de ser o siendo sin condición.

Bibliografía

-  D’ Amore, O.: “Responsabilidad y culpa.” En La transmisión de la ética. Clinica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
-  Freud, S.: (1925) “La responsabilidad moral por el contenido de los sueños.” En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.
-  Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). “Veinte años son nada.” Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
-  Miranda Gil Sebastian y alumnos del curso de verano. Clase homenaje a Lewkowikz: Paradoja, infinito y negación de la negación. Curso de verano 2004, asignatura Psicología, Ética y Derechos Humanos, Facultad de Psicología, UBA.
-  Mosca, J. C. (1998). “Responsabilidad, otro nombre del sujeto.” En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

Anexo: escenas de la película XXY (y comentarios de estudio)
Al principio de la película está cortando una tortuga mira hacia abajo, hace una pausa y dice “Hembra”
Se enoja con la esposa porque trajo al cirujano, ella le dice “Yo no soy el enemigo” responde “¿No?” La esposa le dice que Alex no está tomando las pastillas, él le dice que no lo sabia, suspira y mira la foto de “su hija” (en la foto Alex tiene alrededor de 5 años y parece una nena, esta sonriendo)
Libro “El origen de los sexos”
¿Qué paso?  fue un ¿qué te hizo Bando? (intuye que Bando sabía y dijo algo)
Ellos nos tendrían que pedir disculpas a nosotros
Tu hijo es un traidor (le dice al padre de Bando que dijo “Llevatela, hay demasiadas especies en extinción acá”)
¿A quien le contaste? Alex “a Bando nada más”
Alex al padre “¿Si soy tan especial porque no puedo hablar con nadie?”
Sin los corticoides va a dejar de desarrollarse como mujer, se va a virilizar
Ve a Alex penetrando a Álvaro y camina pensativo, luego en la casa saca los recortes de diario sobre otro hermafrodita. Luego en su pieza sigue pensativo
Habiendo visto la preferencia sexual de Álvaro se enoja con Ramiro por la prepotencia en que esté lo obliga a tomar, cuando Ramiro dice “Algo hay que tener en la sangre” (parece querer decir que tomar es de machos, obligando al hijo a serlo) En ese momento vuelve a enojarse con la esposa diciendo delante de todos que se fueron de BS AS para alejarse de gente de ese tipo (proyecta)
Escena en la que le cuenta a la esposa que vio a Alex con Álvaro:
Kraken está acostado en la cama la esposa pregunta “¿que paso?”
K_ Los encontré juntos
A quien?
K_ a Alex y al chico, Álvaro
¿Como juntos?
K Juntos, sí juntos
¿Haciendo que?
K (se incorpora, se le hace insoportable contar esto) No se, yo me fui. Dice en un suspiro “arriba”
¿Qué?
K Ella, estaba arriba
¿Quien no entiendo?
K Rompiéndole el culo al hijo de tus invitados ¿te alcanza o queres que te lo dibuje? (ella baja la cabeza angustiada) si no era este pibe iba a ser cualquier otro
Hay basta Kraken
K (suspira) sabíamos que esto iba a pasar, no va a ser mujer toda la vida ¿Qué queres decir con normal?
Que?
K Dijiste normal
No no dije nada (proyección de nuevo)
K No te hagas ilusiones, nunca va a ser una mujer, aunque un cirujano le corte lo que le sobre (¿le sobra el pito? No debería tenerlo) ¿Cuándo fue que les dijiste? ¿antes de que vinieran? ¿Vinieron por eso?
No quería que lo conocieran, nada más, no estoy loca (empiezan a hablar como si Alex fuera varon) Hablá vos con él (K se queja con la boca) ¿Y si ella quiere? (K se ve desesperanzado en toda la charla) (la mira a la mujer y se va)
K va a buscar al hombre del periódico (era hermafrodita y lo operaron como mujer pero el eligió ser hombre y lo volvieron a operar) que trabaja en una gasolinera, tarda en darle las llaves, lo mira con extrañeza (como imaginándose a Alex en ese hombre) el hombre mientras limpia el vidrio ve los periódicos K los saca rápido entonces le pregunta que quiere, K dice: “tengo una hija, un hijo”
H “te tengo visto, ¿ya anduviste por acá no?
K sí

K ¿Y si no es así? ¿Si me equivoque?
H ¿Por dejar que elija? (K asiente con la cabeza) ¿Vos sabes cuales son mis primeros recuerdos? Las inspecciones medicas, yo creía que había nacido tan horrible que me habían tenido que operar 5 veces, antes de cumplir 1 año, a eso lo llaman normalización, no, esas no son operaciones, es una castración eso. Si lo operaban hubieran hecho que tenga miedo de su propio cuerpo y eso es lo peor que se le puede hacer a un hijo (asiente mucho, mientras mira las fotos de cuando era niña el hombre)
K va a buscar a Alex a la casa de la amiga
A me miras distinto
K estas más grande
A y si estoy grande por qué no me dijiste para que venia esta gente
K porque no lo sabia
Después del abuso
K tranquila mi amor todo va a estar bien
A ¿que va a estar bien? (K mira para abajo y se va a pegarles a los que se abusaron de la hija)
K está ahorcando al abusador principal: ¿Por qué no te metes conmigo? (Ramiro intenta detenerlo y K le pega a él también) ¿Basta vos decís basta? Vos sos igual que ellos peor que ellos ¡El que vuelva a tocar a mi hijo… (Se interrumpe sorprendido de lo que dijo, y se va)
K se dirige a la comisaría para enfrente piensa y se va, en el camino pasa a buscar a Ramiro (que se volvía a pie) y le cuenta sobre el nacimiento de Alex:
K lo sospechaba antes de que naciera, querían autorización para filmar el parto, declarado de interés medico, informado al consejo de ético, en fin. Dijimos que no a todo… a los dos días nos dijeron de operarla, dijeron que no iba a tener ningún recuerdo de nada, más allá de las cicatrices (se muerde los labios) Sully estaba asustada, yo la convencí para que no le hiciéramos nada, era perfecta, desde el primer momento en que la vi, perfecta
En el cuarto de Alex está mirando como duerme y “ella” despierta:
A ¿Qué haces?
K te cuido
A no me vas a poder cuidar siempre
K (dice que no con la cabeza) hasta que puedas elegir
A ¿qué?
K lo que quieras
A y si no hay nada que elegir? (K la mira y mira para abajo, Alex le da el libro) lo termine
K ¿te lastimaron?
A no…hiciste la denuncia
K no, es una decisión tuya, si queres la hacemos, pero es tu decisión (mira para abajo y niega o sacude la cabeza) se va a enterar todo el mundo
A que se enteren (K asiente varias veces)

NOMBRES DE PERSONAJES PRINCIPALES
Ramiro- Esposo de Erica, cirujano, padre de Álvaro
Erica- Esposa de Ramiro, madre de Álvaro
Álvaro- Hijo de Ramiro y Erica
Kraken- Padre de Alex
Suli- madre de Alex
Alex- Hermafrodita posición de varón homosexual
Bando- amigo de Alex, le rompió la nariz



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: